edición: 3025 , Viernes, 7 agosto 2020
23/11/2010
OBSERVATORIO FISCAL

A cuenta de los dividendos

DATADIAR

Según el art. 25 de la Ley del IRPF, los dividendos tienen la calificación de rendimientos íntegros de capital mobiliario, ya que se obtienen como consecuencia de la participación en fondos propios de una sociedad. Como luego aclararemos, la Ley del IRPF vigente supuso un cambio en el sistema de integración de los dividendos en la normativa tributaria, en relación con su imputación y la posible aplicación de la deducción por doble imposición interna. De hecho, en el ámbito del IRPF ha desaparecido la aludida deducción por doble imposición de dividendos si se fija un sistema de tributación en la renta del socio. Por lo tanto, desde el ejercicio 2007, a la hora de imputar los dividendos percibidos ya no se utilizan los coeficientes de integración ni los porcentajes de deducción anteriores.

Ahora, se crea en el art. 7.y) de la Ley del IRPF una exención a los primeros 1.500 euros que de perciban para de esta manera paliar la desaparición en la normativa de la ya referida deducción. En definitiva, ahora, en la renta del socio persona físicas sólo tributarán los dividendos que excedan de esos 1.500 euros.

Sin embargo, hay que especificar que esta exención se aplica a algunos tipos de rendimientos, los dividendos propiamente dichos, las primas de asistencia a juntas, participaciones en los beneficios de cualquier tipo de entidad, y los rendimientos procedentes de activos que por los estatutos o por los órganos sociales, implique la participación en beneficios u otro tipo de renumeraciones distintas a la dimanante de una relación laboral.

Además también recordar que esta exención se aplica tanto a dividendos procedentes de entidades residentes como no residentes.

Otro tema que también en ocasiones suscita cierta controversia es el momento en que se deben imputar los dividendos en las respectivas declaraciones del IRPF de los socios.

El art. 14 .1.a) de la Ley del IRPF, establece que los rendimientos de capital mobiliario se imputarán al período impositivo en que sean exigibles por su perceptor.

Lo anterior traducido a los dividendos de sociedades mercantiles, supone que se imputarán en el año en que la Junta apruebe la distribución de los mismos. Por lo tanto, si en la Junta del 2010 los socios de la sociedad deciden repartir dividendos, éstos se deberán imputar al ejercicio 2010 y por lo tanto, deberán ser declarados por los socios en la declaración del IRPF del 2010, tiendo en cuenta la exención para los primeros 1.500 € (art. 7.y) LIRPF).

En cuanto a las retenciones, éstas se deberán realizar por la sociedad por el importe íntegro o bruto del dividendos, sin tener en cuenta la exención en los primeros 1.500 €. Así lo exige el art. 93 del Reglamento del IRPF. El tipo fijo de la retención es del 19% sobre el importe bruto o íntegro total del dividendo.

Equipo jurídico de Datadiar.com

Consultas Vinculantes

Tributación en IRPF de indemnización percibida por la extinción de la relación laboral de un alto directivo por causas ajenas a su voluntad. D.G.T. C, (26/07/2010).
Extinción de la relación laboral de Alta Dirección el 2 de enero de 2010 por causas ajenas a la voluntad del directivo consultante. Tratamiento fiscal que, a efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, debe darse a las diferentes indemnizaciones y conceptos retributivos percibidos. Respecto de la “indemnización correspondiente al periodo comprendido entre el 1 de mayo de 1975 y el 31 de agosto de 1995, por los servicios prestados a la sociedad dentro de la relación laboral común” (150.500€), en la medida en que dicha relación laboral común se encontrase en suspenso, en el momento de extinguir la relación laboral especial de Alta Dirección, resultará de aplicación lo dispuesto anteriormente de forma que gozará de exención el importe establecido con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores. Una vez superado tal importe, el resto de la indemnización estará plenamente sujeta, y no exenta, al Impuesto y a su sistema de retenciones e ingresos a cuenta, calificándose como rendimiento del trabajo y pudiendo resultarle de aplicación el porcentaje de reducción del 40 por 100 previsto en el apartado 2 del artículo 18 de la LIRPF por tener un período de generación superior a dos años. Por último, las cantidades satisfechas al consultante en concepto de “salario de dos días correspondientes al mes de enero de 2010” (787,47€) y “bonus generados por el consultante durante 2009” (20.000€) estarán plenamente sometidas al Impuesto como rendimientos del trabajo y, en consecuencia, a la práctica de retenciones a cuenta de dicho Impuesto.

Cada socio deberá imputarse la parte de la ganancia patrimonial correspondiente a la indemnización sustitutoria del derecho de reversión, en función de su participación en la sociedad civil. D.G.T. C, (02/08/2010).
La sociedad civil de la que es socia la consultante (con una participación del 6,67 por ciento) se constituyó en escritura pública en 2003 mediante la aportación por los socios del derecho de reversión sobre unas fincas expropiadas y determinadas cantidades en metálico. En virtud de auto judicial dictado en el ejercicio 2007 se determinaron los criterios para la fijación de la indemnización sustitutoria del derecho de reversión a favor de la sociedad civil, por imposibilidad de revertir «in natura» las parcelas expropiadas, especificándose concretamente su cuantía mediante auto judicial de 2009. Tributación en el IRPF de la consultante del cobro de la indemnización sustitutoria por la sociedad civil. Debe tenerse en cuenta que las sociedades civiles no constituyen en sí mismas contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, sino que se configuran como una agrupación de contribuyentes que se atribuyen (tributando en su respectivo impuesto) las rentas generadas en la entidad, tal como establece la Ley del Impuesto en sus artículos 8.3, 88 y 89. De acuerdo con el apartado 3 del último de los artículos citados, la renta obtenida por la sociedad se atribuirá a los socios según las normas o pactos aplicables en cada caso y, si éstos no constaran a la Administración tributaria en forma fehaciente, se atribuirán por partes iguales. Por tanto, en el caso consultado, cada socio deberá integrar en su impuesto sobre la renta la parte de la ganancia patrimonial que corresponde a su porcentaje de participación en la sociedad.

