edición: 3100 , Miércoles, 2 diciembre 2020
15/09/2015
banca 

Alemania y Francia resucitan una tasa ’light’ a las transacciones financieras en un giro político oportunista

El Grupo de los 11 dice haber avanzado en sus acuerdos complicando a Reino Unido su negociación
Carlos Schwartz
El binomio franco alemán cerró un poco más la pinza de sus intereses en torno a una tasa a las transacciones financieras (TTF) que hace pocos meses los analistas daban por moribunda. Los ministros de Economía de las 11 naciones que han formado un grupo ampliado de interés específico para impulsar dentro de su bloque la tasa se reunieron el pasado sábado en Luxemburgo y según el ministro de economía de Alemania, Wolfgang Schäuble, se lograron avances significativos. De acuerdo con las declaraciones del ministro de Finanzas de Francia, Michel Sapin, se habría encaminado el acuerdo hacia una TTF de base ancha, englobaría a todas las transacciones, por su importe bruto y no por el neto. De acuerdo con Sapin se trataría de una base ancha pero una tasa baja.
Las transacciones afectadas incluirían el trading de alta velocidad, algo que ya se hace en Francia donde no se recauda nada por ese concepto. El ministro reiteró la posición francesa, que apunta a excluir de los derivados a aquellos que se hacen sobre deuda soberana. Esto porque uno de los riesgos de la TTF es afectar a los mercados de deuda soberana y reducir la liquidez de la deuda pública de los países que forman parte del acuerdo.

Schauble y Sapin han sugerido que se ha cruzado un cierto umbral de resistencia y que la tasa se ha encaminado hacia un desenlace que la hará posible en un horizonte próximo. Sapin afirmó que habrá una nueva reunión en octubre y que si el nivel de acuerdo sigue desarrollándose la TTF podría entrar en vigor en los 11 países en el “plazo de nueve meses a partir de entonces”. Los países del grupo ampliado son Alemania, Francia, España, Italia, Bélgica, Austria, Portugal, Grecia, Estonia, Eslovaquia y Eslovenia. La pregunta básica es cuál es el sentido de una tasa de base amplia pero baja, es decir un instrumento que puede tener un coste de gestión igual o superior que lo que se va a recaudar.

En este debate han entrado las naciones más pequeñas del grupo que consideran que la recaudación tiene que ser alta para justificar su aplicación, como es el caso de Austria por oposición al criterio de progresión de Alemania y Francia. Sapin por su parte dijo que a su país le gustaría que lo que se recaude con la TTF se destine a proyectos vinculados al cambio climático en los países emergentes. Vale la pena tener en cuenta que la Conferencia sobre Cambio Climático está convocada en diciembre en París y al anfitrión le gustaría vender su esfuerzo por dotar de recursos al bloque europeo de cara a esa convocatoria. En cualquiera de los casos los acuerdos se encaminan hacia una tasa “light” de escasa recaudación que amenaza con convertirse en un gesto político más que en un instrumento fiscal serio.

Uno de los problemas que sigue en debate es el criterio de residencia o de generación del hecho imponible. La idea de que se pueda aplicar la tasa en países que no son signatarios del acuerdo sigue creando conflictos. En particular el tema es irritante para Reino Unido cuya industria financiera juega un papel muy importante en los ingresos del país. La posibilidad de que la tasa afecte a las operaciones que se originen en la City de Londres es un factor de irritación para el Gobierno conservador de David Cameron. Este último se encuentra precisamente en fase de renegociar las condiciones de la presencia británica en la Unión Europea (UE) en un país crecientemente euroescéptico. La perspectiva además es que convoque a un referéndum sobre la adhesión a la EU, de la cual los conservadores son partidarios, pero el clima se les puede tornar aun más adverso.

La resurrección de la TTF es un factor de irritación para Cameron y sin dudas le va a ocasionar una erosión política en su país. Mientras este es el efecto que se espera sobre el clima político británico, Schäuble ha dicho que para Alemania la tasa se debe imponer en toda la UE y se debe entender su materialización entre los 11 del grupo ampliado como un preámbulo para su desarrollo global en la UE. Las declaraciones suenan oportunistas en el sentido de poner a los gobiernos conservadores que son mayoría en el grupo ampliado como abanderados de una tasa en general preconizada por la izquierda y en vísperas de la Conferencia sobre el Cambio Climático.

En sus declaraciones Schäuble señaló que limitar la TTF a grupo ampliado de los 11 estaba en abierta contradicción con el objetivo de una Unión de los Mercados de Capitales. La Comisión Europea presentó un proyecto que permitiría “poner financiación a disposición de las empresas europeas e impulsar el crecimiento en los 28 Estados miembros de la UE con la creación de un verdadero mercado único de capitales”.

Según declararon en febrero pasado las autoridades de la UE, el objetivo de la Unión de los Mercados de Capitales es eliminar las barreras que bloquean las inversiones transfronterizas en la Unión e impiden a las empresas el acceso a la financiación. “El entorno actual es difícil para las empresas, que siguen financiándose en gran medida en los bancos y relativamente menos en los mercados de capitales. En otras partes del mundo ocurre lo contrario. He aquí un ejemplo de las posibilidades que podría ofrecer un mercado único de capitales en pleno funcionamiento: si los mercados de capital riesgo de la UE estuviesen tan desarrollados como los de Estados Unidos, hasta un total de 90.000 millones de euros en fondos podrían haber estado a disposición de las empresas entre 2008 y 2013”, señaló en febrero pasado la CE al sacar a consulta un texto para consensuar las medidas para ese mercado único. Los planes para ese mercado único deben ser presentados este mes en Bruselas. Sin embargo, otros países que no forman parte del grupo ampliado de los 11 afirman que la TTF “precisamente va a dificultar aun más el acceso a la financiación de las empresas”.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...