edición: 2766 , Martes, 23 julio 2019
25/02/2019
banca 
Si compra Liberbank

Abanca, con 10.600 millones de liquidez, asalta el quinto puesto de la banca española

La asturiana no se toma en serio la oferta del venezolano Escotet. El juego a dos bandas sitúa a Liberbank entre mejorar la posición frente a Unicaja o aceptar el buen precio de Abanca. Es pronto para decidirse
Juan José González
La trayectoria de Abanca en España, cuyo principal accionista es Juan Carlos Escotet, sigue siendo un motivo de estudio y seguimiento por parte de las autoridades locales españolas. Una carrera de crecimiento orgánico mezclado con el corporativo, y beneficios desde 2015 que convencen a las autoridades bancarias, a analistas y al sector bancario. La oferta de Abanca por Liberbank, sin embargo, se resiste en este primer ataque del empresario venezolano, "una propuestas carente de rigor", dicen en Asturias. En todo caso, hay que analizar la trayectoria del venezolano en España para sospechar que la ambición y persistencia del pretendiente por el crecimiento -esta vez corporativo- no se va a detener ante las primeras calabazas del pretendido. La irrupción de Escotet en el mercado nacional, la compra de la gallega Nova Caixa Galicia primero y después de Banco Caixa Geral de Depósitos, no ha pasado inadvertida para la comunidad financiera y empresarial española.
Escotet se ha convertido en el accionista principal de Abanca mediante la adquisición por parte de Banesco (entidad de Escotet) en oferta pública en 2014, de la antigua Nova Caixa Galicia. La entidad ha venido creciendo corporativamente con adquisiciones combinándolas con la generación de resultados orgánicos de calidad, a base de ingresos recurrentes de casi dos dígitos cuando la competencia (medianos e incluso los más grandes) no lograban esos guarismos. El banco creció en los últimos años a golpe de mayores aportaciones de intereses y de ingresos por servicios, en resumen, por la actividad típica bancaria, de la banca minorista.

El sector y los analistas le reconocen al banco de Escotet una buena gestión de precios y un dinamismo comercial indiscutible. Los últimos datos de la entidad, del ejercicio de 2018, muestran una posición sólida en sus saldos dudosos, con una reducción del 30%, que deja la tasa de morosidad en el 3,6%, muy por debajo de la media de sus competidores en España. Su trayectoria de beneficios en los últimos ejercicios -el reciente de 2018- sitúa a Abanca en uno de los mejores puestos del sector con un beneficio neto de 430 millones de euros, cerca del 18% más que el año antes. Otro asunto será que las autoridades que siguen y vigilan de cerca la actividad del accionista venezolano se crean las buenas intenciones del banquero, por otro lado, de trayectoria `limpia´ y ortodoxa como parecen reflejar los resultados de la entidad desde 2015.

Cuando todavía no están cerrados los términos de la operación de compra del portugués Banco Caixa Geral por el banco español, Abanca se dispara de nuevo para cobrarse una nueva pieza: Liberbank. Escotet (Abanca) o Abanca (Escotet) nunca ha dejado de comprar: primero en Galicia, luego en Portugal y de nuevo reincidente en Portugal (marzo de 2018) con la adquisición del negocio minorista de Deutsche Bank. Y así, sin ruido, sin prisas pero sin pausa, el grupo financiero de Escotet se sitúa en el panorama bancario español como uno de los actores más activos y dispuestos a la expansión en el mercado ibérico. Su posición en Portugal tras la adquisición de Banco Caixa Geral de Depósitos le acredita como el séptimo banco español por patrimonio y el octavo en activos, sólo por detrás de los cinco grandes. Pero Escotet aspira a más, habida cuenta que tras la adquisición del portugués ya ha pasado a detentar casi un 10% de la cuota de mercado en España. 

Desde 2015 no ha parado de comprar. Y crecer en generación de resultados, hasta el punto de contar en la actualidad con un colchón de nada menos que 2.100 millones de exceso de capital (CET1 phase del 15%) con el que puede adquirir, como acaba de hacer público, Liberbank o, por qué no, incluso, cobrarse alguna pieza considerada hoy como de caza mayor en el sistema financiero español. La posición de liquidez del banco, unos 10.650 millones de euros, según la propia entidad, le sitúa en una clara posición compradora de lo que desee. 

Es la primera vez que un inversor, una entidad financiera del mercado español como Abanca, pone sobre la mesa (eso parece que hará en las próximas horas) una valoración tan atractiva como seductora de Liberbank, oferta que no está, sin embargo, ha levantado (como en cualquier operación especulativa, y esta encajaría a la perfección) suspicacias en medios oficiales. La figura de Escotet se convierte con las compras en un personaje polémico porque su intensidad compradora, por su capacidad de compra que no deja escapar oportunidades para expandir su marca. Del financiero millonario venezolano se destaca su agresividad financiera: lo que para unos es el aprovechamiento de las oportunidades, para otros es la puesta en práctica de una estrategia de defensa, o, dicho con otras palabras, comprar para evitar ser comprado.

La compra de Liberbank encaja perfectamente en la estrategia de expansión geográfica por la cornisa cantábrica y Extremadura de Abanca, consolida los objetivos del plan estratégico (desconocido) de la entidad para alcanzar los 100.000 millones de cifra de negocio en 2020. Sólo con la adquisición de la red de Deutsche Bank en Portugal y del Banco Caixa Geral en España, el grupo bancario pudo superar a mediados de 2018 los 83.000 millones de euros de cifra de negocio.

En este escenario, cuando Liberbank y Unicaja profundizan en el estudio y análisis de sus interioridades de cara a un posible matrimonio, se presenta un tercero en discordia, Escotet. El millonario venezolano tiene fama de buen pagador, generoso, dispuesto al desembolso de buenos múltiplos (como el de la Banco Caixa Geral de Depósitos del 0,65 del valor de libros) para evitar que no se le escape la pieza. Algo parecido es lo que ahora pretende aplicar en Liberbank. Una oferta a los accionistas de 0,54 euros por acción frente a la cotización actual de 0,17 euros (un 44% más sobre el precio de mercado, es decir; pagar 1.700 millones por un banco que ahora vale 1.202 millones) resulta tan tentador como para no pensárselo y asentir rápidamente. 

Las autoridades españolas no parecen poner pegas a la actividad financiera del millonario banquero, cuya trayectoria de resultados e inversiones no admiten dudas, de lo contrario CNMV o Banco de España ya habrían levantado la voz. Las voces más críticas continúan señalando a Escotet como un personaje más interesado en hacerse millonario que en hacer banca, si bien, hasta el momento parece estar consiguiendo al mismo tiempo las dos cosas.

Se diría incluso que antes de que se arrepientan o malogre la operación. Las autoridades financieras no dudan del millonario, aunque reflexionan "más vale que la oferta contenga un planteamiento de negocio financiero serio..." pues de lo contrario lo único que habría logrado es malear la posibilidad de una operación en marcha (con Unicaja) desvirtuando, por utilizar un término de mercado, el valor de Liberbank, que en las últimas sesiones de Bolsa se disparó desmesuradamente, lo que puede obligar a recalcular las proporciones del canje de fusión con la entidad andaluza en marcha.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...