edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
06/03/2012

Balones fuera

Rafael Vidal
Las cifras del ajuste presupuestario crecen para adaptarse al nuevo nivel de déficit del 5,8% desde la revisión hasta el 8,51% de 2011 y ya rondan los 28.000 millones de euros, confirmando así que las variables se han disparado y que, en realidad, la situación está fuera de control. El Gobierno, no obstante, continúa ocultando sus cartas hasta ver si en Andalucía y Asturias obtiene un respaldo que interpretará como una absolución general a su política de recortes, sea la que sea. El ministro de Hacienda niega que vaya a subir impuestos, ni directos ni indirectos, y todo parece indicar que van a ser las comunidades autónomas las que van a cargar con el grueso del ajuste.

Ahora bien, tres cuartas partes del gasto autonómico se dedican a sanidad, educación y servicios sociales, con lo que en realidad el Gobierno no oculta tanto sus intenciones, aunque parece que pretende lavarse las manos y dejar que sean los políticos locales los que se mojen ante la población.

La cuestión de derivar o trasladar responsabilidades parece ser una práctica habitual del nuevo Gobierno y ha sorprendido que el ministro de Economía haya responsabilizado a la banca de la crisis por no dar créditos, al igual que será responsabilidad de la banca el que la reforma del sector planteada con demasiadas prisas, no salga adelante porque la mayoría de las entidades no ven claro el proceso y no van a mover ficha, sobre todo con lo que está por venir en cuanto a la situación económica.

Si este año los ajustes van a ser durísimos para la mayoría de la población, en 2013 las cosas serán peores si de verdad hay que rebajar el déficit hasta el 3%, ya que la caída del consumo va a ser una constante durante todo este año y el desempleo no parará de crecer. La mayoría de los analistas explica que las cifras van a empeorar de mes en mes convirtiendo en papel mojado los planes de recaudación y algunas partidas de gasto, como el subsidio por desempleo, aunque sobre este último punto parece que el Gobierno va a usar de parapeto a las ETT para que sean estas agencias las que anulen el subsidio cuando se rechacen más de tres ofertas. El Gobierno, al final, no quitará a nadie el paro, al igual que no nos recortará servicios en sanidad y educación. Los malos serán otros.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...