edición: 2350 , Jueves, 23 noviembre 2017
21/07/2011
Al Supervisor le extraña el escaso sentido del riesgo de algunas entidades

Banco de España quiere mejorar la exposición de la banca mediana al riesgo soberano

Ve injustificado el volumen de deuda en cartera de negociación de los ‘rescatados’
Juan José González

Es lo que tiene la transparencia, la información, que en banca, como en cualquier otra actividad, deja al descubierto zonas ‘íntimas’ de la gestión que son muy útiles a la competencia. Y ahí es donde los resultados de las pruebas de estrés publicadas por la EBA, encuentran uno de sus puntos fuertes o débiles, depende del color con que se mire el asunto. Abundando en las razones por las que las pruebas no solucionan nada, no hay que perder de vista que los célebres test no consideran un default soberano en Europa, lo que equivale a ‘indultar’ a cerca de 200.000 millones de euros y a las 90 entidades sometidas a prueba –que tienen en sus carteras de riesgo- con deuda soberana de países rescatados, esto es; 98.200 millones de Grecia, 43.200 millones de Portugal y 53.000 de Irlanda. Lo cierto es que la banca española tiene escasa exposición a los ‘rescatados’, unos 6.000 millones de euros, el 2,4% del total de su cartera, y por tanto, se entiende que el Banco de España no se muestre preocupado por dicha exposición. Otro asunto es al riesgo que tienen en sus balances entidades como Novacaixagalicia, Banco Pastor, Banco Sabadell y, por supuesto, la CAM.

Uno de los motivos por los que el pasado viernes José María Roldán, director general de Regulación del Banco de España pasó discretamente de la duda que mantenían los presentes en la reunión con analistas y gestores de fondos, sobre por qué la EBA no tuvo en cuenta en sus análisis las posiciones de las entidades en deuda soberana, es debido a un doble motivo. En primer lugar, porque esas posiciones suelen estar dominadas por la presencia de deuda pública del propio país que, en el caso español,  supone un peso del 90% de la exposición total de la banca española a la deuda soberana europea. Es decir, que las 25 entidades financieras españolas que formaban parte de ese segundo test, mantienen en su cartera de negociación 336.000 millones de euros, de los que 223.000 millones correspondían a títulos de deuda emitida por las administraciones públicas españolas.

Pero en segundo lugar, esas posiciones en deuda daban pie a otra lectura a propósito de la gestión de algunas entidades que, como las dos cajas y los dos bancos citados, han apostado, en mayor o en menor medida, por adquirir deuda de Portugal e Irlanda –Sabadell-, de Portugal, Irlanda, e Italia –CAM-, de Portugal e Italia –Novacaixagalicia- y Portugal, Italia y Grecia –Pastor-. La lectura que parece querer evitar el Banco de España, al menos, en público, es la reflexión sobre ¿hasta qué punto, entidades del tamaño de CAM y Novacaixagalicia -que, si bien cuentan con un volumen de activos relevante (78.600 millones y 108.400 millones respectivamente)- han tenido en cuenta este tipo de riesgo? Caja España-Duero, Banca Cívica, Bankia, Bankinter, Kutxa o incluso, Catalunyacaixa, parecen haber valorado mejor las alternativas de la deuda soberana de los ‘intervenidos’ orientando sus inversiones de cartera hacia caladeros con menor riesgo y, a la vez, con mayor sentido del riesgo financiero y económico.

Porque no es lo mismo que BBVA, entidad que mantiene en su cartera de negociación, nada menos que un total de 104.000 millones de euros (equivalente al tamaño de Novacaixagalicia, por ejemplo) de deuda soberana europea, o Santander con 97.000 millones, que la gallega Novacaixagalicia que cuenta con 4.100 millones en ese epígrafe, y de los que casi 300 lo son en deuda de un intervenido además de Italia.

Las cuentas y comparaciones que se pueden establecer por este concepto de exposición a la deuda pública, son tan numerosas como curiosas, pero en todo caso, la preocupación del Banco de España respecto a las motivaciones de los gestores de algunas de estas entidades para apostar por el riesgo de países como los ‘intervenidos’, es objeto de reflexión profunda en Cibeles, y algo que puede llegar a convertirse en algo más que una simple indicación a los gestores para que en el próximo ejercicio modifiquen algunos criterios de valoración de sus inversiones como los que les han llevado a comprar deuda de los periféricos intervenidos, previsiblemente objeto de una reestructuración o quita. Ya se verá.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...