edición: 2846 , Jueves, 14 noviembre 2019
15/02/2012
EL DEDO DE MADOZ

Bancos acreedores de Grecia se preparan para una suspensión de pagos del país

Carlos Schwartz

Una fuente de un banco acreedor de Grecia en París dijo anoche a ICNreport que “algunos de los acreedores de Grecia piensan que una suspensión de pagos es inevitable”. La fuente señaló que las suspicacias se desataron ayer nuevamente tras el anuncio del presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, de que la reunión del Ecofin prevista para hoy se había postergado. En una nota escueta Juncker señaló que: “ha quedado claro hoy que hace falta más trabajo técnico entre Grecia y la troika en una serie de áreas incluida la brecha fiscal de 325 millones de euros en 2012 y el análisis de la sostenibilidad de la deuda. Por añadidura, aun no he recibido el compromiso político requerido de los líderes de los partidos de la coalición de gobierno sobre la implementación del programa. Con este telón de fondo he citado a los ministros para una video conferencia mañana para discutir los hechos señalados y preparar la sesión ordinaria del Eurogrupo el próximo lunes 20”. Tras la votación del Parlamento el domingo en Atenas aceptando formalmente las condiciones impuestas por la Unión Europea (UE) de mayores recortes presupuestarios y una reunión de gabinete de última hora ayer para hacer un ajuste suplementario de 325 millones de euros la postergación de la reunión en la que se debía aprobar el nuevo plan de asistencia financiera a Grecia por 130.000 millones de euros ha vuelto a desatar los temores a una suspensión de pagos descontrolada.

“Un grupo de países considera que no están dadas las condiciones que garanticen la observancia de los recortes comprometidos, en buena medida porque las elecciones generales previstas en abril serán muy posiblemente ganadas por el dirigente de Nueva Democracia, Antonis Samaras, que ha declarado que una vez elegido renegociaría el plan con la UE”, afirmó la fuente bancaria que solicitó no ser identificada. Al señalarle que fuentes del Gobierno griego habían declarado a una agencia anoche que la carta de compromiso de Samaras sería entregada hoy la fuente dijo: “Esa formalidad no va a ahuyentar a estas alturas los temores”. Por otra parte, está claro que la desconfianza hacia Atenas ha llevado a crecientes reticencias en Alemania respecto a mantener el compromiso de los fondos para la asistencia a Grecia. A estas alturas Alemania, pese a sus afirmaciones de buena voluntad, está claro que prefiere que Atenas se descuelgue del euro.

La posición política de Alemania es que no está dispuesta a incrementar la deuda de la zona del euro, ni la de Alemania, para asistir a un país miembro porque se opone a la devalución potencial de su activos por una dilución del valor del euro. En última instancia es un problema de política monetaria. Alemania, que ha convertido sus marcos por euros con una paridad de uno por uno, no está dispuesta a que el euro valga menos de lo que valía el marco motivo por el cual exige que la salida de la crisis de los países de la periferia, limitada de momento a Grecia, Irlanda y Portugal, se haga a expensas de los sacrificios que sean necesarios dentro de esos países con aportes limitados de capital por parte de los socios europeos que no amenacen el valor del euro. Cualquier programa de expansión de la deuda o de emisión de bonos de la UE destinados a un fondo de rescate es motivo de cerrada oposición por parte de Alemania que ve en esa política una pérdida de valor del euro por la expansión monetaria. Al mismo tiempo es cierto que esa expansión socava la posición limitada de moneda de reserva del euro que no cuenta con los volúmenes de demanda internacional del dólar que limitan la tendencia a su devaluación por la emisión de la Reserva Federal.

“La profunda recesión en la que ha caído Grecia y que se prolonga ya durante cinco años no se resolverá con los planes de austeridad que lo que que harán es empeorar la situación. En estas condiciones la carga de la deuda se va a agudizar, y ni siquiera la quita de un 50% del nominal por parte de los acreedores privados será suficiente”, aseguró una fuente próxima a la negociación sobre la deuda soberana. El pasado viernes, el Instituto Internacional de Finanzas (IIF), el lobby de la gran banca internacional que negocia la quita de la deuda soberana en representación de los acreedores de Grecia, difundió un comunicado en que manifestaba su esperanza de una pronta resolución de las ayudas tras la reunión del Eurogrupo sobre Grecia ese día. La expectativa se ha visto aplazada. Pero el problema es que la falta de convicción en una salida política estable en el país hace pensar a los principales contribuyentes del plan de ayuda que el dinero fresco no impedirá en el medio plazo la salida de Grecia del euro y una suspensión de pagos que pondrá en jaque los recursos que se hayan aportado al país. De allí los intentos delirantes de Alemania de imponer a Grecia un comisario especial de la UE que ejerza el control del presupuesto del país, y ahora la imposición de una cuenta bajo control de la UE en la que se deposite la ayuda financiera destinada al pago de la deuda para evitar que los recursos sean utilizados con otros fines.

Ayer, la Comisión Europea difundió su Informe sobre el Mecanismo de Alerta en el cual se recogen una serie de indicadores pactados en una reunión del Consejo del Ecofin el 7 de noviembre de 2011. Los indicadores se compendian en una tabla que será la referencia del Mecanismo de Alerta que está destinada a medir el grado de desviación de los países miembros respecto de los objetivos centrales fijados por común acuerdo. Las tablas publicadas en el caso de varios indicadores son la media de tres años como en el caso de la tasa de desocupación, y la tabla toma como últimos datos los de 2010. El documento es una soberana pieza de inutilidad burocrática que pone de relieve la inoperancia de una organización supranacional no electa por los ciudadanos de Europa, designada a dedo, sobre la base de acuerdos no explícitos entre el arco de partidos parlamentarios de los países miembros de Europa que encuentran en esta superestructura un refugio para una carrera de funcionario a salvo de a competencia política en sus países de origen. Hace rato que ese aparato está en manos de una corriente mayoritariamente liberal que responde a los intereses de los capitales más concentrados de Europa.
 
Las terribles fuerzas contradictorias en el seno de la UE, sus conflictos a veces larvados y a veces abiertos con el Consejo Europeo, la formación de bloques de naciones con intereses antagónicos, se han agudizado bajo la presión de la crisis. La negativa de las naciones con excedentes de balanza de pagos a sacrificar parte de esos excedentes en la asistencia a los países deficitarios y la imposición de políticas contractivas y de restricciones y consolidación fiscal a los socios con crisis de deuda soberana, sumadas a las exigencias de reducciones en los niveles salariales y de la protección social encajan en un modelo. Ese modelo que se intuye es el de que la periferia sea plataforma de la producción industrial de los capitales más concentrados de Europa. En ese modelo el empresariado español pasaría a ser un rentista subsidiario de esos capitales como proveedor mediante industrias auxiliares o simple vendedor de servicios, incluidos los servicios financieros. Está por verse si ese modelo se puede imponer sin una crisis social de proyección todavía desconocida. En cualquier caso ese modelo no sacará a España de la crisis. Para eso hace falta que haya una reactivación económica internacional, que no está a la vista. Con lo cual toda esta sangría es sólo una operación preventiva para un horizonte imprevisible.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...