edición: 2285 , Lunes, 21 agosto 2017
03/03/2009
El Ejecutivo promueve una segunda ola de recapitalizaciones

Ampliaciones de capital en la Banca a la vista

Banesto, Bankinter, Sabadell, CAM y Caja Madrid no alcanzan el Tier 1 del 8% que el vicepresidente y el gobernador quieren
Emilio Botín
Juan José González

Cuando no son las provisiones, es la morosidad, y cuando no, la solvencia. La inquietud reinante en Banco de España y ministerio de Economía hace sospechar que a la Banca española, en esta crisis, le quedan aún por hacer algunos deberes. En los dos principales centros de poder económico del país, quieren llegar a Londres, a la cumbre del G20, el 2 de abril, con una imagen de banca modelo, banca aplicada, tan solo con algunos  problemas marginales, locales, pero solventados. Desde hace varias semanas, gobernador y vicepresidente han hecho lo posible por calentar una olla que ya tiene presión. No se han descartado intervenciones, ni mucho menos recapitalización de alguna financiera. Sí parece estar despejado cualquier atisbo o intento de nacionalización, lance temido, únicamente, por tres bancos medianos (Pastor, Guipuzcoano y Sabadell), aunque aumenta cada día el riesgo de intervención -modelo CCM- en otra caja, pero esta vez catalana. Se quiere y se espera una segunda ola de recapitalización que afecte a las 9 entidades financieras de mayor tamaño.

No llegará la sangre al río porque el Gobierno español no quiere presentar en Londres ni un solo borrón. Las prisas con el acelerador pisado a fondo en el “arreglo” de Caja de Castilla La Mancha (para evitar el pánico de esas colas de clientes esperando para retirar sus fondos) fue el último movimiento de la llamada “operación limpieza” puesta en marcha por gobernador y vicepresidente. A la reunión del G20, quiere llegar el Gobierno con la una Banca en perfecto estado, porque se sabe que es la única forma de justificar la presencia del Ejecutivo español y porque el sector suscita un evidente interés en la comunidad internacional.

Pero ahora queda la tarea pendiente más complicada: convencer a los bancos que no llegan al 8 de Tier 1 que recapitalicen, lo que elevaría la solvencia a un nivel de máxima confianza. No alcanzan ese Tier 1, Bankinter, Banesto, Sabadell, CAM ni Caja Madrid, y a BBVA le faltan apenas 10 décimas para llegar al 8. Sólo Santander, Popular y La Caixa superan el 8.

Así que está claro cuáles son las entidades que tendrían que poner en marcha una ampliación de capital en los próximos 30 días, o seguir con emisiones de deuda senior (caso de BBVA) o subordinada (La Caixa, Popular, Banesto, CAM, Caixa Cataluña y Sabadell). Reforzamiento de capital –unos 16.200 millones- que, además de la ampliación de capital pura y dura de Santander en noviembre por 7.200 millones de euros, son considerados en el Banco de España como necesarios aunque no suficientes; faltaría una “segunda ronda” de capitalización para no tener mayores problemas para lo que queda de ejercicio. Porque la solvencia se ha convertido en el paradigma del sector. La sensación general es que la media del sector se mantiene en cotas elevadas, con un promedio para la gran Banca del 8,48 % al cierre de 2008. Sin embargo, esta cifra esconde alguna situación que puede desvirtuar, a nada que vengan mal dadas, esa media, hasta el punto de llegar a situarse en el 7,90 %.

Ahora preocupan los resultados de cierre del primer trimestre de 2009, donde no se descartan los primeros números rojos en el sector. Un trimestre en el que las ganancias recurrentes suelen ir a la baja, sin extraordinarios, con morosidad al alza, provisiones subiendo en la misma línea y velocidad, con la cartera de crédito al consumo e hipotecaria bajo mínimos y, finalmente, con pérdidas de capitalización bursátil que para los dos grandes se puede saldar con retrocesos superiores al 38%. Con un primer trimestre como el que se prevé, es fácil que la ratio Tier 1 siga bajando, e incluso alguno de los que ahora está servido en ratio de solvencia se puede ver obligado a hacer algún esfuerzo adicional.

gobernador y vicepresidente insisten y pelean ahora por el fortalecimiento de los recursos propios de las nueve primeras entidades financieras del país –seis bancos y tres cajas-, las de mayor peso y relación internacional de sus negocios, las de mayor visibilidad. Tienen pánico a que una pequeña caja provincial suspenda pagos, porque el efecto dominó en el sistema financiero es inmediato y automático porque no respeta países, ni mucho menos regiones autonómicas.

Los procesos de rescate e intervención de los bancos norteamericanos y británicos están siendo seguidos por técnicos de la Administración. Estos evalúan los errores en los que, a juicio de sus respectivas autoridades, han incurrido los ejecutivos y consejeros de las entidades en crisis. Deben hacer una estimación de los mismos para comprobar que no se ha recorrido el mismo camino en ninguna de las entidades españolas. Pero por desgracia, hay alguna práctica que sí resulta común. Cuando los técnicos concluyan su diagnóstico sobre la crisis financiera nos enteraremos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...