edición: 2494 , Viernes, 22 junio 2018
28/09/2011
OBSERVATORIO FISCAL

Arrendamiento o cesión de local a un familiar gratuitamente

DATADIAR

El art. 6.5 de la Ley del IRPF establece que se presumirán retribuidas, salvo prueba en contrario, las prestaciones de bienes, derechos o servicios susceptibles de generar rendimientos del trabajo o del capital. Por su parte el art. 24 de la Ley del IRPF, regula los supuestos de rendimientos de capital inmobiliario, en caso de parentesco y establece que, en éstos casos, cuando el cesionario o arrendatario sea el cónyuge o un pariente, incluidos los afines, hasta el tercer grado inclusive, del contribuyente, el rendimiento neto total no podrá ser inferior al que resulte de las reglas del art. 85 de esta Ley.

El art. 40 de la Ley del IRPF determina que la valoración a realizar en función de lo establecido en el art. 6.5 será a valor de mercado. Pero debemos recordar que esta regla se aplica salvo prueba en contrario. Por lo tanto, entre los familiares hasta el tercer grado debería existir un contrato o documento de cesión de uso de ese local en precario, o bien, sin contraprestación alguna.

Conforme a los preceptos citados, si se prueba que la cesión del local se realiza de forma gratuita, el cedente no obtendría por tal cesión rendimientos del capital inmobiliario pero sí debería efectuar la imputación de rentas inmobiliarias, ya que se trataría de un inmueble urbano que no genera rendimientos del capital inmobiliario.

Esta imputación de rentas inmobiliarias será de un 2% del valor catastral, o bien, el 1,1% si ese valor catastral ha sufrido algún tipo de revalorización o actualización.
 
En el supuesto de que no pudiera probarse la gratuidad, procedería aplicar las reglas de valoración presuntas antes expuestas, debiendo tenerse en cuenta que el rendimiento neto total del capital inmobiliario no podrá ser inferior al que resulte de las reglas del artículo 85, es decir, de los importes arriba señalados.

En relación con el IVA, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 5.1.a) de la LIVA a efectos de dicho tributo no tendrán la consideración de empresarios o profesionales quienes realicen exclusivamente entregas de bienes o prestaciones de servicios a título gratuito, salvo que se trate de sociedades mercantiles, aunque esto último no es aplicable al supuesto objeto de consulta.
 
Por tanto, la cesión gratuita de la consultante a su hermana de un local de su propiedad, no desarrollando aquélla ninguna otra actividad empresarial o profesional, no estará sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido, por no tener la consultante cedente del local, a efectos de dicho tributo, la condición de empresario o profesional, según los datos aportados en el texto de la consulta.
 
En definitiva, como en otras cuestiones, viene a resultar fundamental la acreditación de manera fehaciente de la cesión de manera gratuita de ese local comercial, para que la misma, no tenga consecuencias fiscales no deseadas por las partes intervinientes en la operación, en caso de comprobación por los órganos de la Administración tributaria.


Equipo jurídico de Datadiar.com


Consultas Vinculantes

A efectos de la aplicación del mínimo por descendientes corresponderá a quien tenga atribuida la guarda y custodia de los hijos a la fecha de devengo del Impuesto. D.G.T. C, (18/04/2011).
En el mes de junio del año 2010 es aprobado el procedimiento de medidas provisionales conjuntamente con la demanda de divorcio sobre la atribución de la guarda y custodia de dos hijos menores de edad. En dicho procedimiento se falla en favor del interesado la guarda y custodia de los dos menores, estableciéndose un régimen de visitas para el otro progenitor que no ha obtenido la guarda y custodia. La sentencia de divorcio se produce en el mes de febrero de 2011 ratificando los aspectos antes señalados. Aplicación del mínimo por descendientes. En el presente caso y a efectos de la declaración del ejercicio impositivo del año 2010, la aplicación del mínimo por descendientes corresponderá a quien tenga atribuida la guarda y custodia de los hijos a la fecha de devengo del Impuesto.

Tributación en IRPF del fondo de comercio en la transmisión onerosa de una oficina de farmacia. D.G.T. C, (18/04/2011).
La consultante adquirió de su madre, siendo ambas farmacéuticas, en escritura pública de 2009, la mitad indivisa de un local destinado a oficina de farmacia y el usufructo de la otra mitad cuya nuda propiedad era de la consultante, así como el 95% de los activos y pasivos que integraban el negocio de farmacia incluyendo la autorización administrativa, y cuyo 5% era de titularidad de la consultante. Las partes valoraron en la escritura pública los elementos citados en 988.500 euros, fijándose una contraprestación consistente en el pago de una renta vitalicia de la hija a la madre de 60.000 euros anuales, valorándose en dicha escritura la renta vitalicia en 240.000 euros. Las partes calificaron la operación como donación con causa onerosa, al ser el valor atribuido a los elementos transmitidos superior al valor de la renta vitalicia establecida como contraprestación. Dado que, según manifiesta ahora la consultante, el valor de la renta vitalicia calculado de acuerdo con la normativa del Impuesto sobre la Renta de las personas Físicas, sería superior al valor de los elementos transmitidos, se consulta si dicho exceso tendría la consideración de fondo de comercio, si éste sería deducible y si en caso contrario podría deducirse la consultante por la cantidad anual satisfecha a su madre en pago de la renta vitalicia. La determinación del valor de mercado del negocio y del valor actual actuarial de la renta vitalicia en el momento de la transmisión, momento y valores a los que debe atenderse para determinar la existencia de un fondo de comercio, así como de la renta obtenida por el transmitente, son cuestiones de hecho ajenas a las competencias de este Centro directivo, sin que la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas contemple reglas específicas para la determinación de ambos valores, a lo que se une que se desconocen los valores declarados en su día por la consultante y su madre en los diferentes impuestos que gravaron la transmisión de la participación en el negocio de farmacia.


