edición: 2475 , Lunes, 28 mayo 2018
La salida de FG sería inmediata

El mercado ve más cercana la fusión BBVA-Bankia con un cambio político

logo Operación corporativa bloqueada por Francisco González, considerado por el Partido Popular y por el Socialista como ”un banquero incómodo”

Juan José González
Francisco González nunca ha sido bien visto en Moncloa. Conocedor de su condición de persona non grata en medios del Partido Popular en el Gobierno, FG vive una situación difícil desde hace varios años por su falta de conexión con su paisano presidente del Gobierno y también gallego Mariano Rajoy. Una distancia que no ha dejado de crecer pero que se ha agrandado aún más desde que Rodrigo Rato, ex vicepresidente del Gobierno con Aznar y principal valedor y padrino del banquero le apoyase para hacerse con la presidencia del BBVA allá por 1996 en lugar de Francisco Luzón. Desde entonces FG es un personaje incómodo e indeseado por el Partido Socialista como desde la imputación de Rato lo es también del Partido Popular. Desde ese año el banquero ha sorteado numerosas vicisitudes políticas aunque también ha disfrutado de momentos dulces, incluso los accionistas vascos del banco le han dejado las manos libres para que hiciera un banco más rentable y también más grande. Pero ahora los accionistas del banco quieren hacer balance y se encuentran con que ni sus acciones valen más ni el banco ha sabido aprovechar las oportunidades de un mercado que vive un proceso de concentración en los últimos años. Los ejercicios pasados no han sido un paseo sencillo para FG ni para su equipo, que han comprobado la escasa aportación a las cuentas de las inversiones -apuestas corporativas- decididas por el actual consejo de administración. En otras palabras; la estrategia de FG y su consejo no han cubierto los objetivos ni las expectativas y el banco permanece anclado en una posición con futuro incierto. Como incierto es el horizonte que se le presenta a FG si, como resultado de la actual inestabilidad política regresa a Moncloa el partido que le ha visto, y le sigue viendo, como "un banquero incómodo".
Leer más...

Los grandes bancos europeos coinciden en la inminencia de una consolidación creciente en el sector

logo La franja media en las entidades financieras bajo presión mientras las tecnologías exigen dimensión

Carlos Schwartz
“Se verán consolidaciones porque con la tecnología en banca se necesita escala. Pero en Europa la política se esta haciendo cada vez más nacional y fragmentada mientras que la tecnología se está hacienda cada vez más global y sin fronteras”, afirmó el consejero delegado del Instituto Internacional de Finanzas, Tim Adams, durante los dos días de las jornadas de primavera del 'lobby' de la gran banca internacional. La percepción de que las grandes fusiones bancarias están en la  agenda del sector quedó en evidencia la pasada semana cuando la prensa se hizo eco de una supuesta aspiración de Barclays de buscar una fusión con Standard Chartered en una operación que podría superar los 60.000 millones de libras. El consejero delegado de Standard Chartered, Bill Winters, que asistió a las jornadas admitió que la hora de las fusiones bien puede estar de regreso, aunque sugirió que no entre su banco y Barclays. Los ejecutivos de banca señalaron que las entidades no están obteniendo retornos sobre activos por encima del coste medio de los recursos que está en el 8%, lo cual puede empujar a las fusiones en especial en la franja media de la banca que se es la que enfrenta una mayor presión sobre sus márgenes.
Leer más...
OBSERVATORIO DE COYUNTURA

Sincronización mundial de los precios de la vivienda: causas y consecuencias

Servicio de Estudios de CaixaBank*
Después de tocar suelo en el año 2014, el precio de la vivienda en España lleva varios años aumentando. Este crecimiento está siendo especialmente pronunciado en las principales ciudades españolas. En particular, en el 1T, los precios de la vivienda en Barcelona y Madrid crecieron un 8,2% y un 10,3% interanual, respectivamente, muy por encima del promedio de España, del 2,7%.
Leer más...

Toque de Tentenublo

Tarifas políticas

Se ha convertido en una costumbre. Forma parte de un grupo de prácticas frecuentes y asentadas en la sociedad, hasta el punto de que ya supera, incluso, a la propia costumbre y se convierte en hábito. Las vicisitudes políticas se diría que están a la orden del día. No son nuevas, siempre han estado ahí. Lo que sucede es que ahora se les dota de dimensión, volumen, talla, peso y además se les asigna una valoración en términos económicos, en cifras, en moneda de curso legal. Tan sólo exhiben un pequeño defecto, una irregularidad: que la factura por los daños que suelen causar no se devenga en términos económicos sino tan sólo de reprobación pública social, lo cual parece poco.

Una suerte de responsabilidad laxa que condena pero que está exenta de devengo o multa. Responsabilidad líquida, que no deja huella en el `Debe´ que ahí está y ahí se queda, sólo para que conste. A la crisis catalana, provocada mucho por unos y menos por otros, pero por todos, se le imputaron costes del orden de los 7.000 millones de euros. A la corrupción de ayer y de hoy se le quieren cargar otros 5.000 millones de euros. Y parece ser que la moción de censura que se mastica en estas horas causará al ya muy exigido PIB un deterioro contable de 4.800 millones de euros. Se miden los impactos de la incertidumbre política en puntos porcentuales -y sus millones correspondientes- en términos de PIB. 

Por si no fuera suficiente, a los motivos políticos de tales pérdidas (más bien perjuicios) los observadores convienen en sumarles también los quebrantos propios de la pérdida bursátil en términos de capitalización, y que, en la sesión del viernes pasado se valoró en unos 10.000 millones de euros. La moción de marras y el ruido e incertidumbre subsiguiente ha provocado una subida de la prima de riesgo de unos 20 puntos que también tiene su traducción en millones, habida cuenta que también acaba impactando en el PIB (0,1%) por valor de 1.165 millones de euros.

A los condenados por corrupción se les aplican penas de cárcel e indemnización correspondiente. Aquí la responsabilidad es pública y nominal y además se materializa en dinero, es tangible y la pagan los condenados, los liantes, es decir, sus responsables. Pero los liantes de los otros líos, políticos en su mayoría, sólo parecen llevar en sus `penas´ sanciones o escarmientos verbales, lo cual parece escaso dado el perjuicio y los efectos negativos en términos económicos. Quedarían de esta forma sin recargo en efectivo, sin moneda, algunas prácticas `alegres´ como una ocasional moción de censura, la subida de los riesgos y los daños y perjuicios que les siguen. Parece como si la práctica política se hubiera convertido en un deporte gratuito para quien la practica y sólo financiado por los espectadores. Y no es justo. Deberían tener su tarifa.

Leer más...
Observatorios

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...