edición: 2451 , Viernes, 20 abril 2018
11/12/2017
La CNMV aprobó la OPA sin ”pedir permiso”

Atlantia quiere ganar en los tribunales el pulso por Abertis al Gobierno español

Se complica la batalla por la empresa española, abocada, si los políticos no lo remedian, a una compleja resolución legal
Juan José González
El futuro de Abertis puede llegar a decidirse en los tribunales internacionales si el Ejecutivo español insiste en su posición de protector de los intereses nacionales al entender que una parte del grupo, Hispasat, es una sociedad estratégica en tanto su carácter de operadora en el sector de las telecomunicaciones y de la defensa nacional. Por su parte, la italiana Atlantia, ya sólo tiene un objetivo; demandar justicia en los tribunales internacionales o bien, sino media la negociación de los Gobiernos respectivos, encarecer la OPA sobre Abertis, para lo que ya contaría con recursos suficientes para mejorar el precio de la contraopa de ACS. En cualquier caso, la historia empresarial entre españoles e italianos está jalonada por numerosos incidentes que no pasan inadvertidos cada vez que, como en el caso de Abertis, surge un interés empresarial que se transforma en conflicto político y que ahora, seguramente, supondrá la apertura de una vía judicial. Del movimiento del Gobierno español, a través de, primero de Fomento y a continuación a la par de el de Energía, envía un claro mensaje al mercado: las empresas estratégicas están protegidas por sus Gobiernos o, lo que es lo mismo, no se puede perder el control `nacional´ de las sociedades ante inversores o intereses extranjeros.
Claro que, para desbaratar la estrategia oficial española sobre Abertis, los italianos tan sólo deberían proponer la segregación del grupo de la sociedad de satélites Hispasat, movimiento que a día de hoy no habría que descartar, pues los italianos ya anunciaron que contaban con dos `ases´ en la manga; uno, se supone que la facilidad para conseguir la financiación suficiente y superar el precio de la contraopa de ACS, y dos, un misterio. Un enigma que podría residir en la vía del recurso, camino jurídico que no descarta la italiana Atlantia y que presentaría en Bruselas y ante los tribunales internacionales, para muchos, estancias donde podría terminar la batalla por Abertis.

Llama la atención en la batalla por Abertis el papel que ha jugado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que, en el uso cabal de sus funciones autorizó la oferta de los italianos. Llama la atención en tanto que cuenta la Comisión con todas las atribuciones legales para actuar con independencia y autonomía plenas en una operación como es la OPA sobre Abertis, pero que ha sido criticada su actuación por varios departamentos ministeriales, habida cuenta de que, dado el carácter (estratégico) de la sociedad en cuestión, "lo más aconsejable" para la CNMV habría sido algo parecido a una especie de consentimiento o beneplácito previo del Ejecutivo español.

Quizá, adelantándose al resultado, la Comisión decidió tirar por el camino de en medio y autorizar la OPA de Atlantia, evitando así la `reclamación´ del Gobierno para que el supervisor derogase la operación, una pretensión que el Ejecutivo español acaricia en su confianza por alterar la OPA de los italianos por el grupo español. Según algunos medios jurídicos, el departamento de Fomento echa la culpa de la pugna societaria por Abertis a la CNMV, por considerar que "abrió la puerta a los italianos con la aceptación de la OPA".

La historia, el pasado, jugaría aquí un papel estelar en el caso de Abertis, un antecedente que pesa mucho y que el Gobierno español tiene en cuenta. Recordar aquí las dificultades insalvables que en varios momentos de la historia impusieron las autoridades italianas a las empresas españolas (en banca y en telecomunicaciones) para hacerse con el control de BNL (año 2005) o Telecom Italia (año 2013) e, igualmente, como en este mismo caso, en el sector de las infraestructuras (veto italiano a la compra de Atlantia en 2008 por Acesa).

Como resultado de la actividad política en el caso Abertis, desarrollada intensamente por Fomento en una primera fase y por Energía en una segunda, la batalla por el control de la española se convierte claramente en un asunto de Estado. El carácter estratégico del grupo empresarial pasaría a ser el criterio base por el que el Ejecutivo español se sentiría soberano y legitimado en su intervención. De la misma forma, el mismo argumento le serviría para "subordinar" las decisiones que la CNMV deberá tomar en la fase de la contraopa actual y en espera, por plazo, de la oferta que pueden presentar los italianos para mejorar el precio de ACS. Como apuntan fuentes oficiales "los compradores italianos se hubieran dirigido directamente a las autoridades españolas, es probable que ahora mismo ya no habría caso". Añade la fuente que "fue la vía que utilizaron los rusos para invertir en Repsol". La misma vía por la que ahora transita una entidad bancaria italiana interesada en un paquete de Bankia.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...