edición: 3097 , Viernes, 27 noviembre 2020
29/10/2020

Apple enfrenta una investigación por su relación con Google que puede provocar un buscador propio

Los anunciantes franceses ponen una denuncia contra un cambio en el sistema operativo del iPhone
Carlos Schwartz
El Departamento de Justicia estadounidense mantiene una investigación sobre violación de las normas de la competencia por los significativos honorarios que Google paga al fabricante del iPhone para que su buscador sea el que viene por defecto en el terminal inteligente. De acuerdo con fuentes del sector los pagos de la subsidiaria de Alphabet son multimillonarios, y están bajo la lupa de una investigación del Departamento de Justicia en Estados Unidos. Este procedimiento abierto habría impulsado a Apple a intentar el desarrollo de su propio buscador, de acuerdo con fuentes de la industria. El sistema operativo del iPhone, el iOS en su última versión incorpora un detalle que ha llamado la atención de los analistas del sector. En el iOS 14 el iPhone ha comenzado a listar sus propios resultados de búsqueda y enlaces a las páginas web correspondientes cuando los usuarios teclean sus preguntas en la pantalla del teléfono. Esto es una manifestación de capacidad propia en el desarrollo de una búsqueda en Internet y un cambio sustancial en la forma de operar que puede ser el indicio del desarrollo de una vía alternativa al uso de Google. El diario Financial Times señala que la tecnológica de Silicon Valley “es notoria por el secretismo sobre sus proyectos internos pero la novedad se suma a la creciente evidencia de que está trabajando para crear una rival al motor de búsqueda de Google”.
Hace dos años y medio Apple contrató al jefe del motor de búsqueda de Google, John Giannandrea, en una decisión que pretendía potenciar el desarrollo de su capacidad en materia de inteligencia artificial y el desarrollo del asistente virtual Siri. Sin embargo, en la maleta del ejecutivo también viajaron ocho años de experiencia en el desarrollo del motor de búsqueda de Internet. La creciente capacidad propia le daría una alternativa independiente en el caso de que su lucrativo acuerdo con Google se viera bloqueado por los reguladores. Es cierto que construir esa alternativa llevará años y una fuerte inversión, pero en la medida que el beneficio para este año se estima en 55.000 millones de dólares y sus reservas de caja se estiman en 81 millones, la empresa puede hacer una apuesta independiente en el largo plazo.

Mientras tanto, un grupo de anunciantes en Francia ha presentado una denuncia en contra de Apple ante el regulador de la competencia allí, señalando que algunos cambios que el propietario del iPhone piensa hacer en sus terminales telefónicos van en contra de las normas de la competencia. A partir de 2021 el sistema operativo del iPhone va a preguntar a los usuarios cuando se usan las aplicaciones si están dispuestos a permitir que se recoja su identificador de publicidad, un número de identificación que permite rastrear los intereses del usuario y enviarle publicidad dirigida de acuerdo con sus preferencias y verificar qué tal han funcionado las campañas. 

Las compañías que han presentado la queja, hecha a través de un grupo de asociaciones comerciales, dicen que pocos usuarios van a dar su consentimiento para ser rastreados dificultando a las empresas, desde proveedores de juegos online hasta los editores de prensa, vender anuncios personalizados afectando a la intermediación en esos procesos. De acuerdo con analistas del sector, este es el primer caso en el que se vincula la cuestión de la privacidad con consideraciones sobre la libertad de competencia. Los asesores legales de la denuncia dicen que Apple utiliza la cuestión de la privacidad de los usuarios como tapadera para una conducta contraria a la competencia. En agosto Facebook manifestó su oposición a esta práctica señalando que va a modificar la forma en la cual canaliza publicidad a través de las aplicaciones. Lo que los denunciantes critican es que Apple suma su pregunta, en un lenguaje que consideran que puede intimidar, a las advertencias que los anunciantes ya han incorporado para adecuarse a la protección de la privacidad exigida por los reguladores de Europa y de algunos estados, como California, en Estados Unidos.

Los cambios en el software de Apple van a preguntar a los usuarios si desean que su conducta comercial sea rastreada por las aplicaciones con el objetivo de mostrarle publicidad individualizada. La denuncia afirma que la formulación de la pregunta en esos términos va a determinar una respuesta negativa de los usuarios inutilizando al número identificador del usuario. La asociación de comerciantes involucrada en la denuncia ha solicitado medidas cautelares respecto de la introducción de los cambios en el software. Apple planificaba inicialmente introducir los cambios en septiembre este año pero el aluvión de críticas llevó a que se retrasara la operación al año que viene. Algunos editores se han quejado de que no van a poder mantener sus tarifas para los usuarios de iPhone cuyo número identificador no funciona. 

Las empresas que ponen publicidad para alentar a los usuarios a descargar aplicaciones en un mercado que representó 57.800 millones de dólares el año pasado de acuerdo con la compañía de análisis de anuncios digitales Apps Flyer rechazan esta política. Pero la cuestión es que la solicitud de consentimiento al usuario del teléfono no rige para el negocio de anuncios digitales propio de Apple, que de acuerdo con analistas del mercado digital generaría este año para la empresa entre 3.000 y 4.000 millones de dólares. Apple personaliza los anuncios de acuerdo con las preferencias de los usuarios de sus equipos en su App Store y en Apple News. Los usuarios para poder salir de ese rastreo que hace la propia Apple deben modificar en la configuración del teléfono  algunos elementos que hay que encontrar por iniciativa propia. Apple argumenta que el rastreo que efectúa ella como empresa no cuenta porque la información sobre esos datos no se comparte con terceros.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...