edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
21/09/2012
Reticentes si no hay más alicientes
Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad

Bancos y fondos dudan de las ganancias del `banco malo´

Mal precedente; en EE UU el modelo público-privado (así será el español) no tuvo mucho éxito
Economía esta pendiente de las decisiones de varios fondos asiáticos interesados en entrar en el mercado
Juan José González

Los grandes bancos españoles y los fondos de inversión interesados, en principio, en conocer todos los detalles del "banco malo", se muestran ahora reacios a entrar sin contar con ciertas garantías. Además del descuento que se decida aplicar a los activos tóxicos, detalle que determinará la decisión final de los inversores en el banco, los fondos aspiran a lograr una preferencia en el orden de cobro por delante del Frob. Ambos "detalles" condicionan, sin duda, la rentabilidad futura de la participación en el "banco malo". Grandes bancos y fondos especializados que, sin conocer aún los detalles de la nueva sociedad que gestionará los activos, mantienen su reticencia sobre los resultados que han ofrecido estas "aventuras" semipúblicas de colaboración entre los gobiernos y las entidades privadas. Todos ellos tienen en mente el modelo norteamericano que, a pesar de los alicientes ofrecidos en su día por el Tesoro de EE UU a los inversores privados, el resultado ha sido pobre, tan sólo con plusvalías muy puntuales. Así que, el "banco malo" español deberá tener un fuerte atractivo si quiere triunfar.

La ronda de conversaciones oficiales entre técnicos de Economía y entidades privadas, sigue su curso desde que comenzaran a mediados de agosto, "sin que tengamos todos los detalles del modelo de sociedad ni los detalles para hacer hipótesis de rentabilidad", declara un técnico conocedor de los contactos. En cualquier caso, las grandes entidades bancarias cuentan con el interés mostrado por los fondos de inversión especializados en este tipo de negocio, cuyas rentabilidades superan en ocasiones el 40% (suelen comprar a precio de derribo) en plazos medios y siempre en plazos por debajo de los diez años. Son los que mayor presión están ejerciendo en la actualidad por conocer el precio de referencia, o sea, el precio al que serán traspasados a la sociedad desde la entidad bancaria titular del activo tóxico.

De banco malo se conocen algunos modelos similares de reciente creación. El alemán y el irlandés son de capital mayoritario público, lo que no sirve para comparar con el futuro modelo español, puesto que este contempla una participación mixta -pública y privada- ya que el Frob sólo podrá poseer el 50% del capital. Sin embargo, sí resulta útil el modelo que pusieron en marcha en EE UU de la mano de Tim Geithner en su etapa al frente del Tesoro. Una sociedad adquirió los activos tóxicos que fueron adquiridos por inversores privados con la financiación pública del Tesoro.

La fórmula funcionó en parte, si bien los resultados decepcionaron: el Gobierno de Obama planeaba hacerse por esta vía con algo más de 100.000 millones de dólares procedentes de fondos privados pero tan sólo se consiguieron 19.000 millones, lo que no significa que perdieron todos (Gobierno e inversores) ya que algunos fondos lograron buenos beneficios.

En el caso español, aunque también bajo el modelo mixto de colaboración, el asunto cambia debido, básicamente, a que el Gobierno (la parte pública) pretende minimizar los costes de este saneamiento bancario hasta el punto de que no le cueste nada al contribuyente. Se trata de unos 220.000 millones de euros en activos tóxicos que corresponden a las quince estidades con mayor volumen de estos activos en cartera, un volumen de saneamiento que obliga a sus "promotores", el Ejecutivo, a no cometer ni un fallo en el diseño del modelo de banco, y que para su puesta en marcha Bruselas parece estar poniendo un buen número de problemas.

Los fondos expertos en este tipo de inversión en activos tóxicos, y que actualmente estudian las posibilidades de los activos de la futura cartera del banco mal, ya pueden contar alguna experiencia con entidades como Banco Santander, al que compraron una pequeña parte de préstamos al consumo. Pero Economía no esta perdiendo el tiempo con esta demora, sino que espera a que los fondos chinos, muy interesados en entrar en el mercado por esta vía, se decidan a tomar parte en el 50% restante del banco malo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...