edición: 2743 , Jueves, 20 junio 2019
12/12/2018

Alemania y sus aliados impiden un acuerdo de la UE sobre emisiones para automóviles y furgonetas

Las negociaciones en una comisión del Parlamento fracasan amenazando retrasar su aplicación
Carlos Schwartz
Un bloque de naciones lideradas por Alemania, en su mayoría de Europa del Este, e incluyendo a Austria, han impedido un acuerdo preliminar para que el Parlamento Europeo (PE) pueda establecer los límites de emisiones de coches y vehículos comerciales para la Unión Europea (UE) en el 2030. En octubre, los parlamentarios habían hecho una propuesta provisional con un límite a las emisiones que suponía que los niveles de 2020 se redujeran en un 40% para el 2030. Este objetivo levantó una ola de rechazo dentro de la industria del automóvil y el presidente europeo de Toyota, Didier Leroy, afirmó en vísperas de la feria del automóvil de París que “a ninguna industria en la historia se le solicitó que acometiera una reducción de esta escala”. 
La posición de Alemania y el bloque que la respalda está directamente inspirada por la industria del automóvil del país, con uno de los lobbies internacionales de mayor peso. Por su parte los países de Europa del este que secundan la iniciativa alemana, lo hacen en defensa de su industria del automóvil, que en gran medida es propiedad de las grandes del automóvil de Alemania y Francia, en particular Volkswagen aunque hay presencia de las restantes industrias como BMW y Daimler y de Renault y PSA. 

Por el contrario, otros países con peso de la industria del automóvil, como Francia, España y Suecia, apoyan el programa de reducción de emisiones pactado inicialmente. Algunos diplomáticos en Bruselas afirman que la presidencia austriaca del Consejo Europeo es responsable de las dilaciones al plan, en línea con sus intereses económicos. De acuerdo con fuentes del sector del automóvil, en la decisión de algunos países de Europa del Este pesa también el temor a que una parte de sus ciudadanos no pueda afrontar el precio de los vehículos de bajas emisiones, provocando una caída de las ventas con el consiguiente recorte en la producción y el empleo en sus plantas. 

El Parlamento tenía la intensión de lograr un acuerdo antes de que la cámara se disuelva en mayo para las elecciones europeas, de tal suerte que el fracaso para lograr un acuerdo puede postergar la aprobación de un objetivo de emisiones hasta finales de 2019, malogrando el esfuerzo de imponer límites para el 2025. Las emisiones del parque rodante en Europa suponen el 25% del total de las emisiones, lo cual quiere decir que una mejoría de la calidad del aire y una reducción del CO2 dependen en buena medida de limites a las emisiones de automóviles y furgonetas. Un fracaso en este frente obligaría a recortes de emisiones más pronunciados en otros sectores industriales.

Fuentes próximas a diplomáticos europeos en Bruselas señalan que los retrasos y falta de acuerdos que desembocan en la imposibilidad de pactar las normas que deben regular las emisiones provocan incertidumbre en el mundo de los negocios, desalientan la inversión, elimina los incentivos a las empresas que han hecho más inversiones en la reducción de la contaminación y pueden acabar forzando recortes más fuertes en otros sectores, como la vivienda y la agricultura. 

El martes, la reunión que debía acordar los objetivos propuestos por el Consejo, de acuerdo con el cual los automóviles que salieran a la venta en 2025 deberían producir un 15% menos de CO2 en promedio y un 37% menos en el 2030, fracasó de acuerdo con una fuente próxima a las negociaciones. La fuente señaló que, pese a que los parlamentarios mostraban disposición a encontrar un compromiso, la propuesta del Consejo era una verdadera dilución de los objetivos iniciales y dejaba en pie muchos agujeros por los que se podían evitar las limitaciones. 

De acuerdo con esta versión el fracaso ha sido el resultado de la iniciativa del Consejo presidido por Austria por la insuficiencia de los objetivos ofrecidos. La UE se había propuesto reducir las emisiones en un 40% para el 2030, para lo cual, limitar las emisiones del parque automotriz y de vehículos comerciales es capital. Mientras tanto los objetivos del Parlamento son un recorte de las emisiones del 20% promedio en los coches que se vendan a partir de 2025; del 40% en los que se vendan en 2040, con el requisito añadido de que el 35% de los coches que se venda a partir del 2030 en la UE sean sin emisiones o de bajas emisiones. 

En octubre, los ministro de Medio Ambiente de la UE acordaron su posición negociadora, que era de una reducción del 15% para 2025; 35% para 2030; además de incentivos -pero no limitaciones vinculantes- para las ventas de vehículos sin emisiones o de bajas emisiones. Aproximadamente la mitad de las naciones miembros acordaban con los límites propuestos por el Parlamento Europeo, pero finalmente muchos de estos países entraron en compromisos con el grupo encabezado por Alemania, que busca aliviar la presión sobre el cambio tecnológico que asedia a la industria del automóvil, que es una pieza central de la economía de Alemania. 

La diputada laborista por Malta, Miriam Dalli, dijo a la prensa que la voluntad de la UE de encabezar la acción por el clima se debe reflejar en compromisos concretos y que la legislación paralizada es un componente clave de esa acción. Dalli señaló que la propuesta del Consejo no es lo que el Parlamento acordó, ni lo que muchos países miembro quieren que se apruebe. 

La industria del automóvil, que es uno de los grandes empleadores de la UE, ha señalado que las limitaciones que se pretenden imponer forzarían la producción de coches eléctricos, para los que no será posible obtener los componentes requeridos por el límite físico a la fabricación de algunos componentes, como las baterías. Pese a esta posición colectiva a través de las asociaciones de fabricantes, las marcas a nivel individual han anunciado objetivos para 2025 que exceden las exigencias europeas, de acuerdo con fuentes de la UE.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...