edición: 2579 , Lunes, 22 octubre 2018
07/07/2010

A la espuma al final se la lleva el viento...

Carlos Schwartz
La publicación de la operación en gestación por la cual ACS, el holding industrial de La Caixa, Criteria, y el socio provisional CVC lanzarían una Oferta Pública de Adquisición (OPA) sobre el 100% del capital de la empresa de infraestructuras Abertis ha tenido el efecto de incrementar en 24 horas la capitalización de la empresa en liza en 1.000 millones de euros, de unos 8.000 millones a 9.000. Este contrasentido, incrementar el precio de una sociedad que se quiere comprar, tiene la explicación última de que el proceso de maquillaje está destinado no a la OPA sino a la posterior venta de activos y recolocación de acciones. Porque en el horizonte para ACS de lo que se trata es de hacer caja. Y en primer lugar es necesario mencionar a esta empresa porque es la realmente necesitada. Lleva un año intentando la venta infructuosa de su 26% en Abertis sin lograrlo. La solución: una operación de diseño.

El modelo es una compra apalancada con crédito. Una venta de activos no estratégicos -a saber qué quiere decir esto- escogidos por el trío mayoritario. Y luego el pase de acciones a terceros, ya sea por una Oferta Pública de Venta o por la entrada de socios diversos. De lo que se trata es de mantener el precio alto por el mayor tiempo posible. Si se analiza la operación, aquí no se genera valor por ningún lado. Es puro escaparate. Es el modelo clásico de una adquisición apalancada hipotecando activos que se paga a medida que se desguaza la sociedad adquirida y luego se venden acciones del ‘core business’ a los que se pongan en fila. El modelo alimentado por las brillantes cabezas del ex director general de Infraestructuras del Ministerio de Transportes con UCD y luego funcionario de Agricultura hasta 1982, Florentino Pérez, y sus más estrechos colaboradores como los otros ex funcionarios Pedro López Giménez y José Luis del Valle es resultado de la imperiosa necesidad de desatascar la inversión de ACS en Iberdrola.

La operación en la eléctrica supone una pérdida potencial colosal para ACS. Un 10% de la sociedad fue adquirido a 37 euros por acción entre septiembre y octubre de 2006. La compra se hizo financiada por créditos. Iberdrola alcanzó en 2007 una capitalización de 107.800 millones de euros para caer en la actualidad a 31.200 millones de capitalización...

Además de las garantías adicionales que ACS ha tenido que ir desembolsando a medida que el precio de los títulos bajaba, está el problema de que la inversión en la eléctrica no se puede consolidar por puesta en equivalencia con todo lo que ello supone desde el punto de vista contable. Para hacerlo es necesario tener al menos dos consejeros en la sociedad participada o un 20% del capital. ACS no tiene ni lo uno ni lo otro.

El respiro que supondría atenuar el peso de la deuda disuelto en los activos de la sociedad puesta en equivalencia cambiaría el panorama para ACS. Pero las maniobras para lograr colocar dos consejeros para acogerse a esta puesta en equivalencia han fracasado y los blindajes y la posición belicosa del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, lo siguen impidiendo. La otra alternativa es adquirir hasta el 20% del capital, para poder lograr esa puesta en equivalencia. La venta de la participación en Abertis es una búsqueda de los recursos necesarios para salir del atolladero.

El otro socio, Criteria Caixa Corp, quien también hizo caja con sus activos industriales sacando el holding que retiene esas participaciones a bolsa en 2007, cuando la crisis financiera no había desplegado toda su intensidad, es tributario de las aspiraciones de su accionista de referencia, La Caixa. No cabe la menor duda de que Gonzalo Gortázar, un banquero de toda la vida (Bancapital, Bank of America, Morgan Stanley) que maneja los activos de Criteria, ha participado en el diseño de la operación. Pero la inspiración política ha venido de la mano de Isidre Fainé. En 2009, ACS vendió Unión Fenosa a Gas Natural, cuyo accionista de referencia es Criteria-La Caixa. ACS ha propuesto en diversas oportunidades a La Caixa la posibilidad de tomar una mayoría del capital de Iberdrola en forma conjunta con vehículos varios: Gas Natural, Repsol, o ambos, con el objetivo de generar un gran grupo energético español. El famoso campeón nacional energético soñado por el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

Una operación de este tipo supondría liberar a ACS de la losa que ha supuesto la inversión en Iberdrola. Hasta ahora, La Caixa ha esquivado el envite, y los plazos se han ido estirando. Entre otras cosas porque el potencial aliado francés suscitaría otras susceptibilidades políticas y las cosas no están para esas jugadas arriesgadas.

Sin embargo, para esta partida hacen falta bastantes más cartas que las que los jugadores actuales tienen en sus manos. No sólo está planteado el problema de la financiación del proceso. También hay obstáculos políticos. Existe un consenso en Euzkadi acerca de la pertenencia de Iberdrola a la región. Hubo hasta hace no mucho incluso custodios tácitos de esa condición con representación del Partido Nacionalista Vasco y del PSOE. La presencia de Patxi López en Vitoria con el apoyo del Partido Popular ha eclipsado de momento esas estructuras. Pero la presente inestabilidad política de España puede revitalizar esa situación a poco que las aguas se remuevan en el patio nacionalista.

Pensar que una entidad catalana se embarque en una operación del calado de la captura de Iberdrola parecería una ceguera política sin precedentes, máxime cuando las encuestas parecen indicar que en las próximas elecciones catalanas (a realizarse entre finales de septiembre y noviembre) el favorito es Convergencia i Unio. Fainé no tiene aspecto de suicida. Ni lo tiene el consejo de Criteria en general, en el que por cierto no sólo están Isabel Estapé y Javier Godó, sino, además, David Li, presidente del Bank of East Asia.

Estos días en Hong Kong arreciaban los rumores acerca de un potencial acuerdo entre Criteria y el grupo Guoco. Este último ha incrementado su participación en Bank of East Asia (BEA) entre mediados de 2009 y febrero pasado y tiene ahora un 8% comparado con el 4% anterior. Guoco, controlado por Quek Leng Chan, aspira a convertirse en el accionista de referencia de BEA. Criteria tiene el 14,9% del BEA desde 2009. No parece que Criteria tenga el estilo de clavar el estilete a su vecino de banco. Pero el rumor surge sin duda no solo de las ambiciones de Guoco, sino además de la percepción que en los mercados internacionales se tiene de las cajas de ahorro españolas. Aunque se llamen La Caixa. No es menos cierto que La Caixa sabe que se ha desatado un proceso de consolidación bancaria a escala mundial, alentado por el Fondo Monetario Internacional y el Banco de Pagos Internacionales (BIS). España no es ajena a esa consolidación bancaria, y jugar en esa liga requiere liquidez.

En fin, a estas consideraciones se puede añadir que la presidencia de La Caixa tiene una excelente relación con la presidencia de ACS. La compra de Unión Fenosa en 2009 ha sido una expresión de esa complicidad, que ha supuesto un respiro significativo para ACS. Y que el problema que ACS tiene con Iberdrola pero de forma mucho más limitada, porque allí tiene dos consejeros, es el que tiene con la constructora alemana Hochtief. Imposible vender su participación del 29%. Sufriría unas pérdidas difíciles de asumir. Como es lógico, esta situación global está pesando sobre los accionistas de referencia de ACS, el grupo March con el 22,8%, Alberto Cortina y Alberto Alcocer 12,5% y Florentino Pérez con el 11%. Es pronto para hacer un pronóstico sobre cómo saldrá ACS de sus atolladeros.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...