edición: 2595 , Miércoles, 14 noviembre 2018
09/02/2017

APMoller, propietario de la primera naviera mundial, sufre pérdidas por segunda vez en 70 años

El revés es una combinación de bajas tarifas en el transporte de contenedores y la crisis petrolera
Carlos Schwartz
El grupo APMöller Maersk, el conglomerado propietario de Maersk Lines la principal naviera mundial en el transporte de contenedores, anunció pérdidas de 1.900 millones de dólares a resultas de los cargos soportados principalmente, pero no solo, en los balances de sus filiales Maersk Drilling (1.400 millones de dólares) y Maersk Supply Services (1.200 millones de dólares). El total de los cargos por diversos factores fue de 2.800 millones de dólares. Los bajos ingresos de las restantes operaciones significativas del grupo solo atenuaron parcialmente la magnitud del descalabro. Esta es la segunda vez en 70 años que la empresa sufre pérdidas. La dimensión del rojo en el balance supone un récord para el mundo corporativo danés, con el antecedente de las anunciadas por Dong Energy para el ejercicio de 2015 con 1.500 millones de dólares.
Maersk Lines anunció en diciembre la adquisición de la naviera Hamburg Süd, una empresa familiar afectada por las bajas tarifas en el sector del transporte de contenedores con líneas Asia-América Latina complementarias con los planes de expansión de Maersk. Pero la división naviera sufrió pérdidas por importe de 376 millones de dólares para 2016 lo que supone el -1,9% sobre el capital invertido.

La empresa atribuyó las pérdidas en la naviera a las “malas condiciones del mercado”. A pesar de ello el consejero delegado Soren Skou afirmó que la empresa ganó el año pasado cuota de mercado y que en 2017 se encaminan hacia la obtención de un beneficio. En su análisis la empresa señaló que las tarifas del transporte de contenedores tuvieron un fuerte retroceso en el primer semestre del año con una débil demanda y una tendencia a la desaceleración en el comercio mundial. “Durante el segundo semestre, y en especial en el último trimestre de 2016 la demanda inició una recuperación que, junto a una reducción en el ritmo de crecimiento de la capacidad en el sector, contribuyó a una mejoría de las tarifas de flete”, señaló una fuente de la empresa a ICNreport.

La división de terminales portuarias, APM Terminals, registró un beneficio de 438 millones de dólares comparado con 654 millones de dólares en 2015. Esta división tiene importantes operaciones en España, en los puertos de Algeciras, Valencia y Barcelona. En estos últimos dos su entrada es reciente tras la adquisición de TCB Group en el que tiene prevista una inversión de 400 millones de dólares. “Los menores beneficios se deben esencialmente a la fuerte competencia en algunas terminales de América Latina, y a los cambios en las redes de las líneas marítimas y a un mercado débil en el Noroeste de Europa y África. Los ahorros efectuados no lograron contrarrestar esa tendencia totalmente”, dijo la fuente. Pero el epicentro de los problemas del grupo está en las operaciones de perforación en el sector petrolero.

Maersk Drilling sufrió pérdidas de 694 millones de dólares en 2016 pero el balance debió soportar un cargo después de impuestos de 1.400 millones de dólares por el deterioro de activos fruto de la situación del sector petrolero. La empresa cerró el año con 10 plataformas paralizadas por falta de contratos. La división de suministro, Maersk Supply Service tuvo pérdidas de 1.200 millones de dólares y cargos por deterioro de activos de otros 1.200 millones. Por el contrario Maersk Oil a expensas de fuertes recortes en el gasto entró en beneficio al igual que la división de buques tanque del grupo.

En septiembre del año pasado Maersk anunció junto con los resultados del primer semestre un plan de reestructuración del grupo en el cuales escindían los activos dedicados a la actividad petrolera de las operaciones navieras, portuarias y de logística. De acuerdo con fuentes del sector petrolero el conglomerado ha buscado de forma activa una salida a los activos vinculad agrupados vinculados a la actividad petrolera incluyendo la posibilidad de un socio estratégico o la venta de esas operaciones. La empresa inició un reordenamiento de la división petrolera cuya actividad se va a concentrar en pocas áreas geográficas en las que tiene un valor añadido significativo y presencia relevante, como los sectores del Mar del Norte británico, danés y noruego. En la industria marítima el grupo pretende lograr una compañía integrada de transporte y logística “con soluciones digitales individualizadas para los clientes” de acuerdo con Soren Skou.

La división de Transporte y Logística agrupa actualmente a Maersk Line, APM Terminals, Damco, Svitzer, y Maersk Container Industry bajo una estructura de empresa única con múltiples marcas. El grupo considera que la misión de estas “unidades reunidas en una misma empresa es la de facilitar cadenas de suministro globales y ofrecer a los clientes la posibilidad de incorporarse al comercio global”. En su análisis Maersk señala que el comercio de bienes “creció el año pasado por debajo de las expectativas en el primer semestre del año contribuyendo a una fuerte presión a la baja sobre las tarifas del flete de contenedores.

En la segunda mitad del año, especialmente en el último trimestre, aumento la demanda mientras que se reducía el ritmo de las entrega de nueva capacidad en el sector lo que permitió una mejoría de las tarifas del flete de contenedores”.

Las condiciones del mercado han contribuido a un proceso de concentración en el sector del que Maersk ha participado pero también ha supuesto la quiebra de un significativo partícipe del mercado, la naviera coreana Hanjin. El grupo atribuye los peores resultados en su división de operaciones portuarias, APM Terminals, en parte a la consolidación en el sector que ha eliminado líneas y la frecuencia de entrada a determinados puertos  por el simple efecto de la racionalización de los trayectos, que ha incidido en la frecuencia y destino de las entradas a los puertos por parte del conjunto de las navieras. El problema de fondo del grupo es el deterioro de los ingresos en las dos grandes actividades en las que está comprometido: transporte marítimo, logística y operaciones portuarias de un lado y petróleo del otro. Ambos han pasado por momentos muy críticos en el pasado reciente.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...