edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
26/04/2017

Aguirre, punto y seguido

Rafael Vidal
La política del Partido Popular respecto de la corrupción parece ser la de que cada palo aguante su vela, hasta que pueda y, cuando no, se le aparta. Esto es lo que ha sucedido con Esperanza Aguirre, que hasta ahora había jugado a su antojo con las dimisiones como baza política a su favor, hasta que le ha sido impuesta, según todas las opiniones. Al habitual punto y seguido de otras ocasiones, ahora ella y el Partido Popular pretenden ponerle un punto final, algo que parece muy difícil.
El "asunto Aguirre" se las trae por su magnitud y su duración, cuestiones ambas que el Partido Popular ha tolerado mientras ha podido, hasta llegar al pasado lunes, cuando se decidió dejar caer a la mujer que ha encarnado el periodo más oscuro de la Comunidad de Madrid desde que tomó el poder hasta ayer mismo.

La cuestión de fondo es, como casi siempre, la financiación irregular del Partido Popular, un canal que la mayoría de los usuarios revierte a su favor dada la obvia falta de controles. Ya he dicho en varias ocasiones que el cierre en falso del "caso Naseiro" le ha hecho más daño a la democracia española que cualquier otra cosa que se nos ocurra, porque avaló una práctica que ha seguido tal cual hasta nuestros días y que ha ido saltando por los aires en demasiadas comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular como para creer que es una coincidencia o una sucesión de casos aislados.

En el Partido Popular insisten en estos días en que no se les debe demonizar por esas cuestiones aisladas, lo cual es imposible porque no se puede demonizar al demonio, les guste o no.

La cuestión ahora es el planteamiento que sugiere Esperanza Aguirre para "lo suyo" al afirmar que "este Calvario se ha terminado". Me temo que nada está más lejos de la realidad y que el Calvario no ha hecho más que empezar.

La señora Aguirre ha basado su defensa en que "no vigiló" a González, al igual que no vigiló a Granados, ni a tantos otros, lo cual se parece mucho a un sistema basado en aquello de que "ojos que no ven, corazón que no siente". Hay que recordarle a Esperanza Aguirre que la omisión en política no es un pecado venial y que, cuando se prolonga en el tiempo, resulta del todo mortal como ella misma ha podido comprobar, aunque hasta ahora sólo dentro de su partido. Espero que los jueces y fiscales tengan mucho que aducir a la falta de vigilancia como eximente. También lo hemos dicho muchas veces, no sólo hay que ser honrado, hay que parecerlo, y hace mucho tiempo que en la gestión de la Comunidad de Madrid casi nadie lo parece.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...