edición: 2805 , Martes, 17 septiembre 2019
17/06/2019
banca 
Un plan estratégico que limpia personal, directivos y fortunas

Banca March sufre en el cambio generacional, pierde directivos, clientes y reputación

Los resultados de la estrategia del joven Juan March no cumplen las expectativas del consejo de la entidad, lo que hace sospechar una profunda reflexión en el grupo
Juan José González
Aquellos viejos tiempos de beneficios, prestigio y futuro industrial cuando a Carlos March se le ocurrió la idea de aglutinar las participaciones familiares en un holding de nombre Corporación Financiera Alba que lanzaría al mercado con activos superiores a los 4.300 millones de euros. Pero el negocio bancario ha dado un giro copernicano desde mediados de la década de los ochenta. El giro estratégico del junior familiar Juan March de la Lastra no funciona, y el grupo financiero familiar vive momentos de indecisión, incertidumbre y problemas que se están llevando por delante clientes, que reintegran su patrimonio de la Sicav y otros productos, directivos con talento y de siempre, que huyen a otras sociedades de inversión y, finalmente, prestigio: el comentario más reciente en el mercado de la banca privada ("March ya no es lo que era") ilustra en sentido estricto el ambiente y la pérdida del prestigio al que hoy llaman en todas partes "reputación". El grupo es hoy una suerte de queso Gruyère que trata de recuperar la clientela perdida a golpe de compras de cartera a terceros, fichar joven talento (inexperto) para cubrir las numerosas salidas del banco y recuperar el prestigio y reputación de la que March presumía décadas pasadas.
En menos de un año, el banco de los March, ahora bajo la gestión del joven Juan March de la Lastra dispone de más metros cuadros de espacio libre en sus oficinas, en Madrid, Baleares y Valencia, y no porque se hayan puesto a la venta o en alquiler. Son despachos vacíos que dejan asiento, mesa y demás porque sus directivos y también mandos intermedios se van del grupo. Se ponen en el mercado y a los dos días tienen ofertas. UBS, Bankinter Arcano u Orienta Capital, son algunos de los cazadores del talento desencantados, desilusionados y hartos con "pequeños detalles" de la más alta dirección. Fugas o fichajes que se producen aisladamente o en grupo. El caso del banco en Valencia es un ejemplo paradigmático de lo que puede llegar a suceder en una organización que, en principio, funcionaba como una máquina ben engrasada y alimentada.

Y es que no es normal que en un banco pequeño siete directivos se vayan de la entidad salvo que una oferta del Rockefeller de turno los levante para un gran proyecto. Pero es que semanas antes, una alto cargo del banco, con mando territorial del banco en la Península, fue fichada por la entidad andorrana Andbank. El golpe fue de órdago cuando poco después Bankinter le levantó al joven March de la Lastra a los siete directivos antes señalados para reforzar la cartera de grandes fortunas del banco de Dolores Dancausa en Levante. 

Tampoco fue el viento de Levante el que levantó a los siete directivos de March, porque ya, en enero del año pasado una especie de galerna en el Golfo de Vizcaya se llevaba así, de un golpe, a uno de los equipos más eficaces del mercado financiero, cinco profesionales del equipo bilbaíno de March que el viento llevó hasta la firma de inversión Diaphanum. Mal había comenzado el año para los March con la fuga-levantamiento del equipo del banco en San Sebastián cuando otro responsable de la entidad en Barcelona fue fichado por Santander. 

Y así, entre fugas en singular y en plural el banco ha liberado cientos de metros cuadrados de oficinas, al tiempo que han partido clientes con sus dineros (en este caso, fortunas) camino de otras gestoras y banqueros privados del mercado. Es probable que la competencia que, como se sabe en este sector bancario, no deja de trabajar ni un segundo, haya identificado algunas debilidades en la gobierno del grupo March, en su estrategia, en sus productos o por qué no, en su política de recursos humanos, un aspecto que ha sido valorado negativamente por alguno de los ejecutivos salientes. 

La entidad familiar ha querido restar importancia a la estampida de directivos justificando un cambio de perfiles más especializados, acordes con los tiempos más dinámicos y conocimientos tecnológicos y digitales, porque, según parece, el plan estratégico busca un cambio radical para la nueva red de oficinas. Sin poner en duda la explicación del grupo a tanta y tan selecta salida de directivos, habrá que pensar que quizá el aspecto laboral que afecta a los ex del grupo March no fuera el más propicio para satisfacer las aspiraciones de los profesionales, hasta el punto de que, a la primera señal de desencanto, han optado por aceptar ofertas de la competencia.

A las malas noticias de fugas de directivos, clientes y fortunas se suma en los últimos meses las dificultades del banco para sacarle partido a las cartera adquiridas en los últimos meses y en allegar clientela nueva particular, necesaria para sujetar el balance y presentar unas cuentas trimestrales dignas a los accionistas y rendimientos competitivos a los clientes de banca privada, ya que hay que recordar que el plan estratégico de De la Lastra continua centrando su foco en la gestión de patrimonios. Los resultados de la estrategia del joven Juan March no parecen estar aportando lo esperado por el consejo de la entidad lo que hace sospechar una profunda reflexión en el grupo cuyos resultados son, a la espera de las cifras del primer semestre, una incógnita.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...