edición: 2890 , Viernes, 24 enero 2020
La nueva ministra ha reforzado la vigilancia sobre la compañía

Endesa comienza el desmantelamiento final del negocio, ahora con un inventario laboral

logo Primero vendió las filiales más rentables, después segregó las renovables en Enel Green Power, y ahora, inventariada la plantilla, procederá a su reducción

Juan José González
Los dueños italianos de Endesa, Enel, propietarios del 70% de la energética, han comenzado a levantar el campamento, no se sabe si para darle el pase con la venta parcial o total de su participación, o bien para ir reduciendo poco a poco su actividad hasta que le resulte atractiva para alguno de sus competidores. Y ha comenzado por el principio, como corresponde a una salida ordenada de los activos, una limpieza legal (eso parece) de costes y que en esta ocasión corresponde a la fuerza laboral, la plantilla, los trabajadores. Endesa da empleo a 8.800 personas y el ahorro que pretende la compañía energética italiana alcanza al 11%, es decir, unos 1.000 trabajadores. Se trata de una oferta de la compañía que pretende ser de ejecución inmediata, en las próximas semanas, unos dos o tres meses. Un programa de indemnizaciones orientado a los empleados mayores de 50 años. Es un desmantelamiento claro si se tiene en cuenta que la eléctrica ya ha comenzado la limpieza hace años, primero con la venta de activos y ahora con la pretendida salida del 11% de la plantilla. Un plan del que se dice se encuentra en una fase inicial, ya que este primer ajuste laboral se tiene en la casa como una especie de "operación piloto". El ministerio del ramo, ahora Para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, lleva observando los movimientos y las decisiones de los italianos, obviamente, más allá de la expatriación de dividendos.
Leer más...

El cierre de Continental en Cataluña subraya la transición de la industria de componentes

logo El paso de los motores de combustión a los híbridos y eléctricos tropieza con una caída en las ventas

Carlos Schwartz
Continental Automotive, uno de los grandes fabricantes globales de componentes para motores y neumáticos, anunció esta semana su decisión de vender su planta en Rubi, Cataluña, y ha comunicado a los sindicatos que esa venta se hará sin plantilla. La empresa afirmó que ha mantenido conversaciones con tres interesados en sus activos industriales, de acuerdo con la información de los sindicatos. El grupo alemán, que fabrica desde neumáticos hasta sensores y equipa motores, compitiendo con Robert Bosch, ZF y Schaeffler, sufre al igual que todo el sector de componentes y partes una “alteración sin precedentes” en la medida que sus clientes abandonan la combustión interna “haciendo obsoletas de forma creciente buena parte de su propiedad intelectual y capital físico”, de acuerdo con una opinión de analistas de Morgan Stanley. “Los fabricantes de automóviles y en especial sus suministradores han estado añadiendo capacidad productiva preparándose para un mercado que produciría cien millones de coches al año, pero ocurre que la producción se ha quedado en 90 millones al año en 2019”, de acuerdo con un analista de Citi. 
Leer más...

El Banco de España dice que controlar el precio del alquiler ayuda pero tiene efectos adversos

ICNR

La entidad advierte de que pueden subir las rentas en los lugares no regulados y crear una división entre los que se benefician y los que no. El Banco de España considera que los controles de precios en el mercado del alquiler atacan de forma directa el problema de las subidas de rentas a corto plazo. No suponen enormes cantidades de recursos públicos como crear un parque público. Y ayudan a las familias jóvenes a planificar y tomar decisiones sabiendo que el coste de la vivienda no se le disparará. 

Leer más...

Galán aplaude las vicepresidencias de Calviño y Ribera

ICNR

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ve de forma muy positiva la constitución del Gobierno en España, particularmente por el "refuerzo" que representa elevar a vicepresidentas a las ministras de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Leer más...

Toque de Tentenublo

La elasticidad del salario mínimo

Visto que el desafiante veredicto de la destrucción de 125.000 empleos (o más) proferido por servicios de estudios privados y públicos de gran solera, un año después de la puesta en marcha del nuevo salario mínimo no ha tenido ningún efecto, los responsables con capacidad para modificar las normas laborales han vuelto a la carga y lo han subido de nuevo. Se diría que el fiasco amenazante que se cernía sobre el concepto salarial ha sido fallido y sus detractores parecen haber pinchado en hueso.

Así permanecen afásicos y taciturnos los santos protectores de la moderación que han dejado a un lado, visto lo visto, las dolientes advertencias sobre la destrucción de empleo a cuenta del pernicioso aumento del salario mínimo. Recordar aquí que fue la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) la que apuntó que era poco menos que imposible barruntar el impacto negativo, automático e inmediato, de la subida. Y luego, pasados ya unos meses y varias campañas de esas de empleo temporal, sin que la cosa haya certificado un desastre, habrá que concluir que los santos protectores de la moderación han errado.

Por tanto, y a la espera de que la ciencia económica logre inventar, crear o dar con un modelo analítico que pruebe de forma inequívoca que una subida del salario mínimo se corresponde con una destrucción del empleo, habrá que estar a la realidad, que no es otra sino que las revisiones razonables del citado índice salarial ni crean ni destruyen empleo, sino que redundan en una mayor actividad económica, por ejemplo, por la vía del consumo privado. Y aquí es donde sí parece que algún organismo público cuenta ya con datos que lo acreditan.

Es probable que, como todo en este sistema capitalista mixto evolucionado (o revolucionado) sea objeto en la actualidad de una revisión para su adaptación a una nueva realidad. O es probable que algunos oligopolios que dominan los mercados (léase hipermercados) hayan visto en las reiteradas manías de los gobernantes de hoy con el salario en cuestión, una amenaza al dominio de los precios, de su formación, reduciéndolos para la compra en origen e `inflacionándolos´ según convenga a las cuentas de resultados. Este punto, de manifiesta ilegalidad competitiva, debería ser vigilado por las mismas autoridades que nos quieren proteger y nos suben el salario mínimo. A por ellos.

Leer más...
Observatorios

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...