edición: 3074 , Lunes, 26 octubre 2020
Entre ola y ola de la pandemia sólo caben medidas paliativas

Los planes de estabilidad económica vienen con subidas de impuestos, como en EE UU

logo Los Gobiernos aplazan la venta de brotes verdes mientras los mercados se mantienen volátiles, sin rumbo y con los resultados trimestrales como catalizador de la temperatura real de la crisis

Juan José González
La segunda ola de la pandemia ya está aquí en plenitud de facultades y llega con los daños incorporados, destruyendo brotes y expectativas que ya comenzaban a ser descontadas el pasado verano, cuando algún dirigente demasiado optimista (o víctima de su ignorancia) dio por finalizada la batalla contra el virus. Y los daños en la economía muestran la necesidad de, ahora sí, la aplicación de medidas paliativas previas a un plan de estabilización obligado para relanzar la actividad. Los daños de esta segunda ola, sumados a los causados por la pandemia en la primera, así como el escaso período de tiempo entre una y otra, si es que ha habido tiempo, no va a permitir, si quiera la contención de algunos desequilibrios, ya galopantes, como el crecimiento de la deuda pública, el desempleo, la morosidad y las décimas de menor crecimiento del PIB del estimado inicialmente, al principio de la pandemia. La segunda ola quiebra cualquier esperanza de comenzar una fase de estabilización antes de que finalice el año, no hay tiempo porque la crisis, la recesión, demanda medidas urgentes. Incluso, las reformas más necesarias van a tener que ser aplazadas hasta bien entrado el próximo ejercicio, o quizá para el otro, 2023. Y todas las medidas que apruebe el Gobierno en las próximas semanas hasta que termine el año, no conseguirán la visibilidad suficiente como para que los inversores recuperen la confianza y los ciudadanos se animen a consumir.
Leer más...

Liberty hace una oferta sorpresiva por la siderúrgica de Thyssen Krupp sin que conste su financiación

logo El grupo británico que pretendió adquirir la planta de San Cibrao a Alcoa quiere acumular activos

Carlos Schwartz
Liberty Steel es una empresa del sector del acero que tiene activos en Reino Unido, Australia, Estados Unidos e India. Forma parte del grupo del empresario británico Sanjeev Gupta que constituye un conglomerado que va de la siderurgia a la energía y el aluminio y que opera bajo el nombre de GFG Alliance, en el cual no hay una estructura jurídica definida sino que es un cajón de sastre en el que se incluyen los variados activos que la familia agrupa. Gupta que amasó su fortuna en el trading de materias primas comenzó la construcción de su conglomerado industrial variopinto hace poco más de cinco años, aunque como parte de su desarrollo adquirió un banco en Reino Unido, Wyelands Bank, que juega un papel clave en la financiación de sus adquisiciones y su reestructuración de acuerdo con fuentes de medios financieros, lo que ha desatado el afán clarificador de los reguladores financieros del Reino Unido. Mientras tanto se desconoce el precio que Gupta ofertó por la planta siderúrgica de Thyssen Krupp, compañía que inició sus actividades en el sector en el corazón del Ruhr en 1811. De acuerdo con la documentación mercantil y las estimaciones de fuentes del sector del metal y la energía los activos reunidos por Gupta son del orden de los 20.000 millones de dólares, pero carece de una plataforma en Alemania, la principal economía de Europa.
Leer más...

Toque de Tentenublo

Habas contadas

Los novios han comenzado a profundizar en la compleja fase que les llevará, si llegan a entenderse, a la culminación del cortejo. Unicaja y Liberbank acaban de entrar en harina, ven y analizan papeles de sus cuentas más recientes e intercambian preguntas que no pueden quedar sin contestación: en esta fase hay que contestarlo todo, no valen excusas y además hay que ser sincero. Y en caso de dudas hay que aportar pruebas.

Los novios que lo fueron y se dieron un tiempo, hoy se sinceran en un ejercicio de transparencia y lealtad. En el pasado no parecían maduros para la operación, para la boda. Pero ahora, un baño de realidad y números les ha empujado a tantear el matrimonio. Y es que la necesidad hace milagros en tiempos difíciles. Las dos entidades bancarias han perdido el tiempo en estos últimos meses, parados casi un año y medio desde la ruptura de relaciones, del fin del noviazgo.

Las cifras de Unicaja y Liberbank destacan su diferente talla: más balance y más valor para el banco andaluz, lo que indica una primera posición de Unicaja cuya valoración sería superior al asturiano Liberbank. Sin embargo, a estas alturas de la película cuentan otras cuentas. Y mucho. Por ejemplo, los riesgos y sus coberturas, los créditos dudosos y los célebres adjudicados `ladrillosos´ que tanto daño ocasionan en los balances, en el negocio típico, el comercial, los préstamos, en fin... lo que hace que los bancos sean diferentes de sus competidores.

En principio, allá por mayo de 2019, momento de la ruptura de negociaciones, Unicaja sacaba ventaja a Liberbank, iba mejor el negocio y las perspectivas también. Pero la pandemia ha hecho de las suyas y parece que los asturianos se mueven bien y son más rápidos, han espabilado; se han puesto las pilas. Y quién lo diría, pero hoy la ecuación de canje parece estar más cerca del equilibrio entra las dos entidades. Eso sí, unos y otros se han citado estos días para ver cartas, para ver resultados trimestrales y avances de cierre anual. Esa será la valoración real a la que deberán decidir si dan el sí o siguen perdiendo el tiempo. Al final, las cuentas son eso, habas contadas.

Leer más...
Observatorios

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...