edición: 3102 , Viernes, 4 diciembre 2020
05/09/2018

Alemania se propone reformar la ley de competencia para poner coto a los gigantes de Internet

El ministro Altmaier pretende un desarrollo equilibrado para dar oportunidades a las nuevas plataformas
Carlos Schwartz
Alemania al igual que la Comisión Europea (CE) ha manifestado reiteradas veces su preocupación por el papel que los gigantes de Internet juegan ante el desarrollo de nuevas plataformas competidoras. La preocupación surge en particular del dominio que en el sector de Internet tienen las grandes multinacionales estadounidenses que se han desarrollado hasta niveles difíciles de prever en el pasado. La Comisaría de la Competencia de la CE ha librado en los últimos dos años en particular una lucha contra el abuso de su posición dominante por parte de los grandes del sector  aplicando multas espectaculares a empresas estadounidenses como Google o Facebook. Pero las multas y las limitaciones a las presuntas prácticas monopólicas de estas grandes plataformas no resuelven el problema de fondo: la ausencia de grandes operadores europeos en Internet. Las plataformas europeas, tanto alemanas como francesas, son diminutas por comparación con los grandes estadounidenses. 
La idea del ministro Peter Altmaier es reforzar la legislación sobre competencia con el objetivo de evitar que las empresas de Internet lleguen a alcanzar una posición monopólica en su proceso de desarrollo. Lo cierto es que este objetivo adolece de un problema: no puede hacer nada frente a las plataformas que ya se han desarrollado de forma casi monopólica. 

Respecto de estas lo que queda por hacer es “controlarlas y seguir librando una batalla contra sus abusos” de acuerdo con una fuente próxima a la Comisaría de la Competencia de la UE. “Lo que ocurre es que el desarrollo de Internet no se ha acabado. Se ha cerrado un ciclo pero hay otros que están en desarrollo. En particular el de las nuevas plataformas con proyección industrial vinculadas a la Internet de las cosas y esa es una batalla en la que la UE tiene expectativas”, señaló la fuente consultada. Para la mayoría del 'establishment' político europeo las grandes plataformas estadounidenses son demasiado poderosas y representan una amenaza en muchos sentidos.

“Mi objetivo es hacer la Ley de Competencia más efectiva” afirmó Altmaier. “En este camino debemos encontrar el equilibrio adecuado entre las posibilidades de crecimiento de las plataformas alemanas y europeas previniendo el abuso de posiciones dominantes en el mercado”, añadió. El ministro presentó un estudio encargado por su cartera que propone la introducción de una serie de medidas que en su mayoría atañen a Competencia.

De acuerdo con las recomendaciones del documento respaldadas por Altmaier, el regulador antimonopolio alemán debe ser dotado de atribuciones que le permitan actuar antes que una plataforma de Internet adquiera una dimensión y poder suficientes como para convertirse en un monopolio, algo que puede ocurrir con rapidez si se tiene en cuenta el poder multiplicador de los desarrollos en Internet. Las nuevas atribuciones podrían incluir por ejemplo la posibilidad de interferir en la política denominada 'multihoming' con la cual una empresa propietaria de una plataforma de Internet exige a sus socios comerciales como las empresas prestadoras de servicios que trabajen en exclusiva para ella con exclusión de sus competidores. 

Otra de las propuestas contenidas en el informe de 175 páginas es que el regulador pueda impedir que la plataforma adquiera a sus competidores como parte de un plan predeterminado para anular la posibilidad de la competencia. Estas propuestas reflejan el punto de vista de muchos políticos europeos, y alemanes en particular, de que los reguladores europeos deberían haber actuado de forma preventiva ante las adquisiciones por parte de los grandes de Internet de competidores complementarios como fue el caso de la adquisición de Instagram, la red social para compartir fotografías, por parte de Facebook en 2012 y de la empresa de mensajería instantánea WhatsApp dos años después. 

El resultado ha sido que entre ambas plataformas la empresa propietaria tiene redes sociales con un volumen clientelar de 2.500 millones de usuarios a escala global lo cual le da una fuerza inmensa para generar beneficios. Mientras tanto ninguna de las economías europeas, incluyendo la más fuerte, ha sido capaz de desarrollar una plataforma de magnitud global. De acuerdo con Justus Haucap, coautor del estudio encargado por Economía, “mirando hacia el pasado no está claro que haya sido correcto autorizar esas adquisiciones”.

El regulador antimonopolio alemán tiene en marcha un procedimiento en contra de Facebook que espera cerrar este año tras descubrir que el gigante de las redes sociales abusó de su posición dominante para recoger información sobre sus usuarios y otras personas sin su conocimiento o consentimiento. La Oficina Federal Antimonopólica objeta en particular la forma en la cual Facebook obtiene información de personas a través de aplicaciones de terceros incluyendo WhatsApp e Instagram y su rastreo por Internet de personas que ni siquiera son usuarios de sus plataformas. 

Una de las ideas que se desprende del estudio es igualar el mercado de la información lo cual supone obligar a las grandes plataformas a compartir la información que han obtenido de particulares con sus competidores. Esto les permitiría alimentar sus algoritmos con la misma información que las plataformas dominantes reabriendo a la competencia un mercado ahora bajo control de éstas.

Mientras tanto, la idea de que las redes sociales deberían ser abiertas gana adeptos entre los políticos europeos sobre el principio de interoperatividad. La idea es que cualquiera se pueda comunicar con un usuario de una red social sin pertenecer a ella de la misma forma en que los usuarios de correo electrónico se comunican entre si sin ser miembros del mismo proveedor de servicios de correo. El estudio difundido por el Ministerio de Economía alemán no promueve esta idea, pero el clima de la política antimonopólica entre los partidos europeos ve con simpatía esta idea.

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...