Acaba la audiencia pública del decreto sobre liquidación y
edición: 2534 , Viernes, 17 agosto 2018
24/06/2015

Acaba la audiencia pública del decreto sobre liquidación y compensación de valores

Los operadores del mercado corren contra el reloj y encaran decisiones sobre su papel en la ECC
Carlos Schwartz
El siete de octubre la Entidad Central de Contrapartida (ECC) española, BME Clearing, incorporará a su funcionamiento las nuevas características del sistema de compensación y liquidación con las que se adaptará a las existentes en el resto de Europa.

El cambio fundamental supone sustituir las referencias de registro por el sistema de control de saldos. Desde sus comienzos hasta la introducción del nuevo sistema en España cada operación estaba vinculada a una referencia de registro que permitía identificar a ambas partes en cada operación. A partir de la introducción del nuevo sistema se pierde la referencia de registro y la operación se individualiza por el control de los saldos en las cuentas de los clientes de la entidad central. La entrada en funcionamiento de este sistema será precedida en un plazo muy corto de tiempo por la aprobación de un real decreto “Sobre compensación, liquidación y registro de valores negociables representados mediante anotaciones en cuenta” que se encuentra en fase de audiencia pública hasta el 30 de junio.

El programa es apretado entre otras cosas porque los operadores del mercado, como las sociedades de bolsa, además de otros partícipes deberán tomar decisiones que implican inversiones considerables según el tipo de contratos que decidan establecer con la ECC. Mientras, en un plazo más corto, BME Clearing va a migrar de un sistema de d+3 a d+2.

Es decir que la liquidación sucederá a la operación en dos días en lugar de los tres días anteriores. Todas estas transformaciones son parte de la trasposición de la nueva normativa europea de los mercados de valores cuya integración está prevista sobre la base del sistema europeo de compensación Target2Securities estrenado el pasado lunesy al que España recién se incorporará en 2017. El proyecto de real decreto que las fuentes del mercado consideran que se aprobará sin mayores cambios establece en su núcleo que: “Una vez que la entidad de contrapartida central acepte las operaciones, las registrará en sus libros de acuerdo con sus propias reglas, novará las operaciones aceptadas, convirtiéndose en comprador para el vendedor y en vendedor para cada comprador, y asignará la posición de compra y de venta de cada transacción en la correspondiente cuenta abierta en el miembro compensador en cada caso designado, quien asumirá frente a la entidad de contrapartida central la obligación de su liquidación”.

La entidad de contrapartida central calculará para cada cuenta abierta por cada miembro compensador las posiciones de valores y efectivo en cada sesión de liquidación dando origen a instrucciones de liquidación netas o brutas, en función de los criterios que tenga establecidos y enviarán instrucciones de liquidación al depositario central de valores, que en el caso español sería Iberclear. Para los operadores del mercado el real decreto establece la posibilidad de ser miembro compensador de la ECC, y o partícipe, y dentro de esta última categoría podrá desempeñarse como liquidador y registrador, o simplemente como registrador.

En el caso de que las entidades participantes soliciten a la ECC mantener cuentas de terceros deberán disponer de unos recursos propios mínimos de 500 millones de euros o “cumplir requisitos alternativos que proporcionen un nivel equivalente de solvencia”. En el caso de que las participantes soliciten sólo llevar cuentas individuales deberán disponer de recursos mínimos propios de 18 millones de euros. El nivel de capitalización no es el único obstáculo con el que tropezarán las sociedades que operan en el mercado español, sino que además deberán hacer una inversión en recursos técnicos en línea con las exigencias del sistema renovado lo que incluye sistemas de control y medios técnicos.

Esto coloca a las sociedades operadoras del mercado español en la necesidad de tomar decisiones contra reloj en materia de la naturaleza de su participación en las ECC.

Las entidades de contrapartida centrales, de acuerdo con las normas españolas y europeas vigentes, en caso de incumplimiento en una liquidación deberán proveer los recursos necesarios para subsanar el descuadre. En el caso de la falta de pago tomará medidas para proceder a la venta de los valores y sustituir en las obligaciones de pago al comprador fallido. En el caso de que falten los valores, iniciará los procedimientos establecidos para adquirir los valores necesarios en el mercado para entregárselos a la parte compradora. Si la ECC no logra comprar los valores, o lo hace fuera del plazo establecido, el comprador recibirá una indemnización en efectivo. Las entidades centrales de contrapartida deberán contemplar en sus reglamentos los mecanismos para determinar las operaciones que sea necesario indemnizar.

De acuerdo con fuentes del mercado todos estos elementos particulares ya han sido desarrollados en el reglamento de BME Clearing cuyo rodaje para renta variable deberá desarrollarse. En BME Clearing existen los miembros no compensadores, los no compensadores por cuenta propia, los compensadores individuales y los compensadores generales. Los miembros no compensadores pueden registrar contratos por cuenta propia o por cuenta de sus clientes. Los miembros no compensadores por cuenta propia podrán, exclusivamente, solicitar el registro de contratos para su cuenta propia, para su cuenta propia patrocinada o para cuentas de entidades de su grupo. El miembro no compensador y el miembro no compensador por cuenta propia deberán celebrar un contrato con uno o, como máximo, con dos miembros compensadores generales. BME Clearing de momento tiene operativas esas categorías para miembros en los mercados de Derivados Financieros, Renta Fija y Repos de deuda pública, y derivados de energía y electricidad.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...