edición: 2109 , Viernes, 2 diciembre 2016
29/09/2008

And the winner is… Emilio Botín

Germán M. Crespo

El rumor se convirtió en noticia y el cada vez más británico banco Santander ha sido el elegido por las autoridades británicas para salvar el Bradford & Bingley y evitar su quiebra. La entidad dirigida por Emilio Botín aumenta su presencia en Gran Bretaña, tras la compra del Abbey y en proceso de completar la adquisición del Alliance & Leicester, ahora comprará unos depósitos valorados en unos 22.000 millones de libras (unos 27.280 millones de euros), correspondientes a 2,5 millones de ahorradores, además de 197 sucursales que el B&B ¿Seguirán pensando en el Reino Unido que somos PIGS?

No es de extrañar que el Gobierno de Gordon Brown se haya decantado por el banco dirigido por Emilio Botín para salvar los muebles en el Bradford & Bingley. La estrategia seguida por el Santander en tierras británicas ha sido ejemplar con su apuesta por el Abbey. Si a eso le añadimos que Emilio Botín anunciaba el día de la aprobación de compra del Alliance & Leicester que este año ganará más de 10.000 millones de euros, no le quedaba al primer ministro ninguna duda.

Hace ahora una semana, la FSA, regulador del sector bancario en el Reino Unido, había contactado con el banco español Santander, con el grupo holandés ING y con el National Australia Bank para sondear su posible interés en la adquisición del B&B, tras la debacle que vivían sus títulos en Bolsa, que han caído más de un 90% desde principios de año, y las voces que anunciaban la quiebra de la entidad, que cuenta con unos 2,5 millones de clientes, que suponen depositados por importe de 22.000 millones de libras (27.280 millones de euros).

Los detalles de la compra se facilitarán antes de la apertura de las Bolsas. No sería de extrañar que la acción del banco español -¿inglés?- se dispare, máxime cuando republicanos y demócratas logran un acuerdo para salvar la banca estadounidense, que sin duda tendrá una repercusión positiva en los mercados bursátiles de todo el mundo.

La adquisición de Bradford & Bingley no maquilla la mala situación que vive el sector financiero británico y que se convierte en la segunda nacionalización de una entidad británica, tras el Northern Rock, asumiendo el Gobierno británico otros 41.000 millones de libras (75.000 millones de dólares) en hipotecas residenciales de mala calidad con los que cuenta la entidad.

Con esta compra del Santander, Emilio Botín pone de manifiesto que la banca española estaba preparada para cualquier crisis y que aprovecharía su oportunidad. Ahora bien, ¿seguiremos siendo para los británicos unos PIGS? Parece que los acrónimos no son lo suyo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2016 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...