edición: 2828 , Viernes, 18 octubre 2019
08/07/2019
banca 

Banca y empresas tendrán un periodo de gracia en la transición a la norma europea de pagos

ICNR
El Banco de España hará excepciones a los requerimientos de seguridad y los requisitos técnicos, claves de esta directiva, entrarán en vigor en septiembre.
La Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha optado por aceptar «de forma excepcional» que el Banco de España y otros supervisores nacionales del Viejo Continente concedan plazos adicionales para que empresas y bancos se adapten a la entrada en vigor de la nueva directiva de pagos, conocida como PSD2.

El regulador europeo de los bancos ha optado por esta solución como mal menor, «para evitar consecuencias indeseadas» que puedan perjudicar a los usuarios de servicios de pago de la UE una vez que entre en vigor plenamente la nueva directiva, prevista para el 14 de septiembre.

En una opinión vinculante, la EBA acepta que las autoridades nacionales puedan negociar con empresas de servicios de pago que no hayan llegado a tiempo para ponerse al día con la nueva norma, así como consumidores y comerciantes, con el fin de establecer periodos de gracia adicionales mientras llevan a cabo la transición hacia el nuevo marco.

Esta "flexibilidad supervisora" no será incondicional y estará vinculada, según especifica la EBA, a que las compañías de servicios de pagos presenten un plan de migración acordado con las autoridades nacionales, que no solo deberán aprobarlo, sino que además monitorizarán su cumplimiento hasta la plena adopción de los nuevos estándares.

Tanto los bancos como las compañías de servicios de pagos afectadas venían advirtiendo de que no llegarían a tiempo para la implantación efectiva, en la fecha indicada, de los estándares técnicos de seguridad que impone la PSD2. La norma permitirá, entre otras novedades, que cualquier firma pueda acceder a todos los datos de cuentas bancarias que un usuario mantenga en terceras entidades si éste da su consentimiento.

Potencialmente, cualquier compañía o banco que obtenga un permiso expreso por parte de un usuario, podrá conocer toda la información, saldos y movimientos del mismo. En la medida en que esta norma se desarrolla en un contexto de emergencia de nuevas iniciativas tecnológicas y aplicaciones digitales, el potencial de la PSD2 para generar una disrupción en el sector financiero ha sido advertido tanto por los reguladores como por los supervisores y las propias entidades.

La PSD2, pensada para incentivar la competencia y la innovación en el sector financiero del Viejo Continente, se ve limitada por los requisitos de seguridad impuestos por la EBA, en relación con los procesos de autenticación, claves para garantizar que la identidad de un usuario no se pueda suplantar. Aunque se lanzaron en marzo de 2018, buena parte de los comercios y las compañías de servicios de pago, así como los bancos, reconocen que no han sido capaces de adaptar sus sistemas y desarrollar aplicaciones que cumplan con los estándares del supervisor europeo.

La EBA exige a las compañías, para obtener un consentimiento explícito, que los usuarios hayan demostrado su identidad, bien demostrando algo que saben sobre sí mismos, bien a través de características físicas (reconocimiento facial, de voz, de huellas dactilares, de venas, de retinas...) o a través de un elemento que posean (por ejemplo, un código numérico recibido en el móvil).

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...