edición: 2557 , Miércoles, 19 septiembre 2018
13/12/2010

Argentina desata una carrera entre petroleras chinas

Carlos Schwartz
Se suman bailarines a la danza de guerra en torno al mercado petrolero argentino. La gigantesca petrolera china Sinopec anunció el pasado viernes la compra de los activos petroleros en Argentina de Occidental Petroleum Corp. en 2.450 millones de dólares. De acuerdo con  un analista chino del sector, Shi Yan, de UOB-Kay Hiang de Shangai citado por Bloomberg, Sinopec ha pagado las reservas a 6,2 dólares el barril, comparado con los 9,10 dólares por barril que ha pagado China National Offshore Oil Company (CNOOC) al adquirir junto con el grupo Bridas las operaciones de Pan American Energy Llc. (BP en Argentina). Sin embargo, las reservas adquiridas por Sinopec en su operación no son reservas probadas, lo que si bien por un lado justifica la diferencia de precio, hace que muchos analistas piensen que el precio pagado es demasiado alto. Sinopec tiene un capital registrado de 14.000 millones de euros al cambio actual de 0,11388 cny por euro, y tras colocaciones de acciones en 2000 y 2001cotiza en los mercados de Hong Kong, Londres, Nueva York y Shangai.

El ‘free float’ de la empresa es del orden del 23%, de los cuales el 19% está en manos de inversores extranjeros y el 4% en las de inversores privados chinos. Occidental Argentina Exploration & Production Inc., la filial de Occidental Petroleum, tiene intereses en 23 concesiones de exploración y explotación en las provincias de Santa Cruz, Mendoza, y Chubut de las cuales 19 están operando. A finales de 2009 según Sinopec las reservas probadas y probables sumaban en total 393 millones de barriles de petróleo. Los campos producen más de 51.000 barriles diarios de petróleo equivalente, lo que representa el 1% de las importaciones diarias de crudo de China.

La operación es llamativa en dos sentidos convergentes. De un lado, porque Sinopec viene de cerrar una participación de calado con Repsol en Brasil al adquirir el 40% de las operaciones de la petrolera española allí. La actividad de Repsol Brasil requería una fuerte ampliación de capital que fue sustituida por la entrada de un socio de referencia que a medio plazo puede hacerse con la mayoría del capital de la filial. Entretanto, y en un breve espacio de tiempo, la petrolera china entra en Argentina donde Repsol tiene pendiente desprenderse de una parte considerable de su filial YPF. Por añadidura hace poco más de dos semanas Bridas, propiedad de la familia Bulgheroni y CNOOC, adquirió Pan American Energy en 7.100 millones de dólares. La jugada de Sinopec se produce tras los insistentes rumores de que Bridas podía tentar como siguiente escalón un pacto con Repsol sobre YPF donde el grupo argentino Petersen (familia Eskenazy) tiene pendiente incrementar su participación del 15% al 25%, y por lo que se ve, no consigue liquidez para hacerlo.

Repsol ha registrado además en la bolsa de Nueva York un folleto para la colocación de un 15% suplementario de YPF aparte de la opción de Eskenazy que vence en 2012. Es probable por otra parte que las reglas de juego hayan cambiado un tanto en Argentina tras la inesperada muerte del ex presidente y esposo de Cristina Fernández, la actual presidenta, Néstor Kirchner, quien tenía una relación personal privilegiada con el patriarca del grupo Petersen, Enrique Eskenazy. Otro de los elementos relevantes de este panorama es el hundimiento final de los planes de crear una empresa petrolera estatal a través de la sociedad estatal Energía Argentina SA (Enarsa) mediante acuerdos estratégicos con PDVSA. Parte de esa estrategia consideraba la posibilidad de adquirir una refinería de una de las petroleras multinacionales en Argentina y desarrollar la prospección y exploración. Una forma de reconstruir los dominios petroleros de la privatizada YPF.

Por el otro, porque pone de manifiesto un cambio significativo en la presencia multinacional en Argentina. La retirada de British Petroleum del país ha sido explicada como una forma de hacer caja tras las severas pérdidas por la fuga de crudo en el Golfo de México, frente a las costas estadounidenses. No cabe duda que el motivo no es disparatado. Por su parte Occidental Petroleum ha vendido este año dominios petroleros en Pakistán y Rusia con el objetivo de concentrarse en Estados Unidos. Es decir una reorientación hacia el mercado interior estadounidense. No cabe duda que hay un movimiento de retirada de algunas áreas tradicionales del capital británico y estadounidense y su redireccionamiento hacia otros mercados.

Mientras, la alianza de Bridas con CNOOC es bastante transparente y tiene, además de una funcionalidad en Argentina, algunos objetivos específicos en Asia Central, región en la que Bridas tiene activos sin desarrollar. Y algunas cuentas pendientes con Estados Unidos por el desarrollo de un oleoducto a través de Afganistán. La pregunta que cabe hacerse es hasta dónde Sinopec ha advertido a Repsol de sus intenciones. Cuesta mucho creer que tras el cierre de la operación de Brasil no haya quedado un canal de comunicación fluido entre la petrolera española y la china. Sería poco razonable. Quizá, a poco de andar, y como parte del cambio en las reglas del juego que puede haber ocurrido en Argentina, el objetivo de “argentinizar” YPF se haya diluido y el Grupo Petersen esté tentado de renunciar a una mayor participación en el capital de la filial de Repsol, o incluso, si media una buena oferta, vender la que tiene. De ser esto así, la presencia de Sinopec adquiriría otra dimensión, en cualquier caso disuasoria para CNOOC y sus socios, lo cual no dejaría de beneficiar a la estrategia de Repsol en YPF.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...