edición: 2494 , Viernes, 22 junio 2018
08/01/2009

A Morales se le atragantan Iberdrola y REE

A.Z.- Sigue los pasos de Hugo Chávez. Y, como a él, sólo la falta de liquidez le para los caballos de la nacionalización. Su avidez sueña con celebrar el tercer aniversario del Gobierno, el 22 de enero, con el banquete de la expropiación del sector eléctrico; ya ha puesto a la mesa oficial las distribuidoras locales de Iberdrola y boliviana Transportadora de Electricidad (TDE) de Red Eléctrica Española. Por ahora, se conforma con mirarlas de lejos: en el Palacio Quemado reconocen que  por más que pudieran optar por la expropiación -ya se lo hizo con ENTEL a Telecom Italia- la digestión y la gestión de las eléctricas no queda a su alcance. Pero arañará más rebajas tarifarias con las que apaciguar a sus huestes y forzar nuevas inversiones para renovar los acuerdos con REE. Como con Aena y Abertis en agosto: paz por más euros.

Evo Morales diseña la refundación de la estatal Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) con la misma escuadra con la que ejecutó la ‘resurreción’ de la petrolera pública YPFB: ideas bolivarianas y dólares y euros de las multinacionales. REE se ha acostumbrado al peaje de las inversones en tierras andinas: más de 65 millones para ampliar la red en seis departamentos desde 1997. La filial supuso en el primer trimestre un 2,1% de los ingresos del grupo y el 3% del beneficio si bien REE ha destacado siempre que Bolivia era el pilar de su expansión internacional. Pero los acuerdos con el Gobierno boliviano sólo le dan estabilidad regulatoria hasta 2009. Y su peaje de inversiones -siete millones de dólares para cubrir en un corto plazo la creciente demanda de energía eléctrica generada por el desarrollo del sector minero en el sur de Bolivia- le parece ahora escaso al Ejecutivo. Aunque no tanto como para forzar un salto estatal.

Ahora que Bolivia prevé un "decrecimiento" del 5% para este año y que Morales necesita una inversión de 1.851 millones de dólares, el gobierno andino embiste contra sus fantasmas internos en las carnes de las multinacionales y -condenado al fuera de juego político y económico- adorna su soledad con la arremetida de incautaciones, cortes de contratos y nuevas nacionalizaciones, que sirve a la mesa aliñadas con la emergencia de la crisis interna. Pero por más que se empeñe en patear el tablero y negar la jurisdicción del Ciadi, la OMC ha avalado a Telecom la demanda a Bolivia ante el CIADI por el pago de 350 millones de dólares como compensación por la nacionalización el pasado 1 de mayo de sus acciones en la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel). Un precedente que le pone fronteras a sus pretensiones. Pero no las anula. El presidente de Fejuve, que el año pasado ya demandó que Electropaz deje el servicio de distribución de electricidad en El Alto y La Paz. Se lo ha dicho a Iberdrola -que controla el 37% de la energía boliviana- con apedreos y boicots. Morales fuerza los caballos de la presión popular. Si no llegan las nacionalizaciones, al menos aspira a  nuevas tarifas y  promesas de inversión.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...