edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
Mensajes que animan a la integración

BBVA y Sabadell, una unión de 40.000 millones acariciada desde Bruselas

logo FG se va sin firmar una operación grande. Su heredero acaricia la redención sabiendo que De Guindos vería con buenos ojos la integración con un Sabadell sin rumbo y extraviado en Reino Unido

Juan José González
Pasados ya los efectos propios de la resaca provocada por los resultados de las pruebas de resistencia, recientemente publicadas por la Autoridad Bancaria Europea, le llega el turno a la fase de introspección, en este caso, de las interpretaciones y derivadas que se hayan producido una vez calmadas las aguas. Porque a los informes técnicos de las pruebas van (o vienen) acompañados de tres anexos explicativos, siendo el primero de estos el que suele dar lugar a profundas charlas en los consejos de administración. En esta ocasión, el sector `estresado´ español ha contado con Santander, BBVA, Caixabank y Sabadell, mientras quedó fuera Bankia por estar inmersa en la fase final de integración de BMN. También Bankinter pasó las pruebas, pero no de la EBA sino las que realiza el BCE, ambas idénticas. Las opiniones de expertos analistas, así como la de alguna autoridad política europea, han sido, en términos generales positivas, valorando el trabajo desarrollado por los bancos españoles en los últimos 18 meses y reconociendo, también genéricamente, que sus gestores estaban cumpliendo con los deberes. Avances en niveles de solvencia, incremento de capital y eludir las zonas de peligro marcadas por la ratio CET1 de calidad de capital y el de implantación de Basilea III o `fully loaded´, sirvieron de nuevo para clasificar y situar a cada entidad en su sitio. Lo cual no significa que la situación de todos los `estresados´ sea la conveniente aunque a tenor de las cifras se muestre correcta. Es decir, mientras Santander y Caixabank se mueven por las zonas más templadas y tranquilas fijadas por la EBA, Sabadell y BBVA en cambio, viven más cerca del peligro, de ahí que las autoridades ya piensen en una posible solución, habida cuenta que el mal, en forma de riesgo, persiste.
Leer más...

Las brutales oscilaciones de precios en el mercado del gas evocan la quiebra de Amaranth y suscitan incertidumbre

logo Una semana de tensión en los contratos provoca una avalancha especuladora en el NYMEX

Carlos Schwartz
“El mercado de futuros del gas siempre ha sido una encrucijada de la especulación pero esta semana subió un 18% el miércoles fijando un precio superior a los 4,8 dólares por millón de BTU para caer un 14,4% la víspera en torno a los 3,90 dólares por millón de BTU y desatando una ola especulativa que dio entrada a los inversores de a pie para jugar contra el precio del combustible”, de acuerdo con una fuente de una gran empresa petrolera con intereses en el gas natural. El NYMEX es el gran mercado de futuros para materias primas operado por CME Group de Chicago. Las explicaciones iniciales para la escalada repentina de los precios fue un pronóstico de invierno duro este año en Estados Unidos. Sin embargo, desde que el gas obtenido por la explotación no convencional en las cuencas estadounidenses tiró abajo los precios en ese país, el deporte favorito de los especuladores ha sido apostar en contra del gas porque se daba por descontado que la abundante oferta mantendría los precios sofocados, sobre todo en ese mercado. De tal suerte que la suposición de que el salto en los precios haya sido obra del hombre del tiempo parece poco seria. Algunos analistas un poco más ingeniosos han pensado en otra posibilidad, más acorde con la naturaleza altamente especulativa de este mercado. 
Leer más...

España paga 90 millones al día en intereses de la deuda

ICNR

España se sitúa como el undécimo país del mundo con mayor volumen de deuda pública y el pago de los intereses de la deuda pública alcanzó los 32.935 millones de euros en 2017, lo que representa el 2,6% del PIB y un desembolso de unos 90,2 millones de euros al día, frente al desequilibrio no financiero de 4.143 millones de euros, el 0,5% del PIB.

Leer más...

Toque de Tentenublo

Decreto bueno, bonito y barato

El otoño neurótico está dejando paso a una práctica legislativa inapropiada que se convierte en moda por su uso reiterado. La praxis en cuestión es el reflejo fiel de la rabia y calentura propias de las decisiones mal razonadas, o alumbradas en caliente, más producto de un pronto irracional que de una lógica mesurada. Cuando surge un problema, como cuando se abre una herida, se aplica un decreto-ley y punto. Es la solución cataplásmica más socorrida y fácil hoy día en manos, siempre, del poder ejecutivo.

Con la escopeta cargada -de decretos- no hay opositor ni oposición que se resista. Tan sólo un problema: hay que identificarlo, señalar la pieza o el objetivo a batir y dispararle un decreto. Por decreto. La forma infame de gobierno conviene últimamente en aplicar este remedio terapéutico a todo: que si unos muy altos jueces incendian el hipotecario, decreto que te crio y punto. Que si el diésel y los coches no nos dejan respirar, se fija un plazo -los días contados- y el decreto decreta que en breve no habrá ni diésel ni motores de combustión. Y así todo.

Los funcionarios solicitan una subida salarial por decreto, y otro tanto con la jornada laboral de 35 horas, también por decreto. El salario mínimo, el Presupuesto del Estado, la liga de fútbol, el final de la educación concertada, todo contará a su debido tiempo con su debido decreto. La práctica se extiende como una mancha de aceite de oliva virgen extra, alcanzando a las extras de las pensiones, al equipaje de mano sin coste en las low cost, o al peaje en las autovías. Y si hay que regalar una radial se hace por decreto.

Es la metodología de la autoridad competente que convierte sus deseos en esa forma prescrita de disposición legal que acaba en un consejo de ministros y que finalmente sanciona un rey. La fórmula es tóxica por imperativa y reiterativa, un abuso por uso. La facilidad, rapidez, soltura y fuerza de promulgar que tiene el decreto no la tiene otra orden ni bando ni nada. De ahí que el decreto sea tan apreciado. Además es barato, no cuesta nada: y si sale mal, un contradecreto corrige o anula al anterior y punto. Ahora bien, no estaría de más exigir una memoria, por ejemplo, económica, del coste o beneficio del final del diésel o del motor de explosión. Sería la única forma de justificar la existencia de todos los decretos.

Leer más...
Observatorios

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...