edición: 2513 , Jueves, 19 julio 2018
05/09/2011
Se juega los beneficios de 2011 y 2012

Banco Santander: contratiempo inesperado en la City

La división de Santander UK en dos bancos, por imposición de la reforma bancaria británica, puede anular su rentabilidad en el presente y próximo ejercicio
Fernando Romero

La reforma del sistema financiero británico tiene la intención de modificar algunas actividades tradicionales bancarias, como por ejemplo, impedir que los depósitos de los ahorradores sirvan para financiar las actividades más arriesgadas que llevan a cabo las en los mercados. La comisión que estudia la reforma, señala con firmeza que entre ambas partes no podrá haber transferencia alguna de recursos ni financiación.

Esto significa que la actividad de banca minorista de todas las entidades deberá quedar aislada en una unidad independiente, con una ratio de capital de entre el 10% y el 12% sobre sus activos, mientras que la otra unidad se integraría en el negocio de banca de inversión donde el nivel de capital podría acercarse al 20%.

La reforma en cuestión no le viene nada bien a muchas entidades, por no decir a ninguna, puesto que además de los elevados costes de aplicar las nuevas reformas, se añaden otros temas técnicos de gran complejidad. Algunas entidades británicas como HSBC, Barclays, Royal Bank of Scotland y Lloyds, ya han advertido al Gobierno del elevado coste y de otros nuevos problemas que podría causar la medida en cuestión.

Al igual que estos banqueros, Ana Patricia Botín, máxima responsable de Santander UK, ha trasladado a las autoridades británicas sus impresiones, en la misma línea que el resto de colegas. Botín considera que la actividad de banca de inversión que desarrolla Santander en aquel mercado es muy pequeña, por lo que el coste de separar ambos negocios sería muy elevado. La responsable señala también que existen áreas como la banca corporativa y la operativa de coberturas de tipos de interés para los clientes, que se consideran en zona gris entre ambas partes de los bancos.

Con todas, Botín se dispone a intentar convencer al ministro británico de Economía George Osborne para que tenga en cuenta unas recomendaciones que se consideran capitales para los bancos afectados, puesto que de esta reforma puede depender buena parte de la rentabilidad futura de su actividad.s

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...