edición: 2455 , Jueves, 26 abril 2018
14/12/2012
Pendientes de China

Analistas que ya hablan de burbuja en Inditex

Ritmos de ventas y de beneficios, ambos en récord histórico, parecen insostenibles
Dudan sobre cuál sería la reacción de los inversores ante una previsión de resultados a la baja
Juan José González

Se ha convertido en un clásico. Es la presentación de los resultados de la empresa española Inditex, el mayor distribuidor textil del mundo, ahí es nada. Una ceremonia sencilla online para todo aquel que desee conectarse (incluidos analistas y medios de comunicación) de periodicidad trimestral y sobre la que el presidente ejecutivo, Pablo Isla, ha pensado, ¿qué mejor publicidad que los resultados trimestrales ocupando secciones de economía, bolsa, finanzas, empresas y laboral? Lo cierto es que la realidad le está dando la razón al ejecutivo de Amancio Ortega, el dueño, y la empresa sigue ocupando un lugar preferente y acaparando la atención del público financiero y empresarial. Si bien es cierto que los excelentes resultados de tan exitosa empresa son elogiados desde todos los sectores sociales, no falta alguna voz crítica que ponga en cuestión varios aspectos sociales, financieros y estratégicos del grupo textil, aunque quizás se mantengan en un segundo plano, a la sombra del éxito.

La compañía, como no podía ser de otra forma, es centro de atención de analistas nacionales e internacionales. Unos y otros señalan que el mercado español –el Ibex 35 y poco más- no tiene actualmente mayor complicación: “el 90% de las compañías cuentan con un potencial altísimo a medio y largo plazo, y el resto, dos o tres, se prestan al trading a corto”, lo que limita bastante la elección, en función de la mayor o menor especulación que se quiera asumir. Se refiere el analista de un conocido fondo de inversión internacional a Técnicas Reunidas y a Amadeus, pero en cambio se muestra contrario a “meter en cartera” a Grifols e Inditex. Desplazado desde su oficina en Baker Street (Londres) para conocer in situ (un hotel madrileño) a “gente de la textil”, sonríe con los números de la textil y advierte que en la City londinense se relaciona la cotización actual (104 euros) con la burbuja del inmobiliario o de otras compañías tecnológicas que cotizan en el Nasdaq.

Burbuja, un término que se está convirtiendo en todo un desafío para la compañía de Isla, un valor que en el presente ejercicio se apunta una revalorización del 67% (Grifols del 98%, Amadeus el 50%...) que tras comenzar el año en 61 euros alcanzaba los 105 a finales de noviembre. La pregunta es sí esta diferencia de valor se debe a la buena marcha del negocio, a la política de dividendos, o se debe a esa irracionalidad de los mercados tan habitual en épocas de boom y de recesión, como es el caso. Otros analistas se están cuestionando el PER de la acción, camino de las 25 veces, y en la casa de análisis de uno de los grandes bancos españoles vienen observando que las expectativas de beneficios que ofrece la compañía superan siempre las previsiones de los analistas más optimistas. La duda de estos es por cuánto tiempo será sostenible el actual ritmo de ventas y beneficios.

Las cifras de los primeros nueve meses fiscales, muestran una empresa que se mantiene en sus mejores niveles de resultados, en concreto, sus ventas superan ya los 11.300 millones de euros, un 17% más, y gana 1.655 millones, un 27% más, y da empleo a 116.100 trabajadores en todo el mundo. Por ratios de gestión, la textil sigue líder e intocable en la cumbre. En el presente ejercicio ha creado casi 7.000 puestos de trabajo, aunque un miembro del comité de empresa bromea al respecto, asegurando que, efectivamente, crea mucho empleo porque no hay contrato que pase de tres meses, aludiendo a una excesiva rotación de la plantilla en la comunidad gallega.

En los resultados que acaba de presentar, correspondientes a nueve meses de su ejercicio fiscal, Inditex ofrece algunos síntomas (que no son los primeros) de “fatiga en cuentas”, a pesar de haber mejorado un 27% el beneficio. Asegura el analista británico que los inversores siguen valorando en exceso el histórico de la evolución del negocio, y que de esta forma, la cotización actual viene otorgando más valor a los beneficios pasados que a las expectativas de resultados futuros. Observa también, que los resultados de las ventas online no aparecen esta vez con tanta claridad como en anteriores ocasiones, y que la sensación generalizada de los analistas apunta a un próximo cambio en la tendencia de sus los resultados; “habrá que esperar para ver cómo se comportan los inversores ante un tropiezo en el mercado asiático”, cuyas ventas han propiciado unas cuentas mejor de lo previsto por la compañía. E incluso, duda sobre la forma en que acogerían los mercados unas expectativas de resultados inferiores a los registrados hasta el momento. Ahora, todo está pendiente de la gran incógnita del mercado asiático, China, donde se espera una corrección para el próximo ejercicio.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...