edición: 2825 , Martes, 15 octubre 2019
12/06/2013

A Florentino se le puede desmontar el plan Zidane

Antonio Cubero
El tour de Florentino Pérez por todos los medios de comunicación de Madrid no ha aclarado nada, sino todo lo contrario, en cuanto al proyecto deportivo del Real Madrid en su segundo mandato de su segunda etapa como presidente del club blanco. Un día Florentino habla de él mismo como la sombra alargada de Santiago Bernabéu, que para eso se ha acomodado los estatutos a su conveniencia con el fin de perpetuarse de por vida en el cargo, y al siguiente se baja del pedestal presidencial para coger pico y pala y convertirse en todo un "faraón" ilusionado en transformar el Bernabéu en una majestuosa pirámide comercial en el corazón de La Castellana.

Pero el socio madridista aún está esperando de Florentino algo más que promesas de obras. Espera noticias del fichaje de un entrenador que dirija el proyecto futbolístico a pie de obra. Y también desea altas de futbolistas que le ilusionen de cara a la nueva temporada después de ver cómo queda el equipo después del devastador tsunami Mourinho y el reciente golpe de gran efecto mediático y  deportivo del Barcelona con la poderosa coalición Messi-Neymar. Un dúo que el madridismo espera que su presidente haga todo lo posible por contrarrestarlo con un trío formado por Bale, Ozil y Cristiano Ronaldo.

Es lógico que el madridismo esté impaciente y no comprenda del todo la calma con la que Florentino está manejando los tiempos en las negociaciones con el Paris Saint-Gerrmain por el técnico Carlo Ancelotti y con el Tottenham por el galés Bale.  Como tampoco entiende el pulso del presidente con Cristiano Ronaldo, quien desea que las buenas palabras de admiración de su presidente también vayan acompañadas de una merecida subida de su contrato. Florentino tiene muy mal acostumbrada a su gente. Sabe de sobra que no se conformará tan fácilmente con la repesca de Carvajal, la renovación de Casemiro y la promesa del ascenso de los canteranos Morata y Jessé.

Y en medio de tanta calma, Florentino corre peligro de que se le desmonten los planes iniciales. Pretendía hacer de Zinedine Zidane su mano derecha y general mánager plenipotenciario, pero el francés no le va la moqueta y prefiere enfundarse el chándal de entrenador. Piensa que un aprendizaje como segundo del técnico que venga al banquillo blanco no le vendría mal para su futuro. Y si es con Ancelotti, mejor que mejor.

Eso sí, a Florentino se le da muy bien el papel de transmitir serenidad en los momentos difíciles evitando con hábiles capotazos dialécticos todo lo que sea recordar los tres últimos años con el pobre balance de una Liga, una Copa y una Supercopa de España, bastante distante del brillante registro conseguido por el Barcelona con dos Ligas, una Champions, una Copa del Rey, un Mundial de clubs, una Supercopa de Europa y dos Supercopas de España.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...