edición: 2490 , Lunes, 18 junio 2018
Bancos y empresas temen una subida fuerte

Último aviso del BCE a las empresas para que reduzcan su endeudamiento

logo Un año es el plazo más idóneo, según las autoridades monetarias, para que bancos y empresas se preparen para una subida de tipos

Juan José González
Se termina la financiación a coste cero, llega el final del dinero `gratis´, agitada la nueva época por el cambio de rumbo de la política monetaria aplicada bajo la batuta del Banco Central Europeo. Las empresas, tampoco la economía en el sentido más amplio del término, van a dejar de disponer de ese viento de cola que empujaba la financiación barata y a buen precio. Las empresas parecen haber aprovechado los tiempos de crisis para reducir deuda, de modo que en la medida de su menor endeudamiento también han reducido sus riesgos de exposición a las subidas de tipos. No es sin embargo, una afirmación que se pueda generalizar puesto que algunos sectores, como el sector bancario, siguen afectados por el exceso de deuda y por las fuertes provisiones que deben llevar a cabo dado el mayor peso de los activos tóxicos en sus balances. Por tanto, las autoridades supervisoras ya han comenzado a `meter prisa´ o presión, que viene a ser lo mismo, sobre algunos bancos que siguen manteniendo un elevado nivel de endeudamiento. Tampoco quiere decir que las entidades bancarias y también muchas empresas no financieras, se hayan dormido en los laureles de la financiación barata, a tipos de interés negativos. Prueba de ello es la reducción de la deuda empresarial desde 2010 hasta 2017 en cerca de 40 puntos porcentuales. Es por ello que no se puede decir con rotundidad que las empresas hayan dejado pasar la oportunidad de reducir deudas con el precio del dinero más bajo de la historia. Ahora las autoridades monetarias apremian al sector bancario para que busque alternativas que ayuden a sumar rentabilidad en su negocio, y a ser posible, antes de que se produzca una primera subida de tipos, entre otras cosas, porque para esto último queda, al menos, un año.
Leer más...
OBSERVATORIO DE COYUNTURA

China: en la prosperidad y en la adversidad

Servicio de Estudios de CaixaBank
La economía china se encuentra en pleno proceso de transformación de su modelo productivo y transita hacia un crecimiento más sostenible, impulsado por el consumo y los servicios en detrimento de la inversión y el sector manufacturero.1 Este proceso de transformación se espera que vaya acompañado de una desaceleración del ritmo de crecimiento. 
Leer más...

Los datos acumulados desde el estreno de la MIFID II señalan un crecimiento de operaciones opacas

logo Los reguladores controlan la aplicación de la nueva versión de la directiva para evitar huecos jurídicos

Carlos Schwartz
 La nueva directiva de instrumentos en los mercados financieros conocida por sus siglas como MIFID II ya acumula un semestre de rodaje y algunas de los resultados preliminares indican cambios que no estaban en las previsiones de los reguladores y que despiertan no sólo curiosidad sino también la idea de que puede haber cambios de criterio. El regulador francés, la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) ha detectado en sus estadísticas un inesperado crecimiento de las operaciones desarrolladas a través de los denominados internalizadores sistemáticos. Con este nombre se definen técnicamente aquellos operadores que contratan valores para la compra o la venta fuera de los mercados regulados directamente en las cuentas de clientes. La nueva directiva permite operar con cuentas de clientes fuera de los mercados regulados, por ejemplo a los bancos. Pero mientras de un lado se ha intentado reducir el volumen de las operaciones 'over the counter' (OTC) es decir los acuerdos bilaterales de compra venta al margen del mercado por parte de las sociedades de valores y otros agentes, los denominados 'broker dealers', se ha creado un espacio en el que los bancos pueden hacer operaciones opacas entre partes. 
Leer más...

Toque de Tentenublo

El truco de prometer nada

La llegada de un nuevo responsable a un departamento ministerial, ha venido acompañada habitualmente de nuevas expectativas, nuevos aires, se entiende que benefactores, a favor de los propios intereses, en este caso, de las compañías energéticas. Otro asunto es que posteriormente se cumplan en algo, en parte, en todo o en nada las esperanzas. El energético es un asunto pendiente en este país, tan acostumbrado a pasar la pelota al siguiente, al vecino o a quien sea. Pendiente es para el Gobierno dibujar un camino, una vía para impulsar las nuevas energías, aspecto en el que España parece sufrir un cierto retraso.

El Gobierno es el encargado de definir ese camino para fijar eso que llaman reparto de las cargas del “mix energético”, paso sin el que difícil será el desarrollo de las energías renovables, esas, las mismas, con las que llenan sus bocas los políticos cada vez que hablan de eso, de energías. Todos o casi parecen estar de acuerdo en algo básico: que el cambio climático es un hecho, es cierto, y que las emisiones de gases de “efecto invernadero” necesitan un tratamiento y cumplimiento inminente y serio. Y lo contrario es la catástrofe.

Ahora bien, algunas cosas son tan evidentes como que la desaparición del carbón, obsesión europea, como fuente contaminante, puede ser un hecho a la vuelta de la esquina. Como también es un hecho que las energías eólica y solar, cuya aportación industrial va en aumento, no será suficiente como para sustituir al carbón. Luego, aquí se plantea una primera incógnita a despejar y a la que ningún Gobierno ni institución política común se atreven a arriesgar una solución.

Así llega la nueva responsable al Ejecutivo, Teresa Ribero, encargada, según parece, de crear expectativas al sector pero con la imposición de sus superiores de no poner nombres ni apellidos, ni cifras ni fechas. Nada de leyes de “cambio climático” o de “transición energética”, no vaya a ser que luego pasen lista de los asuntos pendientes. Se puede, si acaso, abrir algún pequeño melón para debates que no van a ningún sitio, como es pronunciar las palabras "energía nuclear", que ya veremos, o hablar de la "caducidad" de las térmicas, también que ya veremos. Pero como se le ocurra a algún nuevo responsable ministerial mencionar una cifra o fijar una fecha, que se dé por muerto. Porque lo prometido es deuda y hay que cumplirlo. Por eso, de prometer, nada de nada. Ese es el truco.

Leer más...
Observatorios

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...