edición: 2637 , Viernes, 18 enero 2019
09/01/2009

Apple y Telefónica blindan los ‘burladeros’ del iPhone

A.Z.- No es sólo Simyo. La exclusividad se ha convertido en una muralla que más de uno busca saltar, con la pértiga del comercio europeo o por los atajos del mercado negro. A Orange, la competencia gala le aguó la Navidad; Yellowsnow no se resiste a saltar los muros del smartphone de Apple y a la tentación de ‘tocarle los iPhones’ a Steve Jobs con el mismo empeño con el que Simyo ha tratado de hacerlo con Telefónica en España. Aún a costa de caminar por la cuerda floja de la ilegalidad y caer bajo el impacto de las demandas. Pero los asaltos para cazar a cañonazos la exclusividad del iPhone tienen aún más de  ruido que de nueces. Apple se protege en los burladeros de la ley y la tecnología. Las operadoras en los del mercado; Alierta en los del consumo. Y son las operadoras -con Movistar en España y O2- las primeras en abrir la puerta a un iPhone de tarjeta, que deja sin sentido a los desembarcos corsarios.

Apple se pertrecha en las trincheras comerciales: ya no tiene acuerdos de reparto de ingresos con la mayoría de las compañías que venden el iPhone 3G, que subsidian el teléfono y se quedan con los ingresos mensuales. Y los de Jobs se protegen contra la tormenta de asaltos a la exclusividad de su smartphone. La versión beta de YellowSn0w, la aplicación que prometía liberar el iPhone 3G para utilizar la tarjeta de cualquier otra operadora para tener acceso a la red móvil, colea, convertida en un ‘quiero y no puedo’, con las funciones imitadas y la operatividad castrada. Los métodos para manipular la tarjeta SIM, además de ilícitos, están sólo al alcance de hackers especializados.

Y Apple trabaja ya en software del iPhone para introducir modificaciones que lo impidan, así como en las actualizaciones del sistema operativo Mac OS X software dirigido a mantener el bloqueo. Además, la disponibilidad del teléfono en docenas de países y la venta de iPhones sin contrato por parte de muchas operadoras estrechan las oportunidades de quienes driblan su exclusividad. Lo sabe Telefónica: empujada a poner sobre la mesa también ofertas prepago sin contrato para el iPhone 3G y a sacarle filo a su capacidad como regalo estrella de estas Navidades, ha comenzado a salvaguardar todas sus trincheras en la guerra de los smartphones.

El huracán de los teléfonos inteligentes sigue soplando sobre la telefonía móvil, pero sólo lo justo -al menos hasta ahora- para alimentar las velas de Steve Jobs. En tan sólo año y medio, Apple se ha convertido en el tercer mayor fabricante de móviles del mundo por facturación, con unos ingresos entre julio y septiembre de 4.600 millones de dólares (3.589 millones de euros), frente a los 12.700 millones de dólares de Nokia y los 5.900 millones de Samsung y ha vendido más móviles que la suma de todos los fabricantes que utilizan el sistema operativo Windows Mobile de Microsoft en sus teléfonos inteligentes.

En cambio, el sistema de Nokia ha perdido más de veinte puntos porcentuales en un año, hasta situarse con un 46,6% de cuota. Un impulso que ni el primer ´Google Phone´, ni el Blackberry han podido contener.Hasta ahora. Las presiones se han ejercido por la ‘gatera’ de los hackers y por la puerta mayorista, pero no por las de precios. Se lo ha recordado Wall Mart, con las ‘rebajas más caras’ del iPhone: la mayor cadena minorista del mundo permitirá a sus establecimientos "igualar" las condiciones de cualquier oferta que realice cualquier competidor a nivel local en este producto. Eso es todo. Ni el final de la exclusividad gala, ni los esfuerzos estadounidenses para comercializar en masa, arañan en los muros de Steve Jobs y, sobre todo, los de  las operadoras que tienen la exclusividad.

Simyo le ha tocado los ‘iphones’ hasta a Google. No se resiste a pasear por la senda del riesgo. Con la misma alegría con que se puso el iPhone de peineta, saltó los contratos de Movistar, vendió el Sony Ericsson C902 de James Bond subastó -camiseta en ristre y en los predios de Ebay- el HTC G1, un terminal bloqueado, que sólo puede operar bajo la red de T-Mobile en EE UU, exclusivo de Google. Todo por arañar en la guerra de ‘todos contra el iPhone’ lo que el mercado, la portabilidad y la batalla de las low cost le ponen difícil. Aunque se arriesgue a una demanda por violar la exclusividad de Google y la de Apple con Telefónica y, como mucho, le haya hecho un favor a Movistar, empujada a poner sobre la mesa también ofertas prepago sin contrato para el iPhone 3G.

Y es que de este lado de los Pirineos, Telefónica se asegura todas las trincheras en la ‘guerra del iPhone’, decidida a sostener en exclusiva los mejores móviles del mercado. Pero hace valer sus ventajas frente al mercado galo y dispone de la llave en el español y el británico. Le adorna la exclusividad a Apple. César Alierta no quiere arriesgarse a que el iPhone marque las distancias con sus clientes, a que destierre a aquellos que provengan de otras operadoras, y a los recién llegados a la esfera de los smarthones, o los que prefieran un modelo de prepago. Telefónica vendió más de 60.000 iPhone 3G en España en los primeros 50 días, mientras que las cifras alcanzan las 120.000 unidades en la docena de mercados en los que ha distribuido el terminal de Apple desde el 11 de julio. Y cuenta con haber vendido más de 10 millones de dispositivos móviles en 2008, incluidos teléfonos, módem USB y portátiles, lo que implica un crecimiento del 4% respecto al año anterior, gracias a los cerca de 3 millones de aparatos del cuarto trimestre, al calor del estreno en la campaña de Navidad de la exclusividad del Nokia 5800, el N96 y el Sony Ericsson W595; y de la apertura del iPhone a los clientes de tarjeta prepago.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...