edición: 2982 , Viernes, 5 junio 2020
17/03/2011

A cuartos para soñar con la Décima

Antonio Cubero
El Real Madrid supera después de seis ediciones el maleficio de los octavos de final de la Liga de Campeones tras imponerse claramente al Olympique de Lyon en un estadio Santiago Bernabéu que se quitó la tensión de la incertidumbre de la eliminatoria con olés a su equipo sólo cuando Benzema logró el segundo gol y los franceses bajaron la guardia y para unos minutos después mostrar la bandera blanca de la rendición cuando Di María cerró la festiva noche con un tercer tanto. Pero el pase a cuartos para empezar a soñar con la Décima empezó a labrarse con Un golazo de Marcelo, en el minuto 36, da ventaja tras una primera parte en la que el Madrid salió lanzado, luego dominaron los franceses en el centro del campo, aunque con escasa pegada ante Casillas, y, en el último cuarto de hora, volvió a mandar el equipo de Mourinho con un par de ocasiones que detuvo Lloris, convertido en la figura del Lyon.

El Madrid ya está de nuevo entre los ocho mejores de Europa. Para ello ha tenido que atravesar por el ridículo de la larga travesía de siete años. Una maldición de la que el madridismo representado anoche por un Bernabéu temeroso al principio y jubiloso al final, se liberó de la mano de José Mourinho, quien con la clasificación para los cuartos de final en el bolsillo recordó que "somos el Real Madrid, es normal que nos clasifiquemos para los cuartos".
Mañana viernes en la localidad suiza de Nyon será el sorteo de cuartos de final, y el Madrid estará junto a tres equipos ingleses (Chelsea, Manchester United y Tottenham), un italiano (Inter de Milán), un alemán (Schalke 04) un ucraniano (Tsarkthas) y, por supuesto, el Barcelona. Un cartel de lujo donde todo el mundo asegura que las ‘peritas en dulce’ en los bombos son el Tottenham y el  Schalke de los españoles Raúl, Jurado y Escudero, pero con las semifinales a la vista los pequeños siempre se agigantan.

El partido no fue brillante. Tuvo demasiadas imprecisiones en los dos equipos. El Madrid, con un Marcelo espléndido toda la noche, solamente se gustaba y hacía vibrar a la genete cuando reposaba su juego olvidándose del fútbol directo con el que quería solventar la eliminatoria por la vía rápida. Cristiano Ronaldo despejó a última hora la margarita y se decidió a jugar, fue el primero en poner en apuros al meta rival al filo de le media hora y se retiró al banquillo en el minuto 72 cuando Benzema marcó el segundo gol. Tampoco puede pasar por alto el juego violento de Pepe, quien se libró de la tarjeta roja con una patada al aire a un adversario que nos recordó a su triste episodio con el getafense Casquero en nuestra Liga ace un par de temporadas.
 
Y como colofón a una noche feliz, un detalle hermoso de señorío y madridismo: el gesto de los jugadores blancos hacia el barcelonista Abidal, que hoy será operado de un tumor en el hígado. Un sincero apoyo a un rival en unos momentos tan delicados que el Bernabéu supo sellar también con el cariño de una cerrada ovación.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...