edición: 2362 , Martes, 12 diciembre 2017
23/11/2017
banca 
Muy diversificados pero muy expuestos

Banco de España advierte a Santander y BBVA del elevado riesgo en mercados emergentes

El Banco de España se manifiesta preocupado por la incertidumbre reinante en los mercados donde las dos entidades concentran gran parte de sus beneficios
Juan José González
Preocupa la situación de las cuentas de Santander y BBVA en los mercados internacionales, en concreto, en las economías de Brasil, México, América del Sur y Turquía. La inquietud surge de la valoración del Banco de España que en su informe de estabilidad financiera del presente mes señala su preocupación por la incertidumbre de los mercados que nutren de beneficios a los dos bancos españoles. En concreto, señala Brasil, México y Turquía como los mercados susceptibles de inestabilidad, bien política, social, económica o cambiaria, según el país. Lo cierto es que los temores del supervisor español han provocado la advertencia a estas entidades, a los inversores y a los clientes, habida cuenta del riesgo que entraña la incertidumbre en esos mercados. Los técnicos del Banco de España advierten también en su informe que el análisis de estabilidad financiera está realizado con los datos correspondientes a los nueve meses del presente ejercicio que, si bien, no son definitivos, sí dibujan una tendencia y valoración de los escenarios económicos y políticos, y a la espera del balance final, el que contempla el cierre anual y para el que resta aún un trimestre completo de actividad.
La diversificación internacional tiene sus pros y sus contras. Entran en esta suerte de estrategia tres frentes a tener en cuenta: divisa, o tipos de cambio, condiciones políticas y estado de la economía. La actividad en el negocio bancario de las dos entidades financieras españolas en los mercados señalados -"economías emergentes"- está caracterizada por el elevado nivel de riesgo y al que los analistas califican como "peligroso".

La variable divisa es uno de esos riesgos que condicionarán las cuentas de Santander y BBVA de 2017. Su actividad financiera se desarrolla en las más economías más pujantes en sus respectivas zonas, con fuertes crecimientos económicos, lo que no les mantiene al margen de episodios de crisis y altibajos puntuales, como tampoco están exentos de períodos de inestabilidad política y social.

El Banco de España muestra su preocupación respecto al Santander por el riesgo de cambio, al entender que sería este el más perjudicado por el efecto divisa (además de contar también con el riesgo añadido de la libra) en la evolución del real brasileño, que registra un avance superior al 10% frente al euro y que obviamente puede impactar en las cuentas del banco al cierre del presente ejercicio.

En concreto, para el BBVA, cerca del 70% de su beneficio depende de México, América del Sur y Turquía, mercados donde tiene también en torno al 67% de la plantilla del grupo, unos 60.000 empleados. El riesgo que mantiene Santander en el exterior es igualmente elevado, con el 33% del beneficio procedente de Brasil y México y con casi 65.000 empleados, cerca del 34% de la plantilla total del grupo. No entran en este cálculo del informe los riesgos en el mercado de Reino Unido, mercado de gran peso para Santander, y al que los analistas de inversiones dedican un especial seguimiento, dado que los efectos del Brexit (el 29 de marzo de 2017 se aprobó la salida en el parlamento británico) correspondientes al primer año de este proceso, no se podrán evaluar hasta dentro de unos meses.

Si desde el punto de vista de los riesgos las dos entidades bancarias cuentan con un elevado margen de incertidumbre, tanto para lograr avances como para apuntar pérdidas, los mercados emergentes les ofrecen las oportunidad de mejorar la calidad del balance y también de su rentabilidad, puesto que son mercados donde cuentan con la posibilidad de ganar en márgenes al contar con tipos de interés que poco tienen nada que ver con los de la Eurozona. Santander y BBVA llegan así al final del ejercicio pendientes de elaborar uno de los balances más comprometidos de los últimos años que estará marcado por los riesgos que apunta y preocupan al Banco de España (Latinoamérica, Reino Unido y Turquía) por los efectos puntuales originados o derivados del conflicto catalán y sin olvidar la adquisición del Popular por el Santander. En cualquier caso, la buena marcha de la economía y la mejora de las expectativas debería ser suficiente para tranquilizar al supervisor español y restar pesimismo a sus análisis de coyuntura, aunque será preciso esperar al cierre del ejercicio.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...