edición: 2556 , Martes, 18 septiembre 2018
24/03/2015
banca 
En este caso, hacer publicidad sí compromete

La imagen de Ram Bhavnani arrastró a miles de ahorradores en Banco Madrid

El Fondo de Garantía de Depósitos no discrimina a los pequeños ahorradores de los grandes patrimonios
Juan José González
"Sólo confiaría mi inversión a quien pudiera gestionarla con inteligencia", confesaba Ram Bhavnani, afamado inversor indio, en las campañas de publicidad del Banco Madrid. Quizás la imagen del inversor se vea a partir de ahora perjudicada por el fatal desenlace de la entidad financiera, quizás las pérdidas de uno no se correspondan con las de Bhavnani, pero el daño y el ridículo pasarán, en documentada hemeroteca, a la historia de los fiascos, carne de estudios universitarios y otros postgrados. El inversor de origen indio, como gesto de honradez y transparencia, parece haber decidido poner en conocimiento de cualquier particular interesado su única sicav de propiedad unipersonal, de razón social Evolution Investments, que administra 7 millones de euros, una sociedad asesorada por Cross Capital, firma capitaneada por el yerno de Bhavnani, a través de la gestora de Banco Madrid.
Todavía a la espera de mayores explicaciones sobre la actividad del Banco Madrid, que corresponden al ministro de Economía, Luis de Guindos y, en su defecto, al Gobernador del Banco de España, Luis M. Linde, el mundo financiero no se explica cómo el inversor Bhavnani, un referente local en Tenerife y rara avis en la comunidad inversora, se ha podido pillar los dedos, una mano y el brazo en la liquidación del Banco Madrid. Se supone que, dada la personalidad del hindú, su conexión con la alta dirección e, incluso, con los consejeros del banco se daba por hecho, y que, por ello, contara con la mejor información actual así como de los planes futuros. Información que hubiera servido a cualquier persona no iniciada para poner pies en polvorosa.

¿Cómo es posible que una comunidad de vecinos de la calle Goya y varios pequeños empresarios de la también madrileña Plaza de Colón, llegaran a levantar hace 18 meses sus cuentas y trasladar las inversiones hacia otro banco de la calle Serrano? Probablemente por pura intuición o por la existencia de un sexto sentido que no parece coincidir con el de otros expertos como Bhavnani. Según la entidad ahora en liquidación, el inversor hindú era un referente por sus habilidades de inversor y como gran conocedor de la banca, de ahí la enorme confianza depositada en el financiero como referente publicitario. Como todo hay que decirlo, el banco se comprometió a donar el equivalente dedicado a la campaña publicitaria a la inversión contra el cáncer, un gesto que sí es digno de los mayores halagos como también lo es la renuncia de Bhavnani al cobro de dinero por prestar su imagen.

Otro asunto son los particulares que mantienen sus ahorros en la entidad, los cuales continúan a la espera de recibir su dinero. Se trata de ahorradores que nada tienen que ver con los grandes patrimonios, con las fortunas ocultas de españoles o con las de afamados personajes, algunos de los cuales ya cuentan con numerosos y graves antecedentes relacionados con el blanqueo de dinero, una manifestación de la delincuencia internacional organizada. El Fondo de Garantía de Depósitos debería hacer su trabajo con rapidez, sabiendo y entendiendo que en el caso del Madrid es necesario separar el grano de la paja, y que los pequeños ahorradores y otras comunidades de vecinos y negocios vecinos recuperen el dinero que fija la norma.

El inversor indio no aparece directamente relacionado con cuentas o productos financieros que escondan patrimonio no declarado, o incluso, de procedencia irregular. Luego hay que sospechar que la entidad andorrana, y su filial en liquidación, Banco Madrid, eran un elemento más de la estrategia inversora de Bhavnani, a la que sólo prestó su imagen, se supone que, para reforzar la idea de que el Madrid era una entidad seria, bien gestionada y con profesionales técnicos de la gestión de primer nivel. Es probable que el inversor indio se viera atraído por algunos de los ex altos cargos del banco de España o del Tesoro Público, aunque lo cierto es que se lanzó como pato al agua

De nuevo las autoridades financieras se ven sorprendidas por un agujero negro por falta de vigilancia o pericia del supervisor, en un mercado que como el financiero seguramente contará con otros `modelos´ como el Banco Madrid. Todo un objetivo para un Gobierno, un Banco de España o una CNMV que quieran coger al toro por los cuernos y evitar que la pésima imagen del Madrid salpique a la banca. La AEB dijo en su día que iba a luchar por recuperar la imagen del sector. Pues adelante.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...