edición: 2287 , Miércoles, 23 agosto 2017
29/12/2008

Aguirre convierte Caja Madrid en un reto político personal

Esperanza Aguirre está dispuesta a llevar la batalla por Caja Madrid hasta sus últimas consecuencias y sin reparar en los medios que tenga que emplear para ello. A pesar de la importancia del “botín” -que la tiene- algo más debe haber para que Aguirre llegue a los extremos a los que está llegando, quizá más relacionados con su propia batalla política -de ella y acompañantes y cabecillas en la penumbra-. Blesa admitió la semana pasada nombrar a los recomendados de Aguirre para el consejo de Cibeles, una concesión que lejos de atenuar la contienda la tiñó aun más de enjuague político. Pero no fue suficiente. Incluso cabe pensar en algún tipo de traición a un posible pacto al respecto. El caso es que Aguirre quiere Caja Madrid a costa de lo que sea y no duda en amenazar a Blesa con la inhabilitación a través de su portavoz periodístico.

Gallardón se definió públicamente por primera vez sobre el asunto al decir que la reforma de la Ley de Cajas no puede ser retroactiva en lo que respecta a las elecciones y, en cualquier caso, no iba a admitir un cambio que perjudica al Ayuntamiento de Madrid para el futuro. Como verán ninguno de los dos está defendiendo los intereses de los madrileños sino, en todo caso, los de las instituciones.

En realidad, ambos buscan lo mismo: el control de Caja Madrid en un periodo de penuria financiera para esas instituciones. Sin embargo, hay una diferencia. Ya sabemos como se las gasta Aguirre en lo que controla. Ejemplo los hay y muy claros, empezando por la Sanidad pública y terminando por la privatización -insostenible- del Canal de Isabel II.

En cuanto a Gallardón, hay que tener en cuenta su trayectoria a la hora de adjudicar intereses. El mandato de Blesa ha tenido lugar con la Ley que en su momento hizo Gallardón. La trayectoria del cajero ha sido de independencia y el resultado ha sido bueno. Lo que viene a demostrar que la intromisión de Gallardón ha sido pequeña, sino mínima, y la caja ha podido hacer su trabajo con solvencia. Eso no significa que vaya a continuar así pero si se trata de apostar por lo menos malo esperemos que Gallardón lleve razón y no haya retroactividad. Por cierto, si alguien piensa que la disputa es por Blesa, es decir, por nombrar presidente, es más simple que el mecanismo de un chupete.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...