edición: 2351 , Viernes, 24 noviembre 2017
29/07/2015
La EBA sugiere más fusiones

La banca mantendrá el ajuste permanente a pesar de los resultados

La tecnológica online es la herramienta elegida para el adelgazamiento de las estructuras bancarias
Juan José González
La concentración sectorial sigue su curso en la banca, un escenario que empezará a despejarse, a buen seguro, en los próximos seis o diez meses en adelante. Por ahora el trabajo más intensivo se venía centrando en la estructura más gruesa, marcada por el volumen de la red de oficinas y su personal. Visto que los nuevos planes de las entidades para cumplir con las recomendaciones de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) en capítulos como la solvencia se han llevado a rajatabla, el sector ha seguido mostrando su eficacia en el recorte de plantilla y de oficinas. Es la estrategia que ayudará a redondear el cambio, el que debería ayudar a mejorar la rentabilidad del negocio. Pero el cambio, el ajuste, será permanente porque las soluciones de tecnología online son el canal por donde transita más de la mitad del negocio bancario.
No ha sido suficiente con reducir el tamaño del sector a menos de la mitad en estos siete años pasados de crisis. Es necesario aumentar los ingresos, ganar clientes y cuota de mercado. Los nuevos tiempos, con independencia de que ahora los dirigentes bancarios vean una salida clara a los problemas del negocio en una especie de revolución tecnológica, se mantienen pendientes de los efectos de la política monetaria actual, lo cual obliga a mejorar la eficacia de los ingresos si se quiere salvar los márgenes. El episodio más llamativo que puede haber sufrido el sector bancario en estos últimos años son las enseñanzas que deja la crisis financiera en sus balances.

El sector se ha adaptado a fuerza de aplicar políticas de reducción de la capacidad, lo que ha llevado a un cierre lento pero masivo de oficinas con el consiguiente ajuste de plantillas acordes con la dimensión de la nueva red. La crisis, pero también las exigentes y constantes presiones de los reguladores europeos, ha terminado por obligar al sector a replantear su actividad y no dejarlo reducido a un `simple´ ajuste de estructuras. Las autoridades bancarias europeas consideran, sin embargo, que el sector sigue siendo vulnerable a episodios futuros de crisis y que, por tanto, deberá seguir avanzando en aspectos como la solvencia.

La única salida que parece querer indicar el regulador europeo es la concentración de las entidades para crear grupos más grandes, en teoría más solventes. En cualquier caso, la EBA sigue apuntando que a pesar de la cura de adelgazamiento del sector bancario español -reestructuración bancaria- el impacto de las políticas monetarias, en particular, la europea, siguen condicionando la actividad bancaria. Reflejo de la misma es la caída de la demanda de crédito y el estrechamiento de los márgenes, con el consiguiente deterioro de la rentabilidad. Esta situación es la que está presionando para que las entidades bancarias piensen en que la solución de estos problemas pasa por el aumento del volumen, por las fusiones.

Pero los procesos corporativos son complejos y lentos, y no deben distraer el trabajo en el corto plazo; el mercado. En este escenario se libra ahora la batalla de las comisiones, donde la gran banca, Caixabank, BBVA y Santander, y también Sabadell, Bankia, Popular y Bankinter, mantienen dispuesta a su artillería comercial. La competencia se ha vuelto tan feroz que los disparos -las ofertas de nuevos productos- muestran toda su agresividad. Las entidades tradicionales -las citadas- la `vieja banca´, compiten también en la batalla contra las online, la `nueva banca´ que como ING y EVO Banco utilizaban las redes de cajeros de la competencia para la retirada de efectivo, aunque con un reparto de costes que no satisfacía a los que ponían la red más grande, a la `vieja banca´.

En todo caso, dejando a un lado la política monetaria europea, la presión de los reguladores, los problemas de cada entidad, sus resultados, ingresos, costes y demás márgenes, la batalla se sigue librando, precisamente, en la estructura propia de los bancos. Y aquí la tecnología, palabra constante en la boca de los principales banqueros, es y será, la principal herramienta que utilizan y sigan utilizando en los próximos años, las entidades para que el proceso de adelgazamiento iniciado en la crisis (y por la crisis) sea permanente. Porque más de la mitad de la operativa bancaria habitual ya se realiza a través de canales online.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...