edición: 2574 , Lunes, 15 octubre 2018
22/04/2018

Apuntes informáticos

La estadística bancaria suele ser rica en anécdotas a nada que se escarbe entre las incidencias anuales, algo que según parece, está reservado para algunos investigadores de la historia financiera. Que tan sólo trasciendan media docena al año, no significa que el `registro´ de incidencias y fallos de la operativa bancaria se reduzca a esa pequeña cantidad de errores. Dicen en el supervisor local que se trata de sucesos aislados sin trascendencia alguna para el banco como tampoco para la clientela, sea particular o empresa.

En cualquier caso no pasa inadvertido el fallo de control informático detectado en el mayor banco de Alemania, el Deutsche Bank, donde en una operación rutinaria, de esas que se hacen miles en un segundo, se enviaron 28.000 millones de euros a una cuenta que no correspondía, cantidad que activó una alerta en la cámara de compensación europea (Eurex) y que fue corregida en pocos minutos. No se sabe todavía el origen del fallo informático, puesto que hay numerosos factores que intervienen en la operativa ordinaria.

Las cábalas, sin embargo, han circulado en torno al fallo, que, por cierto superaba en 4.000 millones de euros al propio del valor del banco en Bolsa. Una de ellas es que algún despechado quiso despedir al ex presidente ejecutivo con un fallo de control, precisamente un objetivo para el que fue fichado por el banco. Otras lenguas han querido ver en la equivocación algo así como la `jugada´ al estilo de aquel empleado de Barings Bank, quien en una operación de futuros le ocasionó la pérdida de 1.200 millones de euros y que a la postre se llevó el banco por delante.

Y es que en época de tanto proceso informatizado, las entidades parecen estar más obsesionadas por la rentabilidad que por la seguridad de los sistemas. Es probable que los fallos en estos sistemas, programados y gestionados por humanos, necesiten de mayor atención también humana, para asegurar el "cero fallos". El error del Deutsche no parece haber provocado ningún infarto ni accidentes de consideración, si bien lleva a pensar que otros fallos se producen en líneas aéreas, tráfico ferroviario, operaciones quirúrgicas, etc. que ponen los pelos de punta. Sobresaltos letales cuando estamos a punto de ver cómo desaparece el dinero físico. Aunque de la misma forma podrían desaparecer los apuntes electrónicos bancarios.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...