edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
18/04/2017

Alegre y caótica inflación

Baila el dinero un preocupante vals. Un tanto desconocido, aseguran los cerebros de la economía, por cuanto los bancos centrales y gobiernos todos se muestran incapaces de domeñar la tal variable macro. La liquidez global sigue un ritual burbujeante; debe ser por esto que es tan preocupante. Aunque de cualquier forma, no hay parte que no comparta que la de la inflación -los precios- es una torre que se viene construyendo en los últimos tiempos a igual escala que la de babel.

Aquí no falla el entendimiento: no hay idiomas varios, sino uno sólo, el precio. Y este siempre sube, nunca baja. Es un aspecto de la alegría el que muestra esa parte de la economía. En enero subió la tal variable un tres por ciento, de sopetón, nadie lo esperaba porque antes todo era deflación. Hogares y empresas recibieron ese mes electricidad y petróleo más caros. Se recuerda que hubo heladas, se estropeó la fruta y claro, inflación a discreción.

Y la alegría sigue y continúa. Vacaciones en abril, lleno completo y los precios se ceban con el turismo; turistas de aquí y de allá porque la subida de precios no respeta ni distingue idioma; se aplica y cobra. Y punto. La inflación ha venido -regresado- para quedarse y no a cualquier precio. El rebrote en 2017 se produce en la modalidad de `a lo bestia´. Es así porque en origen, en el último año, de precios razonables, respetables y amigos de las clases más castigadas, lo fueron en un -0,2% de media.

Ahora las autoridades quieren restablecer la paz y el orden, aseguran que todo -lo de enero- fue tan solo un toque. Se entiende que de atención, pues para toque sirvan de ejemplo los recibos de la luz, el gas, o el kilo de la berenjena, el repollo y el pepino, y todo junto, el 3% de inflación de enero. Estas vacaciones, en el norte, en el sur, en el este y en el oeste, los cafés subieron un euro (un 45% más) los menús entre tres y cinco euros (un 15% más) carnes y pescados en el mercado entre dos y seis euros (un 17% más). Claro que, habrá que esperar a mayo para conocer -el IPC de abril- la altura de la torre de babel y el tamaño del caos de la inflación.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...