edición: 2361 , Lunes, 11 diciembre 2017
04/09/2015
OBSERVATORIO TALENTO RELACIONAL

Atrapados por el futuro

Julián Gutiérrez Conde
Millones de personas vivimos en este planeta ocupados en hacer lo necesario para sobrevivir. Con nuestra inteligencia y esfuerzo puestos en la inmediatez. Con nuestro comportamiento cotidiano, enseñamos y adiestramos a nuestros hijos en lo que es más correcto, conveniente y útil para poder llevar a cabo una vida digna. Les educamos en lo que sabemos y formamos en lo que es válido hoy. Seguimos el mismo proceso que durante generaciones se llevó a cabo. Durante siglos y siglos las cosas venían siendo lo suficientemente estables y las enseñanzas que fluían de abuelos a padres, hijos y nietos seguían siendo válidas porque el mundo sufría muy escasas variaciones o los cambios tenían largos periodos de asentamiento.
Quienes eran artesanos daban por sentado que sus hijos seguirían la tradición que se perdía en el pasado histórico familiar. Las gentes compartían los secretos que se requerían para tener una privilegiada destreza en una profesión u oficio.

Los modos de ganarse la vida comenzaron a cambiar al precipitarse la revolución industrial, aparecer el vapor y adquirir protagonismo las máquinas en la construcción de fábricas y factorías. Millones de seres humanos se desplazaron del campo hacia las ciudades y se empeñaron en conseguir ser asalariados. Y ese modo de ganarse la vida es el habitual con el que hemos crecido las últimas generaciones.

El acceso a un puesto de trabajo comenzó a requerir cada día mayor preparación en la medida en que las máquinas fueron sustituyendo a los trabajos más básicos. Y las familias y las sociedades más avanzadas se empeñaron en que las nuevas generaciones tuvieran estudios universitarios.

Hoy día millones de personas, especialmente jóvenes, continúan aspirando a conseguir un empleo de por vida que les permita vislumbrar un porvenir con el mayor grado de seguridad y estabilidad. Porque sus aspiraciones en la vida se soportan sobre una sensación; la de seguridad, que se construye sobre los parámetros en los que han sido educados y que han venido siendo un recio basamento en la sociedad reciente.

Porque la sensación de seguridad y estabilidad vienen siendo, desde la aparición del ser humano, los soportes básicos de las aspiraciones. El derecho elemental para sobrevivir, sobre el que asentar una familia y acceder al desarrollo.

La pregunta que queda en el aire es si la nueva sociedad va a conformarse sobre las mismas bases del pasado reciente, sustentadas en trabajos estables por cuenta ajena o si esos parámetros han cambiado.

Probablemente nadie tenga respuesta cierta a esa predicción de futuro pero cuando menos, si somos honrados, deberíamos alertar a las personas de que hay serios nubarrones que hacen prever muchas dudas en relación a que la humanidad sea capaz de generar trabajos suficientes como para suministrar a la sociedad empleos suficientes y mucho menos para que sean estables.

Así las cosas, cuando instruimos a nuestros hijos sobre el “qué y cómo hacemos hoy las cosas” para ganarnos la vida, quizá les estamos ofreciendo visones miopes que les ciegan en relación al futuro que tendrían que afrontar. Haríamos bien en aleccionarlos y entrenarles en el uso de faros de larga distancia para vislumbrar las tendencias y rumbos que les ofrece el porvenir.

Los seres humanos creíamos haber encontrado la fórmula de ganarnos la vida y ahora nos damos de bruces con que ese problema sigue estando presente.

El futuro ya ha infiltrado su fluido en la circulación sanguínea de la nueva sociedad y sin darnos cuenta estamos Atrapados por el Futuro. Y quizá nuestros consejos a nuestros hijos nazcan ya viejos y desfasados.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...