Tribunales

No se ha demostrado que la Fundación no se encuentre correctamente inscrita en el Registro correspondiente. Procede el régimen fiscal especial. Tribunal Supremo. Sentencia 15 de julio de 2010.
Las Fundaciones y asociaciones de utilidad pública son entidades sin fines lucrativos que gozan de exención parcial en el Impuesto sobre Sociedades, junto con otros beneficios fiscales específicos. Entre los requisitos necesarios para disfrutar este régimen fiscal, las Fundaciones deben estar inscritas en el Registro correspondiente. Debe distinguirse según el ámbito territorial de la Fundación a los efectos de la obligatoriedad de su inscripción en el Registro estatal o en el autonómico respectivo; pero la inscripción de las Fundaciones en el Registro es esencial, de ella depende nada más y nada menos, la adquisición misma de personalidad jurídica. Sólo las entidades inscritas en el Registro pueden utilizar la denominación de Fundación, se deriva una presunción iuris tantum por la que la entidad actora, en cuanto se denomina Fundación está inscrita en el «Registro correspondiente», y como bien se refleja en la sentencia de instancia, la Administración se ha limitado sin más, sin aportar dato alguno o señalar cuál era el Registro en el que debía figurar, a negar la inscripción.

Requisito de afectación para aplicar la exención por reinversión. Tribunal Supremo. Sentencia 15 de julio de 2010.
Los elementos materiales del activo fijo deben ser necesarios para la realización de sus actividades empresariales. Estos elementos se caractericen por la necesariedad de los mismos para que la sociedad realice sus actividades empresariales; actividades empresariales, que ha de ser entendido en su concepto amplio, es decir, de cumplimiento de fines económicos y, también, sociales, si es que por norma legal se impone a la Sociedad.- La «afección» exigida debe entenderse en que de forma concluyente sea preciso para el desarrollo de la actividad empresarial; de ahí, que se exija la «necesariedad».

Tribunales Económico-Administrativos

A efectos de considerar el arrendamiento como actividad económica, no puede entenderse que la arrendadora tenga empleado porque lo tenga otra entidad del Grupo a la que tiene encomendada la gestión de su patrimonio. TEAC R, (30-06-2010).
A los efectos de ver si la entidad arrendadora (que forma parte de un Grupo) tiene o no empleado no se aplica la doctrina laboral del Tribunal Supremo de considerar al Grupo de Sociedades como empleador único por lo que no podrá decirse que la arrendadora tenga empleado porque lo tenga otra entidad del Grupo a la que tiene encomendada la gestión de su patrimonio. La Inspección centraliza los argumentos de su regularización en la existencia de vinculación (Grupo) entre el sujeto pasivo y la sociedad a quien encarga la gestión de su patrimonio, vinculación que no existiría (y, por tanto, no habría regularización por esta causa) si dicha gestión se hubiera encomendado a un tercero independiente. Ahora bien, la existencia de vinculación entre las partes a lo que habilita a la Inspección es a valorar a precio de mercado las operaciones habidas entre ellas pero no de sí, sin acudir a figura alguna (levantamiento del velo, negocio anómalo etc.) a declarar como inexistentes las mismas y/o desconocer la diferente personalidad jurídica existente entre una y otra sociedad. En definitiva procede reconocer la concurrencia en X, S.A. de los requisitos exigidos por el art. 75.1 de la LIS a las sociedades patrimoniales y el consecuente derecho al régimen especial de éstas, debiendo anularse la liquidación impugnada en este punto.

Las notificaciones por comparecencia de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria  se publican exclusivamente en el Boletín Oficial del Estado. TEAC R, (07-07-2010).
De conformidad con el artículo 112.1 párrafo tercero de la LGT, cada Administración tributaria podrá convenir con el boletín oficial correspondiente a su ámbito territorial de competencias que todos los anuncios a los que se refiere el párrafo anterior de este mismo artículo, con independencia de cuál sea el ámbito territorial de los órganos de esa Administración que los dicten, se publiquen exclusivamente en dicho boletín oficial. Por ello, en fecha 7 de marzo de 2007, por medio de Resolución de la Subsecretaría del Ministerio de la Presidencia se da la publicidad al Convenio suscrito entre la Agencia Estatal de Administración Tributaria y el Boletín Oficial del Estado referente a las notificaciones por comparecencia emitidas por la primera de las entidades referidas (BOE n° 69 de 21 de marzo de 2007). Según la cláusula Tercera del convenio “El texto de los anuncios de notificación por comparecencia se publicará cada miércoles en la sección V. 8) «Otros anuncios oficiales» del Boletín Oficial del Estado, ...”

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...