edición: 2977 , Viernes, 29 mayo 2020
09/03/2020

Arabia Saudí desata una guerra de precios del petróleo tras el fracaso de su acuerdo con Rusia

Las naciones más débiles de la OPEP asisten impotentes a una nueva pronunciada caída del barril
Carlos Schwartz
Arabia Saudí ha perfilado una política de aumento de la producción y rebaja de precios tras el fracaso de su negociación con Rusia para profundizar los recortes de producción. Moscú se había convertido en un elemento clave de la estrategia de reducción de la producción para sostener los precios del mercado. Para este fin Riyad se había embarcado junto con Rusia en mantener tensa la oferta con un límite de producción de 9 millones de barriles diarios. El apoyo de Rusia era clave porque se trata del mayor exportador de crudo exterior a la OPEP. Mikhail Leontiev, el secretario de prensa de la petrolera estatal rusa Rosneft declaró el fin de semana que la relación con el reino saudí había perdido significación. De acuerdo con el portavoz la reducción de producción concertada entre la OPEP y los exportadores de crudo externos a la organización, como Rusia, había fracasado porque las petroleras no convencionales estadounidenses habían aportado el crudo que detraían los otros exportadores. La decisión rusa ha sido un serio revés para el príncipe heredero, verdadero hombre fuerte del régimen saudí, Mohamed bin Salman. De acuerdo con fuentes del sector del 'trading' del petróleo Arabia Saudí tiene previsto incrementar su producción hasta los 11 millones de barriles diarios.
El país tiene una gran flexibilidad para reducir e incrementar su producción por una infraestructura adaptada a suplir los déficit y los excedentes de la oferta internacional de crudo. La petrolera Aramco, con el monopolio de la producción en este país con inmensas reservas, ha restablecido la producción y reparado los oleoductos destruidos por un ataque terrorista presuntamente perpetrado por fuerzas afines a los rebeldes del Yemen, apoyados por Irán y combatidos por Riyad. El régimen controlado por bin Salman el fin de semana encarceló a tres miembros de la familia real considerados disidentes del príncipe heredero.

Las fuentes del sector del 'trading' de crudo señalaron que Aramco tiene preparada una campaña de descuentos por regiones con el objetivo de desatar una guerra de precios que tiene por objetivo inmediato a Rusia, pero que va a afectar de lleno al crudo no convencional estadounidense. Las empresas del 'shale' que operan en las cuencas del crudo atrapado en los estratos de esquistos en el oeste de Estados Unidos se encuentran en una situación financiera de gran precariedad y una caída en los precios del mercado los va a poner de rodillas, estiman las fuentes. De acuerdo con el Financial Times, que dice haber visto una lista de precios de Aramco para su aplicación a partir de mayo, la oferta de precios para crudo destinado al noroeste de Europa -un mercado tradicional de Rusia- tiene un descuento de más de 8 dólares por barril respecto de los precios de marzo. 

Los precios para Estados Unidos incluyen descuentos de 7 dólares por barril sobre los precios de marzo, y los precios para Asia tienen un descuento de entre 4 y 5 dólares por barril. Esta política va a desatar una verdadera guerra de precios en la medida que el primer exportador mundial de crudo ha decidido superar la barrera de los precios mediante el volumen de sus ventas. Los analistas consideran que una operación de este tipo por parte del reino saudí puede derribar los precios del crudo en el corto plazo hasta los 30 dólares por barril. En 2014 Arabia Saudí adoptó una posición similar con el objetivo de dejar fuera de juego al eslabón más débil de la cadena de suministro de crudo, las endeudadas petroleras independientes de Estados Unidos dedicadas a la extracción del 'shale'. Finalmente decidió salir de la espiral bajista pactando los recortes abandonados ahora.

La rusa Rosneft tiene un precio de equilibrio para su producción de 42 dólares el barril, y ha atesorado 170.000 millones de dólares en un fondo soberano construido sobre la base de los ingresos del petróleo que los analistas consideran que puede ser utilizado para paliar en el corto plazo los efectos negativos de la caída del precio del crudo sobre las cuentas de la empresa. A principios de enero el precio del barril de Brent estaba en torno a los 70 dólares, pero la semana pasada había caído hasta los 45 dólares debido a la escasa demanda tras la irrupción de la epidemia bautizada como Covid19 que ha afectado con fuerza a China, el principal consumidor de petróleo del mundo. La posibilidad de una demanda débil estaba en el pronóstico de instituciones como la Agencia Internacional de la Energía (AIE) mucho antes del Covid19 pero la  epidemia ha desatado un proceso bajista que se retroalimenta porque los grandes especuladores, como los bancos de negocios, que regresaron al mercado de futuros tras los recortes en la producción para aprovechar la mejoría de los precios del crudo, se han retirado en estampida del mercado. La decisión saudí va a poner bajo presión a los otros países del Golfo como Kuwait y los emiratos que deberán aumentar su producción y salir al mercado para no quedarse rezagados en las ventas. 

Pero la política de descuentos tampoco va a ser neutral para Riyad cuyo plan de diversificación productivo se basa en los réditos del petróleo. Bin Salman ha diseñado esta estrategia, cuyo primer paso fue la venta de una parte de Aramco, la mayor petrolera del mundo. Tras muchas vicisitudes la empresa comenzó a cotizar en la bolsa de Riyad el año pasado, pero el fracaso de la reunión de la OPEP con Rusia para una reducción de los límites de producción el pasado viernes hizo caer las acciones de la petrolera un 9%, dejando el domingo a las acciones por debajo de su precio de salida a bolsa en 2019. Los países más débiles de la OPEP, por sus dificultades para incrementar la producción u obtener financiación para superar los problemas de balanza de pagos, como Nigeria, Angola, o Venezuela, sufrirán de forma aguda esta evolución del mercado. Es previsible que también afecte de forma severa a los ingresos de las petroleras.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...