edición: 2851 , Jueves, 21 noviembre 2019
25/10/2019
OBSERVATORIO DE TALENTO RELACIONAL

Ansiedad laboral

Julián Gutiérrez Conde
Tenemos las corporaciones más poderosas de la historia; acumulan los mayores beneficios de la historia, con las mayores cualificaciones de la historia, y las más sofisticadas tecnologías e la historia. ¿Me quieren explicar entonces por qué se ven sometidas a la mayor inquietud de la historia? ¿Por qué acumulamos el mayor grado de insatisfacción de la historia?
¿Y por qué existe tanta ansiedad en las personas que, aun reconociéndose unas privilegiadas, tiene su empleo en estas mismas Corporaciones?

Los comentarios de los empleados respecto de sus organizaciones son una letanía de quejas e insatisfacciones por modos de hacer que les parecen absurdos e incomprensibles; Precipitación, falta de planificación, efecto sorpresa, exceso de responsabilidad y falta de medios, aislamiento interdepartamental, incomprensión de procesos con los proveedores de out-sourcing, desbarajuste e incongruencias, objetivos contrapuestos, incomunicación con sus jefes, falta de reconocimiento, exceso de exigencias y escasez de compensaciones, ... ¿quieren que siga? 

Cualquiera que, como yo, mantenga contactos con personas de las más diversas corporaciones, nacionales o internacionales, escuchará, como yo, estos y otros lamentos. Y lo más sorprendente y triste es que quienes así se manifiestan no son ni malintencionados, ni pasotas, ni chiflaybailas sino personas cuerdas y constructivas.

Pero además es interesante observar los comportamientos de una gran mayoría de personas. Caminan agitadas, se las ve confundidas, picotean de aquí y de allá como saltando de flor en flor sabiendo que lo hacen de forma inconsistente y se sienten incómodos por caminar sin orden ni concierto. Viviendo un “todo para ya” que ni entienden ni comparten y viendo naufragar una y otra vez su propósito de hacer las cosas bien.

Es triste ver a personas cualificadas, competentes y deseosas de progresar y hacer un buen trabajo, marginadas en medio de una vorágine de caos y despropósitos incomprensibles.

No hay razones objetivas que hagan comprensible ni este modo de hacer ni, mucho menos, este modo de sentir. No hay razones para que no exista la comunicación y cercanía que debiera existir y que sirve de motor a las organizaciones.

La sociedad de la opulencia, la tecnología y la cualificación es también la sociedad de la insatisfacción y de la ansiedad. Algo debemos estar haciendo mal ante esta preocupante situación tan injustificadamente generalizada.

Se puede reaccionar de diferentes maneras ante esta situación:
-    Negando los hechos y calificándolos de catastrofistas.  
-    Culpando a las personas de “endeblez”
-    Mirando hacia otro lado y continuando como si fuera la única opción posible.
-    Reconociendo los hechos y aprendiendo a gestionar el temple y la planificación real.

Ustedes mismos, señoras y señores directivos, elijan. Porque es su responsabilidad.   

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...