edición: 2912 , Martes, 25 febrero 2020
20/01/2020

Amazon aspira a vincular tarjetas de crédito a un sistema de pagos biométrico basado en la mano

La tecnológica ha presentado una patente para su sistema mientras negocia con los medios de pago
Carlos Schwartz
Amazon está negociando con bancos emisores de tarjetas de crédito con el objetivo de hacer una experiencia piloto con un sistema de pagos que se basa en el reconocimiento de la mano de los consumidores en los terminales físicos de las tiendas. La idea es que el terminal asocie la mano a una tarjeta y a partir de la primera operación mantenga ese vínculo de forma permanente. La tecnológica que se ha convertido en un colosal canal de ventas 'on-line' es propietaria de una cadena de tiendas físicas de alimentación en las que el usuario no necesita detenerse para efectuar el pago porque las compras se van cargando en su cuenta virtual a medida que escoge lo que pone en su cesta.
Esta red física existe hace ya algunos años y ha mostrado un éxito dispar, pero por sobre todas las cosas ha generado resistencia del resto de los comercios. La experiencia ha determinado además reticencia entre los comerciantes a aceptar sus medios de pago y a difundir la capacidad comercial de Amazon a la que consideran, al menos en Estados Unidos, la mayor amenaza potencial a su actividad.

La tecnológica presentó una solicitud de patente recientemente para lo que describió como “un sistema de identificación biométrica sin contacto” que incluye “un escáner para la mano que genera imágenes de la palma del usuario”. La compañía quiere introducir el sistema en cafeterías, cadenas de comida rápida, tiendas al paso, que efectúan un importante volumen de cobros en sus terminales de venta y en las cuales el sistema de usar la mano ahorraría tiempo mientras que el consumidor no debería extraer una tarjeta de la cartera o utilizar su teléfono para el pago. 

Las tecnológicas llevan una larga batalla con el objetivo de instalarse en la franja de la actividad financiera de los consumidores como forma de integrar un eslabón vital de la vida cotidiana de la población a su ya amplia red de servicios. Esta ambición los lleva a colisionar con los intereses de las entidades financieras tradicionales, aunque muchas de ellas buscan formas de asociación con las tecnológicas que eviten su desplazamiento. Las que pueden aspirar a ello lo logran a expensas de su gran volumen. Apple introdujo el año pasado una tarjeta de crédito emitida por Goldman Sachs, un gran banco de negocios que intenta entrar en el canal del consumo masivo sin haberlo logrado hasta ahora. Google anunció que ofrecería cuentas corrientes a través de su red digital, que estarán alojadas dentro de Citibank, en la medida que la plataforma digital no tiene una licencia bancaria. Por su parte Facebook ha intentado penetrar en el sector de las finanzas con una moneda digital que de momento es un proyecto fracasado.

Algunos elementos de estas iniciativas crean resistencia. El primero es hasta dónde un usuario de Internet está dispuesto a seguir cediendo datos personales a las plataformas digitales. Ahora ya se trata de datos antropométricos, aunque ya han incursionado en la salud de los usuarios. La segunda cuestión se relaciona con la seguridad. La posibilidad de que alguien vincule un medio de pago ajeno a sus propios datos antropométricos, a la palma de su mano por ejemplo, es estadísticamente muy alta. Basta con hacerse con una tarjeta de crédito ajena. Es cierto que habrá que superar obstáculos, y que finalmente se podrá utilizar probablemente una sola vez hasta que se dé de baja. Pero la posibilidad de una sola gran compra no se puede excluir. Desde luego estos problemas no van a detener a una tecnológica para desarrollar un sistema de pagos de este tipo. Pero serán algunas de las cuestiones que los emisores de tarjetas van a cuestionar.

El otro tema que deberán resolver es cómo vincular más de un medio de pago a un sistema de reconocimiento. Si un sistema de pagos queda vinculado a una sola tarjeta de crédito no va a poder adquirir dimensión significativa. Las plataformas digitales han intentado desarrollar medios de pago propios, como el Apple Pay o el Google Pay, dos sistemas que compiten entre si y que a su turno hacen frente a la cartera digital Amazon Pay que se puede utilizar también 'on-line', en plataformas ajenas al emisor de esa cartera. Ahora verán en Amazon una nueva amenaza. El territorio de los pagos se ha convertido en una batalla vital entre las grandes plataformas digitales y se han dividido aguas, en torno a el, entre las propias tecnológicas y entre estas y los bancos. Existe el riesgo cierto de que las plataformas se conviertan en canales financieros y lo que está por verse es la forma en que se establezca la alianza con los bancos que, de momento, siguen siendo necesarios puesto que son sus licencias las que les permiten tomar depósitos. La pregunta que está en el aire es cuánto tardará en hacer una alianza vía capital alguna de las grandes tecnológicas con un banco de grandes dimensiones. A las primeras, caja no les falta.

Las primeras noticias sobre este plan de Amazon se filtraron desde medios financieros al New York Post y luego se fueron extendiendo a otros medios. Pero Amazon no ha respondido a las preguntas sobre esta cuestión ni en Estados Unidos, ni en España, donde dicen no estar al tanto de este proyecto. De acuerdo con las versiones en circulación Amazon espera poder recoger en su nube información puntual sobre las compras, tales como lugar, horas, productos, que le permitirían afinar mucho el conjunto de información que constituye el perfil de los consumidores de cara a la venta de publicidad en su propia plataforma. Este es un factor de relieve si se tiene en cuenta que la facturación de publicidad mediante las subastas en tiempo real para la adjudicación de espacios constituye un elemento muy importante de los ingresos de todas las plataformas digitales. El Post señaló en su momento que el sistema se introduciría en las cadenas de tiendas de alimentación denominadas Amazon Whole Food. Habrá que ver como evoluciona el sistema.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...