edición: 2494 , Viernes, 22 junio 2018
08/11/2017

AP Möller Maersk atribuye sus pérdidas trimestrales al ciberataque y a los cargos en la petrolera

El grupo cifra el coste del virus No Petya que paralizó terminales entre 250 y 300 millones de dólares
Carlos Schwartz
El conglomerado AP Möller Maersk propietario de Maersk Line, la primera naviera internacional, anunció una pérdida en el tercer trimestre de 1.539 millones de dólares comparado con un beneficio de 438 millones de dólares en el mismo periodo el año pasado. Las perdidas atribuidas a operaciones ahora discontinuadas fueron de 1.439 millones de dólares y son cargos en la división petrolera del grupo en particular en perforación. Möller Maersk vendió sus operaciones petroleras y de gas a Total en dinero y acciones en el tercer trimestre mientras que AP Möller Holding adquirió Maersk Tanker la división de buques tanque. Tras vender la operación de petróleo y gas el conglomerado decidió calificar como operación interrumpida a la división de perforación que aun conserva y anotó en este trimestre los cargos correspondientes a sus pérdidas operativas en esa de una sola vez y que fueron de 1.750 millones de dólares. Las pérdidas atribuibles al ciberataque con el virus informático No Petya que paralizó las terminales de contenedores del grupo fueron de entre 250 y 300 millones de dólares de acuerdo con las estimaciones de la empresa. El consejero delegado del grupo Soren Skou señaló que la separación de los activos petroleros del resto del grupo, cuyo eje vertebral son la naviera y las terminales de contenedores, está en marcha y que el destino de las divisiones de perforación y servicios petroleros será definido antes de 2018. La empresa dejó sin especificar su previsión de beneficio para este año lo que de hecho constituye una rectificación de sus objetivos anteriores de “más de 711 millones de dólares”.
En el informe del tercer trimestre hay una corrección respecto del beneficio este año. Esta rectificación coincide con un recorte en la previsión para Maersk Line que ahora se sitúa “alrededor de los 1.000 millones de dólares” mientras que antes se había fijado en más de 1.000 millones de dólares. El coste del ciberataque no es despreciable y enciende una luz de alarma para el sector logístico en general porque el efecto puede ser catastrófico al paralizar operaciones fundamentales en el transporte y logística de la carga marítima. El cierre de las terminales de contenedores alteró toda la programación de movimientos de barcos y contenedores durante al menos dos semanas.

El conglomerado dijo que los mayores costes eran por la dificultad en la recuperación de las actividades tras el ataque y por la pérdida de fiabilidad. Según el informe trimestral el efecto económico del ciberataque se debió a la pérdida de negocio en los meses de julio y agosto pero que los problemas residuales elevaron los costes y dificultaron la utilización de las infraestructuras durante el trimestre. Skou señaló que su empresa estaba invirtiendo en sistemas informáticos resistentes a los ataques externos decenas de millones de dólares, pero señaló que fueron muchas las empresas afectadas y que estos ataques no son obra de escolares en un garaje, sino de delincuentes en algunos casos con el patrocinio de gobiernos.

Parte de los costes operativos que han afectado a los resultados es el aumento en el precio de los combustibles. El conglomerado ha disimulado el deterioro en los resultados con una fraseología exitista, aunque la realidad es que la empresa está en el medio de una reestructuración radical con venta de activos y rectificación de estrategias. Tras un periodo de incremento de flota y mantenimiento de las divisiones de petróleo y gas en medio de una caída en picado del precio del crudo y de las tarifas de flete marítimo para contenedores la empresa acusó recibo de la caída de los márgenes y el exceso de capacidad en el sector registrando en 2016 pérdidas.

La modificación de los objetivos estratégicos de la empresa danesa suponen la venta de todos los activos del sector del petróleo y el gas, la venta de Maersk Tanker, y la concentración de las actividades del conglomerado en el transporte marítimo y  la logística de forma integral. Fuentes de la empresa consideran que en el contexto de los cambios adoptados en los criterios contables los resultados representan en realidad una mejoría. El grupo ingresó en el tercer trimestre 8.046 millones de dólares comparado con 7,073 en igual periodo el año pasado lo que representa un incremento del 14%.

Maersk tiene que completar la incorporación de la naviera alemana Hamburg Süd adquirida este año por 4.000 millones de dólares. Esta compra fue definida como una consolidación en el sector con una naviera complementaria en rutas. Los analistas del sector consideran que Maersk sigue atento a las posibilidades de una nueva adquisición en el sector en el camino de una mayor consolidación de un mercado muy fragmentado en el que los que llevan la voz cantante representan una fracción del total. Maersk, quien afirmó en agosto que el sector del transporte de contenedores manifestaba las mejores condiciones desde la crisis financiera, admitió que las tarifas cayeron sin explicación razonable en el tercer trimestre respecto del trimestre anterior. Esta caída de las tarifas del flete de contenedores se registró a pesar de que la demanda de contenedores en el tercer trimestre creció un 5%, tal como anticiparon oportunamente las fuentes de la propia Maersk.

La actividad en el sector de los contenedores y sus tarifas son una referencia sobre el estado del comercio internacional y la demanda de flete es un dato positivo y todo hace suponer que 2017 será un año de recuperación en la demanda de contenedores tras años de retracción. Las fuentes consultadas señalaron al respecto que las tarifas de fletes para contenedores han mostrado nuevamente una recuperación en el comienzo de noviembre. Según el informe trimestral de Maersk las tarifas de contenedores aumentaron un 14% en el trimestre en tasa interanual pero los volúmenes cayeron un 2,5% debido al ciberataque y el coste de los combustibles subió un 26%.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...