edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
02/06/2015

Balearia mantiene su interés por Trasmediterránea pero no logra sortear el obstáculo de Competencia

Acciona espera lograr una mejor precio que las ofertas recibidas a lo largo del pasado año
Carlos Schwartz
Balearia, la naviera controlada por Adolfo Utor, mantiene un vivo interés por Trasmediterránea la empresa de Acciona que arrastra un considerable pasivo anterior a su privatización. El principal obstáculo que se le presenta a la empresa insular es la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. De acuerdo con fuentes jurídicas Competencia pondría “tales reparos a esa concentración que como no se encuentre una estrategia ad hoc la operación no sería viable”. Las fuentes señalan respecto de esta estrategia “que aun no se ha delineado, pero Utor no ha abandonado la ambición de adquirir a Trasmediterránea”. La empresa de Acciona ha recibido un cierto alivio desde junio de 2014 por la precipitada caída de los precios del crudo que han beneficiado los márgenes de la empresa y han mejorado su generación de flujos de caja.
Desde esta nueva posición y con la perspectiva de que habrá un escenario de precios del crudo en la horquilla de los 60 a los 70 dólares durante este año los dueños de la naviera han decidido tomarse con más calma la veta de su activo no estratégico, afirman fuentes próximas a la empresa.

El interés central de la naviera de Utor son las terminales de Trasmediterranea, y considera la posibilidad de achatarrar parte de la flota ya amortizada como prenda de paz para Competencia. Dentro de ese esquema existe “la posibilidad de vender parte de las líneas en las que el solapamiento de la oferta haría inevitable una posición dominante a otros operadores del Mediterráneo, como MSC” especulan las fuentes consultadas que dicen estar al tanto de los contactos entre Acciona y los potenciales interesados en adquirir su naviera. Otra de las navieras que se manifestó interesada es la canaria Armas que compite en algunas rutas con Trasmediterranea.

Sin embargo de acuerdo con las fuentes consultadas el nivel de precios de la oferta de Naviera Armas “dejó fuera de la carrera a un comprador solvente pero poco dispuesto a pujar alto”. En todo caso ninguno de los interesados hasta ahora ha superado de forma holgada los 100 millones de euros por la empresa. Uno de los compradores con quien más se entretuvo Acciona en 2014 fue el fondo de inversión Cerberus. De acuerdo con fuentes próximas al fondo este estudió una operación de private equity que sólo cerraba a un precio sumamente bajo. El fondo no tiene experiencia en navieras pero si en canibalizar activos, pero parece que aquí no había suficiente miga para esa operación. La hipótesis de los operadores es que quería en el fondo liquidar flota y plantillas e intermediar en la venta de las terminales de Trasmediterranea.

La escueta noticia en la memoria de Acciona para su naviera se limita al siguiente párrafo: “Trasmediterránea mejoró su EBITDA en 19 millones de euros. Durante el periodo los volúmenes de pasajeros y vehículos descendieron un 10,3% y un 13,9%. Por el contrario, los metros lineales de carga atendida aumentaron un 5,9%. El incremento de EBITDA de 19 millones de euros respecto a 2013 se explica principalmente por el aumento de los precios medios experimentados en pasaje y vehículos así como el descenso del precio del combustible”. Lo cual hace pensar que, a pesar de las versiones que afirman que la empresa no tiene ahora “urgencia en vender” por la mejoría de los resultados de la explotación, sean ciertas pero en forma muy limitada. Algunas fuentes del mercado señalan que “la vendería como sea, es un verdadero lastre para su cuenta de resultados, el problema es que no hay comprador a menos que Balearia resuelva el problema potencial que supondrían las objeciones de Competencia”.

La naviera de Utor entretanto está embarcada en otros proyectos tras fijar la vista en el caribe en 2011 inició un plan de internacionalización de la empresa que le ha llevado a abrir nuevas líneas entre los Estados Unidos y Bahamas, pero desde el deshielo de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba el empresario ha logrado la aquiescencia de La Habana para una línea de ferry entre Cuba y Miami. De acuerdo con fuentes al tanto de la operación la empresa ha sondeado la voluntad de la administración estadounidense para las licencias administrativas que le permitirían operar esa línea. Las fuentes consultadas señalan al respecto que las perspectivas de la operación son buenas.

La iniciativa del presidente y primer accionista de Balearia contrasta con la lentitud de reflejos del Gobierno respecto de la apertura de relaciones entre Cuba y Estados Unidos que tienen al empresariado español del sector turístico enervado. “El Gobierno en este tema ha mostrado lo contrario, una absoluta falta de reflejos. Poco tardó el presidente de Francia, François Hollande, en visitar La Habana con la convicción de que el apoyo de los intereses franceses requería una intervención directa” señaló una de las fuentes consultadas.

Las últimas cuentas completas que publicó Trasmediterránea son de 2013 y arrojan unas pérdidas netas superiores a los 133 millones de euros (casi diez veces más que los números rojos de 2012). La filial de Acciona ha intentado en los últimos años revertir la situación con un plan estratégico de ahorro de costes y eficiencia para volver a la rentabilidad. Todo parece indicar que los resultados han sido exiguos y Acciona sigue ambicionando la venta de ese activo no estratégico.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...