edición: 3054 , Viernes, 25 septiembre 2020
11/10/2011
OBSERVATORIO INMOBILIARIO
Piscina de uno de los chalets de La Finca de Somosaguas, residencia, entre otros, de futbolistas

Banco Sabadell contempla vender en un año seis de sus mejores activos por 483 millones

La entidad muestra una fe ciega en una hipotética recuperación a corto plazo del mercado inmobiliario, pero que no resulta del todo creíble
En el catálogo figuran cien chalés en La Finca de Somosaguas (Madrid) por 1,5 millones cada uno
Valorados en 233,8 millones ya se han provisionado 45 para cubrir su posible depreciación
Juan Carlos Martínez

El pasado miércoles fue en Londres, durante la ‘16th Annual Banking & Insurance CEO Conference’, organizada por Bank of America Merrill Lynch, y ayer en Madrid, en la  VII conferencia anual de bancos españoles, organizada por Ahorro Corporación para inversores institucionales. Cambiaba el escenario y el idioma, pero no los contenidos.  Con el mismo documento acudió a ambos foros el consejero delegado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola, para señalar, entre otras cosas que, en cuanto a la gestión de riesgo y cartera inmobiliaria de la entidad se refiere, “continúa la tendencia negativa pero gestionable a nivel de provisiones”, y que, además, se confía en vender antes de que acabe 2012 seis de los diez activos inmobiliarios que representan el 25% de su cartera, ya que son “de alta calidad” y situados “en grandes provincias españolas”.

Con las cuentas que hacen, de producirse esas ventas se ingresarían más de 483 millones de euros, tras asumir una rebaja, ya provisionada, del 24,3% sobre el valor bruto inicial. Cifras que dejan entrever una fe ciega del banco en una hipotética recuperación a corto plazo del mercado inmobiliario, pero que no resultan del todo creíbles de no rebajar las actuales pretensiones económicas.
 
Tomemos, por ejemplo, el inmueble de más valor de su ‘portfolio’. El que el propio banco, presidido por José Oliu, sitúa a la cabeza del Top-10 de sus activos inmobiliarios. Las más de 100 viviendas unifamiliares situados en La Finca de Somosaguas, una de las urbanizaciones de lujo en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, que Mergara, la empresa promotora, se vio obligada a devolver a la entidad financiera para reducir deuda justo antes de entrar, el pasado mes de febrero, en concurso de acreedores. Para que esas cuentas salgan necesita vender cada uno de esos chalés por 1,5 millones de euros para alcanzar los 189 millones contabilizados como valor neto, una vez aportados 45 millones para cubrir pérdidas.
 
Tampoco está nada claro, dada la actual situación de sobreoferta de metros cuadrados disponibles de oficinas, que se vayan a poner encima de la mesa 92 millones de euros por el edificio cuyas obras están a punto de concluir en la avenida de América, a medio camino entre Madrid y el aeropuerto de Barajas. Un activo, promovido inicialmente por Reyal Urbis, que la empresa presidida por Rafael Santamaría se vio obligada a ceder hace un año dentro del último acuerdo de refinanciación alcanzado con sus principales acreedores.
 
A escasas semanas de contar con la licencia para su plena disponibilidad ni Jones Lang LaSalle ni Gabinete Inmobiliario –las consultoras encargadas de su comercialización– han logrado el gran objetivo que el Sabadell ahora, y antes Reyal, les había encomendado, que alguna gran compañía lo compre al completo para emplazar su sede corporativa.
 
De los casi 130 millones de valor inicial, el propio Sabadell ya contabilizó una rebaja del 22% cuando se produjo la operación de dación de pago con Reyal Urbis, y ha provisionado pérdidas por un 7% adicional, potencialmente ampliables si finalmente llega algún comprador con una cantidad de entre 80 y 90 millones de euros. Cantidad similar a la que la entidad financiera espera obtener por la venta de un centenar de viviendas situadas en tres edificios ubicados al principio de la avenida Diagonal de Barcelona. Pisos llegados a la entidad financiera el pasado mes de febrero cuando se cerró el acuerdo de refinanciación con la inmobiliaria catalana Espais, propiedad de la familia Casamitjana.
 
La Comunidad de Madrid también puede echar una mano al Sabadell en esa carrera que mantiene por reducir su exposición inmobiliaria. El Gobierno presidido por Esperanza Aguirre, según el documento utilizado por Jaime Guardiola en sus dos últimas presentaciones, anda detrás de unos terrenos del banco en Getafe, por los que podría abonar unos 46 millones de euros. Se trata de una operación un tanto rocambolesca, pendiente de que, antes, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) conceda un crédito de 200 millones al consorcio promotor del parque empresarial La Carpetania II en este municipio madrileño. El terreno de Getafe representa prácticamente el 40% de los suelos que, para este uso, dispone el Sabadell.
 
Aparte de los diez activos calificados como “de alta calidad”, contabilizados con un valor neto de 687,1 millones –la cantidad que debería ingresar para no tener que asumir pérdidas adicionales más allá del 25% de las provisiones ya realizadas–, la entidad catalana reconocía, hasta el pasado 30 de junio, contar con inmuebles (productos acabados, promociones en curso y suelos) valorados en estos momentos en 1.882 millones, asumiendo así una potencial pérdida, en el momento de su venta, del 27% sobre el valor bruto inicial.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...