edición: 3057 , Miércoles, 30 septiembre 2020
05/02/2014

AT&T dice mantener sus planes para Europa pero sus cuentas parecen indicar que una gran adquisición no es inminente

Los esfuerzos por mantener mercado en Estados Unidos drenan la capacidad financiera del grupo
Carlos Schwartz

Los analistas europeos del sector de las telecomunicaciones consideran poco probable que el gigante estadounidense del sector, AT&T, pueda lanzar una adquisición en Europa en el corto plazo. Esta opinión se cruza con la comunicación de la empresa al Panel para Adquisiciones y Fusiones de Reino Unido de acuerdo con la cual no prepara la compra de Vodafone . Esta comunicación, respuesta a una pregunta del Panel, es vinculante por sólo seis meses. Sin embargo los datos comunicados a los analistas por AT&T han puesto entre signos de interrogación la posibilidad de que una compra de esa magnitud esté en el aire. La empresa ha señalado que la batalla por mantener cuota de mercado le ha llevado a fuertes gastos de capital. El motivo central de esos gastos es su campaña denominada Next que financia la venta de teléfonos inteligentes a los clientes y la inversión en mejora de redes. Estos esfuerzos del operador están directamente vinculados con el incremento de la competencia en su mercado nativo.

Durante la comunicación de los resultados del cuarto trimestre a los analistas financieros la empresa señaló que su cash flow libre en 2014 sería del orden de los 11.000 millones de dólares, muy por debajo de las expectativas del mercado, y que el escenario se mantendría a lo largo de 2015. Mientras las fuentes de la empresa puntualizan que los objetivos para Europa no han variado, la posibilidad de que AT&T avance en la compra de Vodafone parece ahora un objetivo poco probable en el corto plazo. Los rumores de medios financieros y de la industria de las telecomunicaciones daban por ciertos los contactos entre ambas empresas aunque consideraban que no habría ninguna innovación hasta tanto la operadora británica no cerrara la venta de su participación en Verizon Wireless a Verizon. Sin embargo “lo que AT&T no hará es debilitar su posición en Estados Unidos para asegurarse una presencia en el mercado europeo” de acuerdo con un analista consultado. Este señaló que la situación del mercado estadounidense “es de incremento sensible de la competencia, cuesta mucho esfuerzo mantener la tasa de crecimiento de la clientela”.

La competencia en el mercado estadounidense de telefonía móvil se ha incrementado en el último año de forma significativa. El motivo central de esta escalada de la competencia tiene que ver con el vuelco de T-Mobile USA, la filial americana de Deutsche Telekom. El cuarto operador por tamaño optó por un cambio en la comercialización de sus servicios que le ha permitido intensificar su crecimiento anual y poner a los otros competidores bajo presión. A resultas de esta presión AT&T se ha topado con un crecimiento menor que el de sus competidores Verizon y T-Mobile. Este último ha logrado incrementar sus clientes el año pasado en 869.000 nuevos usuarios comparado con los 566.000 logrado por AT&T. Esta pérdida de cuota tiene que ver con el desarrollo del mercado estadounidense en los últimos seis años. En ese lapso el crecimiento en el sector de la telefonía móvil se basó en los servicios de valor añadido brindados por los teléfonos inteligentes y la tecnología de banda ancha para datos 4G. Pero esta ha sido una franja disputada entre todos los operadores. Mientras, AT&T ya ha logrado su penetración en este sector y casi todos sus clientes ya disponen de un terminal inteligente. Lo cual obliga a la empresa a buscar una base fresca de reclutamiento, ejercicio en el que choca con los otros operadores.

Mientras, en el mercado estadounidense los rumores se han centrado en la posibilidad de que el operador Sprint lance la adquisición de T-Mobile en la cual viene trabajando desde que la japonesa Softbank adquirió a Sprint. En las últimas dos semanas los reguladores que mantuvieron contactos con Sprint enfriaron las expectativas de esta empresa señalando que cualquier consolidación entre los cuatro grandes operadores de móviles del país sería vista con reticencias y sometida a un escrutinio muy estricto. Es un hecho que los reguladores estadounidenses no quieren ver reducido el número de operadores de telefonía móvil en el país porque eso afectaría al precio de los servicios. Lo que ocurre es que, tal como Sprint viene señalando, la dimensión de los primeros dos jugadores del mercado -Verizon y AT&T- dejan poco espacio para un crecimiento significativo de los dos más pequeños. Pero hasta ahora el argumento no ha ablandado a las autoridades estadounidenses y Sprint no parece dispuesta a correr el riesgo de ver rechazada por los reguladores su intento de adquisición.

De acuerdo con fuentes al tanto de las negociaciones entre Sprint y T-Mobile, los contactos entre ambas empresas fueron aparcados mientras Sprint sondeaba a los funcionarios de los organismos reguladores antes de seguir adelante. Como es lógico, con esta marejada en casa AT&T no puede menos que retomar el crecimiento en su mercado local y vigilar lo que ocurre en su patio trasero. Cualquier otra política sería temeraria.

Vale la pena recordar que en 2010 AT&T lanzó una oferta de adquisición sobre T-Mobile USA. Casi un año después, en agosto de 2011, el regulador se interpuso en la operación obligando al primer operador estadounidense a abandonar sus planes que suponían una inversión de 39.000 millones de dólares. En línea con un panorama tan agitado AT&T afila las garras y acaba de anunciar un plan con fuertes descuentos con el objetivo de recuperar parte del terreno perdido. Por añadidura ha anunciado la adquisición del pequeño operador de móviles Leap International en 1.200 millones de dólares en su primer adquisición desde la frustrada compra de T-Mobile en 2011. La adquisición aun debe traspasar la barrera de los reguladores estadounidenses que se muestran reticentes a una mayor concentración en el escalón superior de los operadores. El argumento oficial es que existe una excesiva concentración de espectro radioeléctrico en manos de los dos primeros operadores del mercado: Verizon y AT&T.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...