edición: 2679 , Martes, 19 marzo 2019
21/02/2019

A propósito de la crispación y la mala educación

Alfonso Pajuelo
La crispación se ha instalado en el circuito político con algunas incursiones en el territorio de la mala educación. Lo malo, lo peor, es que es una situación buscada e inducida siguiendo la ‘escuela aznar’ incluso llegando a superar por momentos al maestro. Las derechas, echando carreras por ver quién provoca más y mejor, son proactivos mientras el PSOE pone su grano de arena indirecto con la volatilidad intelectual de su líder sembrando el desconcierto.
Podemos ayuda lo que puede, como siempre, con actuaciones poco tranquilizadoras forzadas por su temor ante la posibilidad de sufrir un nuevo varapalo en las próximas elecciones. Su comportamiento en la comisión del Pacto de Toledo no tiene más lectura posible que el interés político particular en una maniobra desesperada por diferenciarse del PSOE. Ya lo hizo con los arrendamientos urbanos llegando a privar a los que dice defender de, al menos, poder firmar nuevos contratos con claras mejoras para el arrendatario. Lo mismo podríamos decir de los jubilados ahora. Por no recordar (pero conviene no olvidarlo) su comportamiento rechazando aquel intento de investidura de Sánchez. ¿Alguien cree que todo hubiera sido igual si Sánchez hubiera triunfado en aquella ocasión? Por favor, para opinar sitúense en el contexto debido.

La foto de la promoción 2018 de las formaciones políticas nos presenta unos líderes que tienen algo en común: son políticos profesiones. Es decir, tienen oficio pero no beneficio fuera de la política. Es su trabajo y viven de ello, e intentan hacerlo el mayor tiempo posible. Eso no es bueno, ni malo, ni regular, simplemente es así. A falta de otras grandezas, esos líderes dan muestras constantes de luchar por su propia supervivencia y de ahí el enconamiento. Se juega mucho, todo. Y es así porque tienen el fantasma del cuestionamiento respirándoles en la nuca.

Por si fuera poco llega la extrema derecha que lleva en sus genes la violencia verbal, la constante apelación al caos. Pero no se les nota porque se funden con el ambiente general. Esas derechas están empeñadas en ponernos a todos de los nervios, quizá porque es la forma más sencilla de evitar poner sobre la mesa lo que aquel político cordobés de mal recuerdo decía: “programa, programa, programa”. ¡Qué nivel!
 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...