Tribunales

Momento en el que la sociedad beneficiaria de la fusión podrá comenzar con la amortización de los elementos recibidos en la operación. Audiencia Nacional. Sentencia de 22 de junio de 2011.
La fusión o escisión como negocio jurídico debe llevarse a cabo a través del procedimiento legalmente establecido, pudiéndose distinguir en dicho procedimiento una tase preparatoria (proyecto de fusión, informe de los administradores y expertos independientes y balances de fusión), una fase decisoria (convocatoria de la junta, información a los accionistas y aprobación del acuerdo de fusión) y una fase final o ejecutoria, en la cual tiene lugar el otorgamiento de la escritura de fusión y su inscripción en el Registro Mercantil. Dicho proceso resulta perfeccionado y ultimado con la citada inscripción. Es la inscripción la que culmina el proceso, no pudiéndose entender corno una condición suspensiva de un negocio ya nacido. El momento a partir del cual la sociedad beneficiaria de la fusión podía comenzar la amortización de los elementos recibidos de la operación era la fecha de inscripción en el Registro Mercantil, puesto que antes, no sé entendía transmitida la propiedad del bien, y por lo tanto no era amortizable.

Los ingresos financieros obtenidos por la recurrente no son aptos para dotar la reserva para inversiones. Audiencia Nacional. Sentencia de 22 de junio de 2011.
En el caso de autos los ingresos controvertidos son ingresos de naturaleza exclusivamente financiera, procedentes de activos financieros adquiridos, eso sí, con los beneficios obtenidos de forma acumulada por la sociedad, sin que los mismos puedan reputarse excesos de tesorería colocados temporalmente ya que por su importe no responden al concepto de exceso de tesorería y por otra parte tampoco se ha acreditado que esta colocación fuera temporal y que como tales meros excesos de tesorería su finalidad última fuera responder de eventuales obligaciones o inversiones futuras de la actora, sin que haya aducido en forma alguna en qué podrían consistir esas inversiones o necesidades futuras. En este sentido, el dato de que los activos financieros de los que proceden los ingresos controvertidos se adquirieran con beneficios empresariales, no comporta que esos activos deban reputarse también afectos a la actividad empresarial y, por tanto, los rendimientos de esos activos no proceden de ninguna actividad empresarial sino de una actividad de mera administración y gestión financiera ajena completamente a la actividad propiamente empresarial que es la primada fiscalmente.


Tribunales Económico-Administrativos

En la redistribución de responsabilidad hipotecaria que coincide con la ampliación de préstamo hipotecario, la base del Impuesto en concepto de redistribución, será la derivada del préstamo originario. TEAC R, (27-05-2011).
En la escritura analizada, la distribución de la responsabilidad hipotecaria de la parte inherente a la ampliación de capital es un acto consustancial al préstamo, ya que al constituirse la hipoteca sobre diferentes fincas es imprescindible distribuir la responsabilidad hipotecaria sobre las mismas". Es decir, el hecho imponible derivado de la constitución de hipoteca -que en tal concepto tributa la ampliación de la misma- absorbe la distribución de responsabilidad que es inherente a la propia constitución de hipoteca (art 119 LH). No cabe, en consecuencia, hacer tributar por "redistribución" el importe de responsabilidad que con ocasión de la ampliación se asigna o distribuye por primera vez. En el supuesto de redistribución de responsabilidad hipotecaria que coincide con la ampliación de préstamo hipotecario, la base del Impuesto en concepto de redistribución, será la derivada del préstamo originario, que es realmente la que se «redistribuye», pero sin incluir la parte ampliada, la cual se distribuye por primera vez.

Ampliación de capital con cargo a la cuenta de reservas constituida por la prima de emisión de acciones: no sujeción a AJD al haber tributado por operaciones societarias. TEAC R, (27-05-2011).
La capitalización de la prima de emisión de acciones (en este caso prima de asunción de participaciones sociales) no está sujeta a Actos Jurídicos Documentados, ya que la operación de ampliación de capital ya tributó por operaciones societarias. Todo ello en aplicación de la Directiva Comunitaria 69/335/CEE. La STS de 17 de Diciembre de 2009 ha señalado que sobre el problema controvertido ya se ha pronunciado esa misma Sala en su sentencia de 18 de noviembre de 2002: «En el caso de estos autos, cuando se produjo la ampliación de capital con prima de emisión de acciones se liquidó el impuesto en la modalidad de «operaciones societarias»; constituyendo el gravamen conocido como «derecho de aportación» en la denominación del derecho europeo, que es el único que pueden cobrar los Estados miembros de la hoy llamada Unión Europea, en estos casos y consecuentemente, cuando meses después la Sociedad adoptó el acuerdo de pasar a capital la prima de emisión de la anterior ampliación y se otorgó otra escritura, no podía tributar de nuevo por ningún otro concepto sin caer en la prohibición de la Directiva de referencia».

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...