edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
27/07/2017

A tres años del crash de los precios del crudo las grandes del sector están bajo la lupa de los inversores

Las petroleras anuncian resultados trimestrales esta semana bajo la persistente presión de los precios
Carlos Schwartz
Esta semana comienza la rueda de anuncios de resultados del segundo trimestre por parte de las grandes petroleras multinacionales mientras el precio del barril de crudo está muy lejos de haberse estabilizado. Con alguna carrera al alza y correcciones sucesivas el barril de crudo sigue flotando en torno a los 50 dólares. A comienzos de año parecía que habría una estampida hasta los 60 dólares pero el ambiente se ha calmado. De acuerdo con los informes de los mercados de futuros son ya varias las ocasiones este año en las que las posiciones largas se han convertido en cortas sobre el telón de fondo de la inestabilidad de precios. “Los mercados de futuros están indicando que hay un elemento especulativo en el precio del crudo, el petróleo se ha convertido en una clase de activo para los inversores institucionales. Pero los grandes inversores, los fondos de inversión, que tienen en su cartera títulos de las grandes petroleras están analizando los gastos de capital. No quieren inversiones desmedidas”, señaló a ICNreport una fuente de medios financieros. El final de la caída del precio del crudo desde mediados del pasado año y su mejoría a partir del primer trimestre este año ha supuesto un incremento considerable en los márgenes de las petroleras que a partir del duro verano de 2014 se lanzaron a reducir costes y cancelar proyectos. Pero la paciencia de los inversores institucionales es corta.
Todos se muestran en general satisfechos con el incremento de márgenes porque las grandes del sector comienzan a pagar dividendos con recursos propios y no con deuda y porque logran un margen creciente de financiación propia. La actitud de estos inversores quedó expuesta a la luz pública cuando BP que debe anunciar resultados en breve desató un proceso de adquisiciones que inflaron sus gastos de capital. A raíz de esta política el precio de equilibrio para el barril de crudo de BP subió a 60 dólares y la reacción en febrero tras el anuncio fue una caída del precio de las acciones del 4% en el mercado. La petrolera tomó debida nota y comunicó a sus accionistas que estudiaba la forma de reducir el punto de equilibrio en el precio del crudo a entre 35 y 40 dólares por barril.

Pese a esta vigilancia las petroleras y gasistas convencionales se han embarcado este año en una ola de nuevos proyectos. “Es una reacción en contra de las petroleras no convencionales estadounidenses que han bajado los precios del crudo y del gas y hay un intento por recuperar el terreno perdido. No obstante la inversión es más reducida. Sin embargo los nuevos proyectos son numerosos”, señala una fuente de una empresa de servicios petroleros. Los proyectos nuevos anunciados en el primer semestre del año por las petroleras y gasistas superan a los acometidos en todo 2016 de acuerdo con las fuentes del sector.

ExxonMobil, Royal Dutch Shell y BP han rediseñado proyectos que estaban paralizados para reducir el volumen de inversión pero los han puesto en marcha señala la fuente. El coste medio de los proyectos ha bajado un 40% comparado con los de los proyectos anunciados en 2014 de acuerdo con la consultora del sector Wood Mckenzie. “La toma de decisiones es de todas formas muy selectiva y se busca una reducción drástica de los costes, pero de no hacerlo las grandes estarían dejando a las no convencionales libre el terreno para incrementar su cuota de mercado”, señala una de las fuentes consultadas. Llegar a este punto ha supuesto un proceso de acomodo complejo ya que la mayor parte de los operadores del mercado y analistas, así como los consejeros de las grandes corporaciones consideraron que la caída de los precios del crudo sería un fenómeno transitorio. La demora en asumir la situación erosionó la posición financiera de las empresas y su tesorería más de lo necesario.

En los primeros seis meses de este año de acuerdo con la información de Wood Mackenzie recibieron luz verde 15 grandes proyectos convencionales de extracción de gas y crudo con reservas combinadas de 8.000 millones de barriles de crudo. En 2016 se registraron en todo el año 12 proyecto con 8.800 millones de barriles combinados. No obstante este empujón la actividad se mantiene sensiblemente por debajo de los 40 proyectos de media anuales que recibían aprobación entre 2007 y 2013.

Pero con los precios oscilando alrededor de los 50 dólares por barril cualquier plan de inversión, incluso moderado, parece estar en la cuerda floja porque si el precio del crudo baja las empresas se verán en condiciones difíciles para sostener su inversión. En este contexto los proyectos de mayor riesgo y los que son marginales desde el punto de vista del interés de la empresa quedan detenidos. Esto determina que queden miles de millones de barriles de petróleo sin sondeo de confirmación a la espera de precios que justifiquen una explotación.

Entre tanto, las petroleras convencionales se han acomodado a la estrategia de las no convencionales intentado explotar reservas al menor coste posible y en el menor tiempo posible. A resultas de esta óptica tres cuartos de los proyectos convencionales aprobados este año consisten en la recuperación secundaria en campos ya existentes o a proyectos satélites de plataformas en operación. Esto implica que no se trata de nuevas prospecciones y perforaciones sino que la estrategia pasa por aprovechar lo que hay y sus remanentes.

De acuerdo con la opinión de una fuente en la industria de los servicios petroleros estos proyectos son de muy bajo riesgo y de menores costes porque toda la parte realmente cara de esos pozos ya fue acometida en el pasado. Las empresas de servicios para la industria del petróleo han pagado las consecuencias de la caída de los precios y han sufrido reducciones dramáticas de sus tarifas aplicadas de forma unilateral por la industria ante la caída de los precios del crudo en los mercado mundiales. “No parece que en esta actividad haya una recuperación sólida en el corto plazo”, de acuerdo con una fuente de una empresa de servicios para la industria.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...