edición: 2741 , Martes, 18 junio 2019
01/02/2013

Atlético y Sevilla no se olvidaron de su vieja rivalidad

Antonio Cubero
Un Atlético-Sevilla es otro clásico del fútbol español. No es un partido más. La gran rivalidad entre los dos equipos se remonta a 1936 con el descenso a Segunda de los rojiblancos con los sevillistas como verdugos. Son desde entonces choques a intensos a cara de perro. Duelos de lucha sin cuartel como anoche en el Vicente Calderón en la ida de las semifinales de la Copa del Rey en un gran partido en el que ocurrió de todo en beneficio del espectáculo futbolístico. Un primer acto en el que a ratos el Atlético se veía finalista, y en otros era el Sevilla quien tenía a su rival contra las cuerdas.

Fue un partido loco con tres penaltis, otras tantas expulsiones (Spahic, Godín y Fernando Navarro) y muchos cambios de dueño. Un choque que ganó el Atlético por la mínima (2-1: Diego Costa y Álvaro Negredo) y del que el Sevilla se lleva un buen resultado para la vuelta en el Sánchez Pizjuán.

Quizás fuese menos brillante en el juego que la otra eliminatoria del día anterior entre el Madrid y el Barcelona, pero el Atlético y el Sevilla tampoco defraudaron como dignos aspirantes de una final de Copa. Protagonizaron un enfrentamiento enloquecido en el que hubo fricciones, con la agobiante presión que acostumbra el conjunto rojiblanco como local y, en frente, un equipo sevillista bien armado atrás, un centro del campo guerrero y la constante amenaza de los contragolpes lanzados por Jesús Navas. Un perfecto guió para la vuelta que promete otro episodio de tensión, intensidad y emoción entre ambos equipos.

No estaba Radamel Falcao y sin él, al Atleti cada gol le parece una odisea, aunque su compañero Diego Costa lucha como nadie por suplirle con éxito en esa misión. Y Adrián, que sería estrella mundial en un fútbol sin porterías, tampoco tiene el olfato goleador del colombiano. De ahí que al equipo de Diego Simeone se le fuera de vacío una primera parte en la que tuvo acorralado al Sevilla. Perdonó primero Koke, después Adrián y más tarde el brasileño Diego Costa, que, en el duelo ante el debutante Beto, cruzó demasiado su disparo. En el otro área, Negredo firmó la única ocasión hispalense. Después, en la segunda parte, llegaron los penaltis que dejan la eliminatoria y la clasificación a la final con la espada en todo lo alto.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...