edición: 2246 , Viernes, 23 junio 2017
Tiempo de pasar factura a la Unión

La salida británica facilitará la presencia de españoles al frente de instituciones 

logo La coyuntura de las negociaciones del Brexit, oportunidad para situar candidatos en los engranajes económicos de la UE

Juan José González
Convertida España en socio secularmente de segunda fila o división a tenor de su paupérrima presencia al frente de órganos de gobierno y de decisión en las instituciones de la Unión Europea, parece llegada la hora de aprovechar la coyuntura de la negociación del Brexit y hacerse con algún sillón bien colocado en las alturas. Lo cierto es que las plazas de mayor influencia y relevancia en el complejo sistema de órganos de decisión europea se han resistido tradicionalmente a los representantes españoles. La ausencia endémica de españoles al frente de instituciones comunitarias, por habitual, puede decirse ya que, por defecto forma parte de la tradición europea. Que el último puesto de relevancia ocupado por un español en una institución clave de la Unión, como es el gobierno del Banco Central Europeo (González Páramo, año 2012) dice mucho de la ineficacia de la diplomacia política española (de su Gobierno) al parecer incapaz de negociar y hacer valer un bien ganada reputación de socio activo europeo como también de socio alineado con la línea dominante en la Unión, Alemania.
Leer más...

El Grupo Wanda pide la suspensión de cotización de una filial tras caer un 10% en bolsa

logo El regulador chino pide a los bancos revisar el nivel de endeudamiento con las grandes corporaciones

Carlos Schwartz
La corporación del magnate chino Wang Jianlin propietario del club de fútbol Atlético de Madrid pidió suspender la cotización de Dalian Wanda Film, su única filial en bolsa. El valor cotiza en el mercado de Shenzen y caía el jueves un 10% cuando la corporación pidió la medida extrema. Jianlin salió a la palestra para desmentir que los bancos acreedores hayan filtrado una nota en la cual afirman que se iban a deshacer de bonos de Dalian Wanda. La versión se extendió por Internet en la mañana. Los bonos de la filial inmobiliaria del grupo cayeron por la tarde un 2,5% en los mercados chinos. Esta es la primera filtración formal sobre el excesivo apalancamiento del grupo con fuerte proyección internacional. Poco después de que Jianlin desmintiera la información un funcionario del supervisor, la Comisión de Regulación Bancaria (CRB), dijo que el cuerpo estaba preocupado por “los riesgos sistémicos” de algunas grandes empresas y hasta qué punto dichos riesgos se pueden extender a otras instituciones como los bancos más pequeños. Otra fuente en un gran banco en Pekín dijo que la CRB había instruido a las instituciones de crédito para que revisaran sus posiciones acreedoras frente a cuatro empresas por el alto nivel de endeudamiento de las mismas. Las empresas son Dalian Wanda, Fosun International, y el conglomerado HNA entre las cotizadas y la aseguradora no cotizada Anbang.
Leer más...

Toque de Tentenublo

Las `posverdades´ del auditor

Dice un auditor, obligado en estos días de resoluciones drásticas y peores calores, que sus informes bancarios deben observar escrupulosa sutileza de la cosa tratada, que es necesario agudizar el ingenio para que la luz que ilumina cifras y calificativos de las cuentas no llegue a dañar el papel, pupilas ni herir la sensibilidad de las entidades auditadas porque, de lo contrario, se generaría un malestar de espanto, en tanto que por espanto se entiende la estampida de la clientela y sus depósitos.

Cae uno en la cuenta que ni los médicos ni los asesores fiscales tampoco los profesores ni los mecánicos manejan el arte de la palabra, el eufemismo, como los auditores. Ni siquiera la clase política les llega a la suela del zapato. El auditor no manipula la información con voluntad de hacerlo, es decir, con dolo. Su opinión informa sobre lo que ve, se limita a poner nombre a las cifras, y en su oficio se paga (y no vean como) eso, la sutileza. No se puede, está prohibido alarmar, meter miedo, sembrar temores... imposible llamar a las cosas por su nombre. Se valora el eufemismo. Entonces ¿Cuál es el problema? Que todo es relativo.

Que algunas verdades de las cuentas de un banco venido a menos -ya a nada- "generen malestar en la banca" es eso, expresión del grado de sutileza que nos puede llevar a la ruina a nada que la Bolsa pille que de sutileza nada. Me pregunto si la tal sutileza no es en esencia una manipulación de la verdad, de la opinión pública, de los ahorradores. Debe serlo, claro: es eso que ahora llaman `posverdad´.

Uno, en esa manía animal -costumbre- trata de encontrar sentido a las cosas e intenta hacer una interpretación seráfica, pues escaldado en varias batallas del mercado -Terra, Valores Santander, Bankia, Afinsa y ahora Popular- la verbalidad, la sutileza del auditor de turno le suena a lenguaje de madera, retórica oxidada que tiende al engaño; que es engaño. En la era de la posverdad, del reinado del eufemismo y de la manipulación de los hechos no debería haber lugar para los auditores. Saldrían mejor las cuentas. Nos engañarían menos y nuestros depósitos estarían más seguros. Seguro.

Leer más...
Observatorios

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...