edición: 2494 , Viernes, 22 junio 2018
18/07/2011
BOLSERIAS

A perro flaco, ya se sabe

El Ibex 35 baja 1,44% y cierra en los 9.347,8 puntos
Juan José González

Infausta efeméride que el calendario no olvida. Habrá que reformarlo. Pero la resaca del examen bancario resultó indigesta, particularmente para el sector bancario, lógico centro de atención. En realidad la sesión registró alguna nota de exageración coyuntural aunque al final el acta reflejara que todo queda a la espera del jueves y siguientes. Los mercados dependen de una decisión política, y esta parece que comienza con un primer guiso de voluntades en la próxima reunión de los socios europeos. Ese día puede que sí o puede que no, pero es previsible que algo empiece a cambiar. La renta variable, espectador inquieto y sensible en extremo, no acertó con el peine y la sesión fue una explosión controlada de ventas. El parte de guerra de la jornada para mañana es posible que no sea mejor que el de hoy: riesgo soberano sobre 372 puntos; bono español a diez años en 6,38%; cds escalan 22 puntos y la onza de oro supera los 1.600 euros… Pulgas y más pulgas.
· COTIZACIONES

A los operadores les resultó difícil separar el grano de la paja, imponiéndose un mix de desesperanza y crédito a futuro, en espera de que la semana se despeje por voluntad propia o se produzcan cambios de fondo relevantes. Bankia en capilla, tira los precios para hacerse un hueco. No hay otra forma.

Rodrigo Rato ya sabía –por diablo o por viejo- que las desgracias nunca vienen solas. Incluso es posible que no hayan aparecido todas. Lo cierto es que el mercado estuvo atento a la referencia marcado por el propietario de las acciones para hacerse un hueco en el complicado mercado bursátil. El precio es bajo, lo que puede dar una idea de que, o bien es lo que vale, o bien indica que el recorrido al alza puede ser -y será- relevante, sólo falta conocer el tiempo que tardará en llegar el deseado momento. El ambiente bursátil no es el propicio para celebraciones del tipo de Bankia el miércoles y de Cívica el jueves. Pero así lo han querido sus dueños.

Sin referencias macro en EE UU, tan sólo anuncios de resultados, algunos con sorpresas como el retroceso de Philips, fueron el telón de fondo que formaba el escenario de la jornada. Lo cierto es que en Europa, las pruebas de estrés dejaron una resaca de calado y la sensación compartida de que casi nadie se cree casi nada. Y así, con este caudal de escepticismo la presión vendedora fue la tónica dominante de la jornada. Los más optimistas apuntan a que el jueves puede haber fumata blanca a la situación de rescate griego, y mientras tanto, observan los cambios de algunos valores como una verdadera bicoca ante la que es imposible permanecer impasible.

Wall Street no colaboró, precisamente, con una apertura a la baja, preocupada y tensionada por esos quince días que restan para que republicanos y demócratas se pongan de acuerdo con el techo de endeudamiento. Los índices norteamericanos no pueden vivir en exclusiva dependientes de los resultados empresariales, variopintos a la vez que enseñan que la recuperación se produce a cámara lenta.

Los blue chips del Selectivo español finalizaron con recortes significativos en el caso de los bancos BBVA y Santander, termómetros de la actualidad, mientras que los industriales Repsol, Iberdrola y Telefónica viven distinto avatar, lo que no les exime de un cierto contagio. Tan sólo Grifols apuntaba al verde, con ganancias, jugando otra liga, como Telecinco, en los últimos lugares de la tabla y descontando, según una casa de análisis, que los programas ‘basura’ comienzan a espantar la publicidad de la cadena, o lo que es lo mismo, se cargan algunos ingresos.

En los mercados del resto de Europa, sí se jugaba la misma liga, pérdidas generalizadas de los grandes valores, con los bancarios a la cabeza de los retrocesos.

Y en el mercado de materias primas, recorte para el barril de petróleo Brent, que perdía en la jornada un punto porcentual hasta 116,52 dólares y la onza de oro retrocedía al final de la sesión hasta 1.598,25 aunque con avance en la sesión superior al punto porcentual, en una sesión que conoció máximos de décadas pasadas. En el mercado de divisas, la moneda única se cambiaba en su cruce con el dólar en 1,404 unidades, en línea con la apertura de Francfort. El dólar se cambiaba por 79,09 yenes, mientras el euribor cerraba la sesión en 2,169% y cedió dos milésimas respecto a la jornada del viernes.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...