edición: 2494 , Viernes, 22 junio 2018
13/06/2018

Arabia Saudí fuerza un aumento de producción de crudo de la OPEP y desata un conflicto

Irak critica los incrementos sobre las cuotas y señala que las decisiones individuales no son aceptables
Carlos Schwartz
De acuerdo con el informe mensual de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) seguido con atención por los operadores del mercado a nivel internacional la producción de los países del cartel aumentó en 35.000 barriles diarios en mayo con una producción total media de 31,87 millones de barriles diarios. La producción de Arabia Saudita se incrementó en 85.000 barriles diarios pero fue parcialmente compensada por una menor producción en Nigeria, Libia y Venezuela de acuerdo con el informe que cita para estos datos “fuentes secundarias”. El reino saudí es el líder de hecho del cartel petrolero y ha sido el impulsor de un recorte de la producción asignando cuotas por país para lograr un incremento de los precios del crudo. Para este fin busco una alianza entre la OPEP y otros grandes productores y exportadores no miembros como Rusia para evitar que una producción descontrolada frustrara el objetivo común de elevar los precios. Sin embargo, el mes pasado los saudíes entablaron una negociación confidencial con Rusia con el objetivo de incrementar la producción de forma coordinada para moderar el alza de los precios del crudo tras varios mensajes enviados por Washington a Riyad advirtiendo que la escalada de los precios podría debilitar la recuperación económica internacional. 
Pero la OPEP publica dos series de datos en su informe mensual, los elaborados por la Organización y los entregados por los propios países. De acuerdo con los datos aportados por Riyad el reino saudí aumento la producción diaria en 161.400 barriles al día. El aumento de producción se anuncia en los hechos una semana antes de la reunión semestral de la OPEP la semana próxima en su sede de Viena. Está previsto que en esta reunión se debata la posibilidad de relajar los límites de producción que han operado el aumento del precio del crudo por encima de los 70 dólares por barril de crudo.

Mientras tanto la oposición a que los productores dentro y fuera de la OPEP suavicen sus objetivos de recorte de producción ha despertado oposición en el seno de la organización. Irak, el segundo productor del cartel petrolero, se ha mostrado muy crítico y ha señalado que los recortes de producción aun no han logrado su objetivo de equilibrar el mercado. “Los productores dentro y fuera de la OPEP todavía no  han logrado los objetivos propuestos”, señaló el ministro del Petróleo iraquí, Jabar Al Luaibi. “Irak rechaza las decisiones unilaterales de algunos productores que no consultan con el resto” y concluyó señalando que “No deberíamos exagerar la necesidad de petróleo del mercado en estos momentos, algo que podría causar un daño serio a los mercados globales”. 

La declaración de oposición se produjo después de que Irán y Venezuela efectuaran su propio llamamiento para que el límite de producción se mantuviera firme. La abierta resistencia por parte de un número creciente de países a la modificación de los límites acordados está cargando de tensión a la reunión ordinaria de la OPEP de la semana que viene. Los datos difundidos por Rusia ponen de manifiesto que también este país, que es el segundo mayor productor tras Arabia Saudí fuera de la OPEP, incrementó su producción de crudo. 

De acuerdo con los datos oficiales de 10,95 millones de barriles diarios a 11,09 millones de barriles diarios. La interpretación de los operadores del mercado es que ambos países están preparando el terreno para un aumento estable de la producción algo que va a socavar la unidad del cartel de exportadores. Entre otras cosas porque los primeros en aumentar producción son los que toman mayor cuota de mercado. Por su parte Venezuela ha comunicado a la OPEP datos poco creíbles de acuerdo con los cuales el país aumentó la producción en mayo en 28.000 barriles diarios.

Sin embargo las fuentes secundarias utilizadas por el cartel indican que en realidad la producción de Venezuela cayó en 42.000 barriles diarios llevando la producción total a 1,39 millones de barriles diarios es decir unos 750.000 barriles diarios menos que en 2016.

“Una reducción en los inventarios de crudo, una demanda saludable y acontecimientos geopolíticos han apuntalado la tendencia al crecimiento de los precios del crudo”, señala el último informe. No obstante, afirma, “los precios futuros del crudo han mostrado recientemente una mayor debilidad producto de la incertidumbre en tanto que los operadores se preparan para la llegada al mercado de mayores cantidades de crudo”.

El cartel había señalado en un informe anterior que la segunda mitad de este año sería “incierta” y que la banda de posibles previsiones era amplia con una demanda para el crudo producido por este grupo que oscila en los 1,7 millones de barriles entre el punto más bajo y el más alto de esa banda. Dicho de otra forma, la OPEP considera que hay un margen de incertidumbre muy alto respecto de la demanda efectiva lo que pone en tela de juicio por anticipado las decisiones que se tomen en Viena. 

Para complicar el panorama aún más los precios al alza del crudo han espoleado la producción de las petroleras independientes en Estados Unidos. El cartel ha incrementado su previsión de la producción de los no miembros del grupo en 130.000 barriles diarios hasta un total de 59,75 millones de barriles diarios a expensas de la producción no convencional estadounidense. La predicción del cartel para la producción diaria estadounidense este año es una media de 10,51 millones de barriles, el doble que el año pasado. 

Mientras tanto la OPEP mantiene sin cambios sus previsiones de crecimiento de la demanda mundial en 98,85 millones de barriles diarios. Los stocks comerciales en los países de la OCDE se han reducido 26 millones de barriles diarios menos que el objetivo previsto por el cartel de exportadores. Lo único previsible a estas alturas respecto de la reunión de la OPEP en Viena la semana que viene es que habrá un enfrentamiento de Arabia Saudita con los países más necesitados por los agobios de sus balanzas de pagos en torno a los niveles de producción del cartel para el resto del año ya que el acuerdo de reducción de la producción se extingue el 31 de diciembre.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...