edición: 2721 , Martes, 21 mayo 2019
10/12/2010
Participa en Hochtief (6%) y ACS (6,5%)

ACS encuentra un aliado de circunstancia tras la dura reacción de Southeastern contra la ampliación de Hochtief

El inversor sostiene que la constructora ha pagado a Qatar por su derecho a competir en licitaciones y concursos de obras públicas
Exige la dimisión de los miembros de la comisión ejecutiva y del consejo supervisor de la empresa alemana que aprobaron la ampliación de capital
De izquierda a derecha, Burkhard Lohr, Albrecht Ehlers, Peter Noé, Martin Rohr y el presidente dela
Carlos Schwartz

Y finalmente se produjo la reacción, tal como anunciamos el pasado martes. Southeastern Asset Management, el principal inversor institucional en Hochtief, exigió este jueves la dimisión de los miembros de la comisión ejecutiva y del consejo supervisor de la empresa constructora alemana que aprobaron la ampliación de capital del 10% reservada al fondo soberano Qatar Holdings al precio de 57,11 euros. El argumento central de la carta, a la que ICNr ha tenido acceso anoche, es que la venta sin derechos de suscripción al precio señalado supone una rebaja del 9% sobre el precio de mercado del 11 de noviembre cuando el consejero delegado de Hochtief, Herbert Luetkestratkoetter, en una 'conference call' con los accionistas afirmó que las acciones de la empresa, a 62,80 € la acción, estaban infravaloradas y que la sociedad había tomado decisiones como la venta en 2011 de Hochtief Concesiones y la venta en 2012 de Aurelis Real Estate “para liberar valor atesorado por la empresa” de forma tal que se “refleje en el precio de las acciones”. “Es decir, los gestores de la empresa coinciden que a ese precio las acciones estaban por debajo de su potencial”, afirma la carta, que asimismo dice que la sociedad tiene unos 3,44 millones de títulos propios por valor de unos 200 millones de euros adquiridos para amortizar, y exige la inmediata destrucción de las acciones, lo que implica el reparto de su valor entre los accionistas.

La carta afirma que de hecho Hochtief, con la controvertida decisión, ha pagado a Qatar por su derecho a competir en licitaciones y concursos de obras públicas. Southeastern valora las acciones de Hochtief en 92 euros cada una, y estima la diferencia entre su precio teórico y el pagado por Qatar Holdings en 38 euros por acción, lo que da una diferencia de 266 millones de euros por los siete millones de acciones para Qatar. “No dudamos del atractivo del mercado de Qatar a largo plazo, pero nos choca que la comisión ejecutiva haya sentido la necesidad de “pagar” honorarios a Qatar con recursos de los accionistas por el derecho a pujar en futuros concursos. Hubiésemos creído que Hochtief está en condiciones de pujar sobre la base de sus propios méritos”, afirma el texto firmado por el vicepresidente de Southeastern, T. Scott Cobb. La carta puntualiza que Southeastern no es un fondo activista y que reacciona en defensa del valor de su inversión del orden de los 275 millones de euros.

Esta es la primera reacción de uno de los varios inversores institucionales en Hochtief que tienen en total al menos un 14% de las acciones de la empresa. Hochtief anunció el pasado lunes que la ampliación de capital tenía por objetivo reforzar los lazos con un mercado en el cual tiene importantes intereses. Qatar será una de las sedes del mundial de fútbol de 2020 y su plan de obras públicas supone una importante carga de trabajo para la empresa. Sin embargo, como señalara ICNr el pasado martes, los accionistas institucionales ya habían advertido oportunamente a Hochtief que no apelara a medidas que afectaran al valor de las acciones de la sociedad o diluyeran sus posiciones en su lucha contra la oferta pública de adquisición de ACS. La oferta de ACS, a su turno muy poco atractiva para los accionistas de la empresa alemana al ofrecer ocho acciones de ACS por cada cinco de Hochtief, tiene por objetivo superar la barrera del 30% de la constructora alemana en la que ACS ya tiene un 29,9%, para poder alcanzar una participación del 50% sin tener que lanzar una oferta en el futuro. Si ACS se queda por debajo del 30% deberá lanzar nuevamente una OPA en caso de proceder a comprar acciones de Hochtief.

Según fuentes del mercado en Frankfurt, ACS ya tiene en torno a un 14% suplementario en acciones de la constructora alemana mediante derivados que hará público a lo largo de la OPA. Hay al menos otros tres importantes accionistas institucionales en la constructora alemana, Blackrock, Fidelity y Wellmarck. Sin embargo Southeastern es el más relevante con su 6% en Hochtief y un 6,5% en ACS.

“Como el segundo mayor accionista de Hochtief, consideramos que es nuestra obligación como fiduciarios solicitar que los miembros del Consejo Supervisor y de la Comisión Ejecutiva que han tomado esta decisión destructora de valor deben renunciar a la empresa de inmediato. Por añadidura, solicitamos que el consejo adopte de inmediato la decisión de retirar los 3,44 millones de acciones en autocartera para minimizar el daño ocasionado a los actuales accionistas de Hochtief por la inexplicable decisión de entregar el 9,1% de nuestra compañía con tan agudo descuento sobre su valor”, afirma la carta que solicita que el texto se haga llegar a todos los miembros del consejo.

Entretanto, en Madrid ACS estudiaba la posibilidad de convocar a una junta de accionistas de Hochtief para exigir que la empresa alemana no acuda a medidas de defensa frente a su oferta que diluyan las posiciones de los accionistas actuales o destruyan el valor de las acciones en poder de los accionistas. De hecho existe la posibilidad de una alianza estratégica entre los fondos de inversión y ACS en torno a la generación de valor.

Una de las críticas centrales de la empresa española a los gestores alemanes ha sido y es que su precio de mercado no refleja el valor real de Hochtief, y que se puede desplegar valor. En cierta medida los gestores admitieron la infravaloración de la empresa el 11 de noviembre pasado. La carta de Southeatern ha dado un vuelco a la situación. Está claro que ha sido el nerviosismo de los gestores de la constructora germana lo que ha abierto las puertas a la reacción de los inversores institucionales. Si el resto de los inversores reacciona de esta suerte, ACS se encontraría con una alianza de hecho que representaría el 43% del capital de Hochtief.

Los abogados de la constructora española, Linklaters, estudiaban ayer la posibilidad jurídica de bloquear la ampliación de capital destinada a Qatar Holdings de la empresa alemana. No cabe duda de que Southeastern apoyaría semejante medida de ser posible.

Carta de Southeastern a Hochtief

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...