edición: 2327 , Viernes, 20 octubre 2017
22/01/2016
banca 

Soros también llora

Lamentan dos ancianos el escaso valor de sus pensiones públicas. Y recuerdan que en vida de don Emilio (Botín) los ahorros de toda la vida en acciones del Santander, les permitió algunas escapadas y extras que salían de los muy buenos dividendos. El cambio de generación no garantiza tiempos de prosperidad o bienestar, como queda demostrado en el caso del banquero.

El singular lamento se hace `viral´ y común al comprobar la deriva del precio de las cosas, de las acciones del Santander y que se dejan 6 euros (dos tercios de su valor) en los últimos cinco años y 3 euros (la mitad de su valor actual) en el último ejercicio. Ser accionista del Santander sale hoy barato: a 3,7 euros, equivalente a dos cafés en la barra, a una pizza regular, o no llega para una ensalada. ¿Y el dividendo? ni para pagar un palillo.

Ser accionista de un banco que luce, brilla y da esplendor (eso dice) como top mundial de las finanzas, equivale a ser administrador de la miseria, perdedor como un tal Soros que hace un año adquirió (y aún mantiene) 500 millones de euros en la ampliación del Santander cuando cotizaban a 6,18 euros. El tipo está que lo lleva el demonio. Quién iba a decir que este señor compartiría con los tres millones de accionistas del banco (donde figuran también los dos ancianos) cabrero, desengaño y miseria. De lo malo-malo, ni Soros ni los ancianos compraron `Valores Santander´ ni cuenta 1,2,3. Lección aprendida.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...