edición: 2725 , Lunes, 27 mayo 2019
03/06/2009
Estas emisiones alimentan la dinámica del maquillaje

Al Banco de España se le "desbocan" las preferentes

Sospechas de falta de transparencia sobre algunos emisores
Juan José González

A las advertencias, y muchas dudas, que las participaciones preferentes le vienen provocando en los últimos meses a la CNMV, se ha venido a sumar en las últimas horas el malestar del Banco de España por las opiniones de la calificadora Moody´s, en referencia a la solvencia de una treintena de entidades financieras españolas, sobre las que la agencia advierte –algunas calificaciones ya han sido presentadas- del deterioro de la calidad de sus activos. En principio, una advertencia de este tipo no debería molestar a los dos supervisores, Banco de España y CNMV, por cuanto la opinión de Moody´s iría en la misma dirección –advertencia, llamada de atención- que la propugnada por los organismos públicos, uno de los cuales, la Comisión, ya ha sido muy explícita. Sin embargo, en esta ocasión, el asunto es diferente.

El Banco de España realiza otro análisis e interpreta que las participaciones preferentes –como es sabido- refuerzan los ratios de solvencia de aquellos que las emiten, pero al mismo tiempo, se tiene en cuenta la mala imagen que para el conjunto del sector bancario puede tener el uso de un activo en un mercado al que se piensa acudir en estos primeros seis meses del año en demanda de 10.000 millones de euros.

Preocupa, además, uno de los reproches que cada vez se escuchan con mayor insistencia en diversos círculos financieros y políticos europeos: la consideración de que la banca española ha vivido durante algún tiempo alejada del principal núcleo de entidades financieras en crisis, una situación que se viene agotando con el tiempo y especialmente en los últimos meses, en los que además de una financiera intervenida han surgido dudas razonables sobre una decena de ellas, y de las que no todas son cajas.

La visibilidad ya comienza a ser más que evidente, sobre todo si se tienen en cuenta los primeros resultados del año, los trimestrales, que sirven como botón de muestra para ilustrar las dificultades crecientes de nuestros bancos. En concreto, la muestra en la que se fijaron los analistas de las agencias calificadoras de riesgo, fue el grupo de las cinco entidades financieras españolas de mayor peso, y que en el primer trimestre registraron una caída del 18,3% del beneficio.

Según el Banco de España, esta visibilidad negativa de los resultados bancarios, en contraste con el “abuso” al recurso de emisiones de participaciones preferentes (10.000 millones) estaría justificando la intervención del Banco de España en el sector para “dar un toque de atención” y frenar, o moderar, el uso de este tipo de activo. Por esta razón, entre otras, las agencias de calificación degradarían, no solamente la solvencia de las entidades financieras, sino también la de la deuda senior y de los títulos híbridos emitidos por ellas.

Preocupan, asimismo, los efectos de esta dinámica impulsada por las entidades financieras en recurrir a las preferentes como ‘única’ solución –hay otras, aunque no tan sencillas, económicas ni tan a mano como los depósitos de clientes- para resolver los problemas de sus ratios en la medida en que pueda estar alimentando a su vez otra dinámica más perversa, como es la de maquillar al máximo posible unas cuentas sobre las que comienzan a recaer algunas dudas. En la actualidad, no hay casa de análisis ni departamento de cálculo financiero que no sepa aplicar modelos y programas de análisis para comprobar los ratios ‘Tier 1’ y ‘core capital’ de cualquier entidad para conocer la realidad de la situación de un banco o caja.

Como más dudoso, y reprochable, es que este tipo de preferentes, como instrumento con elevado riesgo y complejo, que puede generar ganancias, pero al mismo tiempo pérdidas, en función del mercado, sea colocado por las redes entre particulares que, en buena parte desconocen su existencia. Y resulta igualmente curioso comprobar que bancos y cajas se apoyen especialmente (abuso, dicen los supervisores) en estas participaciones preferentes, no cotizadas y de liquidez limitada para rescatar sus ratios de solvencia, aunque de paso sirvan para levantar sospechas, o sombras de dudas, sobre la transparencia y confianza de los emisores, un activo que en el escenario actual, sí que es un bien escaso.

No parece una buena señal que numerosas entidades financieras afronten un segundo trimestre –que ya ofrecerá la perspectiva de medio ejercicio- con esos miles de millones de euros en preferentes sobre sus ratios de solvencia. Mientras el Banco de España consienta.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...